elPeriódico economía

Jueves, 14 de noviembre del 2019

Economyz

IA cognitiva: por qué el análisis de fotos de los partidos políticos puede ayudar a las empresas

La explotación de los datos se ve condicionada por la dispersión de los mismos, que proceden de diferentes fuentes que no están unificadas

Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Santiago Abascal antes del debate electoral en televisión en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid el 4 de noviembre de 2019. 

Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Santiago Abascal antes del debate electoral en televisión en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid el 4 de noviembre de 2019.  // Ricardo Rubio (Europa Press)

Innovadores

Optimización del dato

Fran Leal

Fran Leal

La recopilación de datos y su posterior explotación ofrecen a las empresas una información de enorme valor de cara a optimizar el negocio y abrir nuevas vías, gracias a la digitalización. Ahora bien, ¿lo están aprovechando?

Las compañías están comenzando a tomarse en serio el valor del dato, pero en nuestro país casi todas las voces coinciden en señalar que existe un problema a la hora de sacarle partido a la ingente cantidad que se va recopilando. En primer lugar, porque las fuentes son muy diversas y, a menudo, no están conectadas entre sí. Por ello, no es extraño que haya iniciativas que intenten solventar esta dispersión del dato.

Análisis de las imágenes

Con la excusa de este nuevo proceso electoral que estamos viviendo, la agencia digital Novicell, que ofrece servicios de desarrollo de software y estrategia digital, ha presentado un proyecto de inteligencia artificial (IA) cognitiva que, analizando las imágenes publicadas en las webs de los distintos partidos políticos, desvela datos muy interesantes, como en qué formación hay mayor presencia femenina, la edad media o quién sonríe más.

Como nos cuenta Alberto Cañas, director de Marketing de Novicell, este proyecto pretende mostrar “de forma práctica” cómo se puede extraer información de las imágenes que proyectan las empresas a través de la web y sacar el valor oculto que hay en los datos.

En cuanto al proceso de obtención y exposición de los datos, Cañas nos ha contado cómo lo hacen: han extraído con crawler todas las imágenes publicadas en las webs de los distintos partidos (más de 8.000 imágenes procedentes del análisis de 11.000 páginas), las han pasado por un motor de IA de Microsoft y han obtenido información como “cuántas personas hay, qué color predomina o el sexo de las personas”, apunta. Como se puede ver en el gráfico, también se extrae la edad de las personas que aparecen o, incluso, aspectos visuales como si van maquilladas o tienen barba. Consiste en “un caso práctico para mostrar qué imagen dan los partidos políticos a través de sus webs, que son el activo digital más representativo, el principal”, sostiene Cañas.

En el caso concreto de los partidos políticos, vemos por ejemplo que mientras que el PSOE es la formación con mayor aparición de mujeres, Unidas Podemos cuenta con la edad media más baja. Por otra parte, la sonrisa prevalece en las imágenes de la web de Ciudadanos (67 por ciento), mientras que donde más escasea es en VOX (28 por ciento).

Todos estos datos se plasman, unificados, en un dashboard que facilita la visión general y la toma de decisiones, pues toda la información la tenemos unificada.

Búsqueda de coherencia

Estos métodos, además de aportar y unificar la información, de cara a las empresas, ayudan a encontrar elementos mejorables en relación con lo que proyectamos, que aporte la sintonía necesaria entre el discurso y la imagen. Según Cañas, la gran aportación radica en que “las personas que están al timón de la empresa pueden ver de forma ágil si lo que se publica en las redes sociales, la web o un blog es acorde a los valores o posicionamiento de la empresa”.

Del mismo modo, para llevar a cabo esta vigilancia, las compañías no pueden tener “una persona revisando 4.000 imágenes”. Ahí, la IA puede aportar mucho valor de cara a la efectividad.

Y el ámbito de actuación no solo se reduce a las imágenes, sino que “estos servicios cognitivos en la IA también pueden interpretar textos”, sostiene. El proceso sería muy parecido y el dashboard resultante podría desvelar diferentes informaciones: “el sentimiento que hay detrás del texto, las conversaciones que se están generando o las palabras más utilizadas”, entre otras.

Además, otro de los aspectos que resalta Cañas de esta recopilación de datos es la posibilidad de cruzarlos con información extraída de otros medios, como Analytics: “Puedes llegar a entender qué tipo de imágenes generan más visitas, qué retiene al visitante o cuáles funcionan mejor en un segmento concreto”. 

Estas nuevas herramientas, al fin y al cabo, van dirigidas a mejorar el negocio, para que “todos hablen el mismo idioma y agilizar el proceso de toma de decisiones”, concluye Cañas.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando