elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Internet nos permite 'ahorrar' 24 horas de tiempo al mes

La posibilidad de realizar todo tipo de gestiones y compras a través de Internet conlleva un ahorro de tiempo que, se estima, puede alcanzar las 24 horas mensuales. Eso sí, hay que mantenerse alejado de las distracciones

Internet nos permite 'ahorrar' 24 horas de tiempo al mes

Pixabay

Innovadores

GESTIÓN DEL TIEMPO

Fran Leal

Fran Leal

Internet nos ha cambiado la vida, es un hecho. La digitalización, que en ciertos aspectos genera controversia, tiene una relación directa con el crecimiento económico de los países. De hecho, según el informe ‘El impacto de la digitalización en España’, realizado por Deloitte para DigitalES, se estima que, en la media europea, un incremento del 10 por ciento en el ‘Índice de digitalización DESI’ (indicador de la UE para medir la digitalización de los estados miembros) contribuye aproximadamente con 1 punto porcentual al crecimiento del PIB per cápita real.

Si esto lo aplicamos a España, se concluye que entre 2013 y 2018 la digitalización contribuyó al PIB real con hasta 7.500 millones de euros. Pero, además del ámbito económico, hemos experimentado un ahorro de tiempo brutal gracias a las facilidades que nos brinda la red.

Compramos desde el sofá

Según el citado informe, cualquiera de nosotros puede ahorrar hasta 14 horas al mes gracias a las compras online. ¿Por qué? Pues lo cierto es que ya el 42 por ciento de las personas decide comprar por Internet para ahorrar tiempo (desplazamientos, colas, esperas…). Esto, como decíamos, lo vive cualquier ciudadano de a pie. “Antes, debías ir de una tienda a otra buscando algún producto; ahora, lo compras por Internet y te llega a casa, pudiendo visitar multitud de sitios desde tu sofá”, nos cuenta José Luis Barquilla, que trabaja en la Administración del Estado.

Incluso, dependiendo de la situación familiar, ese ahorro de tiempo puede ser mayor y nos puede evitar algún que otro quebradero de cabeza. “Ir de compras con los peques de la casa puede ser una pesadilla, porque ir de tienda en tienda no es algo que, por lo general, lleven muy bien. Con Internet, las compras son más fáciles y los niños más felices”, asegura. Lógicamente, el ahorro de tiempo dependerá de las compras que hagamos y, aunque dependa de cada caso concreto, “la diferencia entre comprar algo por Internet o hacerlo en una tienda física puede ser de varias horas”, afirma Barquilla.

Se acabaron las colas en Hacienda

Hace unos años (y aún hoy en determinadas gestiones), hacer cualquier trámite burocrático podía conllevar una mañana entera, si no varias. Eso con Internet cada vez es menos frecuente y ya, por ejemplo, te puedes dar de alta en autónomos de forma telemática.

“Otra de las cosas que se hacen ya por Internet son todo tipo de gestiones con tu banco o la Administración: hacer una transferencia, presentar la declaración de la renta, pedir un certificado de empadronamiento, etc.”, expone Barquilla. Ahora bien, y esto es un consejo, cuanto más tardemos en obtener nuestro certificado digital, más tiempo estaremos perdiendo, porque sin él son muy pocos los trámites administrativos que podemos completar de manera virtual.

El teletrabajo, otra fuente de ahorro

El desarrollo tecnológico también nos permite ya trabajar desde cualquier sitio y desde todo tipo de dispositivos, por lo que tanto empleados como empresas recurren cada vez más a esta manera de trabajar. Según el informe de DigitalES, una persona que teletrabaje un día a la semana puede llegar a ahorrar 4 horas al mes en desplazamientos a su centro laboral. Ahora bien, estos datos responden a la media pues, como es bien sabido, en las grandes ciudades estos plazos pueden ser mucho mayores. Y si teletrabajamos más de un día a la semana, el ahorro de tiempo ya se dispara.

La búsqueda de información y documentación es otro punto en el que hemos ganado claramente. Según DigitalES, se podrían cifrar en 4 las horas que ahorramos cada 30 días. “Yo lo aprovecho mucho a la hora de buscar información para mi trabajo, algo que antes era inimaginable. Es una hemeroteca de lujo, pero eso sí hay que tener cuidado con las fuentes”, advierte la periodista y escritora Maite Cabrerizo. Además, esta búsqueda de información trasciende el contexto laboral, con importantes ventajas a la hora de preparar “mis viajes o consultar recetas de cocina, que es un mundo”, afirma.

Barquilla, por su parte, destaca que en el ámbito laboral el ahorro de tiempo es considerable: “Empezando por la eliminación del papel a la hora de tramitar expedientes. Antes de Internet todo se hacía en papel, y cada documento que necesitaba varias firmas debía moverse de despacho en despacho y en muchas ocasiones de centro de trabajo a centro de trabajo, algo que con la firma electrónica y la trasmisión de información por internet es casi automático”.

Cuidado con las distracciones

A pesar de todas las ventajas que hemos enumerado, Internet también puede ser un enorme foco de distracciones que haga que perdamos todo el tiempo ganado, y más. “Las ganas de ‘cotilleo’, la curiosidad o las redes sociales” son para Cabrerizo algunas de las culpables, que “te hacen navegar por páginas que no tenías pensado y, cuando te das cuenta, andas perdida y desnortada, muy alejada del objetivo inicial”. Mantenerse alejado de las distracciones, al fin y al cabo, “exige fortaleza mental y no es nada fácil”, reconoce Cabrerizo. Ahora bien, como concluye Barquilla, si tenemos autocontrol, “aunque Internet también te puede hacer perder el tiempo, en líneas generales, te permite ahorrarlo”.

En este articulo: Tendencias Tecnología

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando