'Pesadilla en tu startup': así funciona este programa de mentoring con fines sociales

La figura del mentor para los emprendedores puede resultar decisiva de cara al éxito del proyecto. En este programa, que acaba de estrenar su segunda temporada, Josep Coll ofrece sus conocimientos y experiencia a cambio de donaciones a una ONG barcelonesa.

'Pesadilla en tu startup': así funciona este programa de mentoring con fines sociales

Unsplash

Innovadores

mentoring

Fran Leal

Fran Leal

El emprendimiento es sin duda uno de los términos de moda. Así, el hecho de emprender, unido al componente tecnológico, hace que proliferen las startups por doquier. Ahora bien, su supervivencia a lo largo de los años es realmente escasa y, en ocasiones, por culpa de la precipitación o no contar con un proyecto bien diseñado o financiado.

De esta manera, no es extraño el protagonismo que ha ganado la figura del mentor, un emprendedor o emprendedora que ha cosechado éxitos en sus proyectos y que puede guiar y aconsejar debidamente a aquellos que se lanzan a desarrollar sus propias ideas.

Un bagaje exitoso

En torno al mundo del mentoring existen ciertas desconfianzas. Y es que, como en toda oportunidad que se abre (y más en estos tiempos de profundos y rápidos cambios), aparecen figuras que buscan aprovechar la situación para hacerse de oro. Esta circunstancia, sin embargo, no invalida lo mucho que un buen mentor puede hacer por nuestro proyecto.

Josep Coll es un ejemplo de cómo un emprendedor exitoso se vuelca en la tarea de ayudar a quienes quieren desarrollar nuevas ideas, en base a su nutrida experiencia. Abogado especializado en propiedad intelectual y profesor de la Universidad de Girona, fundó en 2011 Red Points (compañía de protección de marca con sede en Nueva York y Barcelona) y ha sido reconocido con numerosos galardones, como ‘Mejor Idea de Futuro’, de Catalunya Ràdio en 2018; ‘Emprendedor XXI’, mejor Startup 2014 por la Generalitat, o mejor Startup 2016 por ESADE.

Con esta trayectoria, el año pasado puso en marcha ‘Pesadilla en tu startup’, el proyecto de mentoring que acaba de estrenar su segunda edición esta primera semana de marzo. Con él, ofrece su experiencia y sus conocimientos a emprendedores en apuros (como haría Alberto Chicote) que, a cambio, y aquí radica uno de los aspectos más destacables, realizarán una donación a la ONG Sense Sostre, que aporta comida a las personas sin hogar de Barcelona.

Novedades de la segunda edición

Según nos cuenta el propio Coll, en la edición del pasado año, que duró cuatro meses, participaron 40 emprendedores/startups. “Cada día de la semana solía hacer una reunión vía Skype”, asegura, con una duración de unos 45 minutos cada una. Esta segunda edición mantiene los 4 meses de duración y las reuniones por Skype, pero incorpora novedades como el ‘Teléfono Rojo del Emprendedor’, un número donde “el emprendedor puede ponerse en contacto con nosotros de forma urgente”, explica.

Además, se han propuesto aumentar la recaudación que cosecha con el programa la ONG Sense Sostre. En 2019, las donaciones alcanzaron los 7.000 euros y, en esta ocasión, Coll apunta a los 12.000, para lo que “hemos incluido la aportación mínima de 50 euros para subir los números”, puntualiza. No obstante, nos recuerda que el pasado año una startup llegó a donar 400 euros.

La importancia del aspecto psicológico

Este viaje conjunto de mentor y emprendedor, Coll destaca que “es apasionante, porque cada llamada es un mundo y un problema”. Antes de que tenga lugar la reunión, el mentor recaba información y documentación, y advierte de la importancia de estar “preparados para escuchar crítica, para lo que muchos no están dispuestos, y también para girar el timón”. Porque, en esto de emprender, “el aspecto psicológico es clave y es el que más trabajo”, apunta Coll.

“Deben creerse que están ante una oportunidad de ser dueños de sus propios destinos, de comprar su libertad y de que sus caballos de carreras sean parte de la historia de los emprendedores de este país”, sostiene. Para ello, es fundamental la capacidad de pensar a lo grande: “Me llaman muchas personas que están pensando en dejar su trabajo con nómina y emprender; si veo que tienen lo que yo llamo ‘la mirada del tigre’, les animo a hacerlo”, afirma.

Entre los principales problemas que aborda ‘Pesadilla en tu startup’ figuran la búsqueda de financiación o lo relativo a las rondas de inversión. Al respecto, Coll destaca que “preparar las primeras rondas de inversión de una startup es siempre el mismo camino”, por lo que resulta vital tenerlo claro. En primer lugar, se encuentra la ronda de familiares y amigos, donde hay que reformar la comunicación y perfilar el proyecto en las redes; después, tendríamos la ronda de Business Angels, los inversores individuales e iniciales, que requiere más preparación y tracción; y, por último, tras empezar a facturar, realizar la búsqueda de fondos de inversión nacionales, donde el trabajo financiero debe ser mucho más detallado. Al respecto, el fundador de Red Points afirma que “actualmente es un gran momento para buscar gasolina para las startups”.

No obstante, estos problemas no pueden hacer que olvidemos que pueden surgir otros, como las relaciones entre socios o las dificultades para dar a conocer el producto o servicio a los clientes. Todo cuenta en el éxito o fracaso del proyecto.

Si pides consejo, síguelo

Como ocurre en otros ámbitos, el desconocimiento es un mal consejero, y Coll lo explica así: “La mayoría de personas al emprender tiene una idea preconcebida de cómo y por dónde hay que subir la montaña, cuando nunca ha subido ninguna, y ahí está el error”. Del mismo modo, la capacidad de escuchar es determinante si quieren que la ayuda surta efecto.

En esta travesía, Coll señala que “es muy importante aportarles calma y hacerles entender la importancia de seguir a los guías para ‘subir la montaña’, siguiendo los consejos míos y de otros expertos que ya han hecho ese camino”, aunque en los primeros momentos quizá no se tenga mucha fe.

En definitiva, al igual que acudir al médico no tiene mucho sentido si no vamos a seguir sus indicaciones, “si acudes a un consejero, hay que dejarse aconsejar”, concluye Coll.

En este articulo: Emprender Emprendimiento

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando