elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

6 riesgos a los que se enfrentan las startups en su día a día y cómo prevenirlos

Aunque comenzar es duro y muchas se quedan por el camino, el día a día de una startup que ha 'sobrevivido' tampoco es fácil

Aunque comenzar es duro y muchas se quedan por el camino, el día a día de una startup que ha “sobrevivido” tampoco es fácil

Aunque comenzar es duro y muchas se quedan por el camino, el día a día de una startup que ha “sobrevivido” tampoco es fácil // Mario Gogh (Unsplash)

Innovadores

NEGOCIOS EMERGENTES

Lidia Alvarez Byzness

Lidia Álvarez Vellido

Según el Informe GEM España 2018-2019, las personas involucradas en abandonos de iniciativas emprendedoras representaron el 1,7% de la población encuestada durante 2018, 0,2 puntos por debajo que los resultados del año anterior en el que alcanzaban el 1,9%.

El motivo de cierre de casi la mitad de los encuestados en la última edición del Informe GEM es la falta de rentabilidad del negocio, mientras que un 8,9% vio oportunidad de venta.

“El hecho de no elegir a un equipo capaz de generar el crecimiento exponencial, la falta de financiación y llegar muy temprano o tarde al mercado” son las principales razones por las que Natalia Piccinin, CRO y cofundadora  de Nemuru, cree que las iniciativas emprendedoras fracasan en sus primeras fases.

En cuanto al equipo, la emprendedora asegura que “el factor humano es determinante para hacer que cualquier idea sea fructífera” y asegura que fue uno de los desafíos a los que se enfrentaron al crear esta plataforma que hace de intermediario para permitir a los profesionales de venta de servicios ofrecer vías de financiación inmediatas y flexibles a sus clientes en el punto de venta.

Además de estos, Piccinin nos ha dado 6 riesgos a los que se enfrenta una startup en su actividad y las posibles soluciones a cada uno:

1. Riesgos Operacionales 

En su fase inicial, las startups lanzan un mínimo producto viable para que sea testado de forma rápida por los clientes potenciales con el objetivo de medir la aceptación y la viabilidad del negocio. Una vez comprobado, a raíz de los resultados los emprendedores comienzan a mejorar el producto o pivotarlo, pero en todas estas fases existen riesgos operacionales asociados.

La mejor forma de prevenirlos es “trabajar con tecnología para minimizar lo máximo posible el flujo de trabajo, utilizar proveedores digitales para administrar los procesos, generar un business continuity plan y tener una matriz de riesgo en cada punto manual del proceso con controles duales”, explica Piccinin.

2.Riesgo de impago

Los impagos de los clientes pueden llevar a un círculo vicioso capaz de hacer peligrar la estructura organizacional de la startup. Además, no tener un flujo de caja suficiente deriva en no poder hacer frente a las necesidades asociadas al negocio, como puede ser pagar las nóminas de los empleados, los gastos fijos o los impuestos. 

En este sentido, la emprendedora destaca que el momento de elección de clientes debe ser robusto además de tener un cuadro de alertas para evaluar el estado de los mismos con las relaciones de pago. En el caso de haber ocurrido el impago, “hay que tener una estrategia de recobro lo más ajustada y simple posible”.

3. Riesgo de falta de liquidez

Para hacer frente a este problema la cofundadora de Nemuru aconseja tener un Business Plan y un Forecast lo más cercano a la realidad posible, “generando un control de presupuesto vs realidad de forma periódica, generando alertas de desvío y tratando de anticipar las acciones de negocio y los efectos del contexto macroeconómico”.

4. Problemas legales

La protección de datos de usuarios, el pacto de socios, la constitución de la sociedad, así como determinar cómo se realizará el reparto de dividendos y salida de socios en caso de cesar la sociedad; son algunos aspectos que hay que tener en cuenta.

Para ello, Piccinin recomienda externalizar o internalizar la operativa legal y evaluar la normativa y contratos pertinentes en el sector y las condiciones del país.

5. Falta de financiación

Una de las problemáticas más comunes de las startups es no poder cerrar presupuestos de clientes por la falta de financiación de éstos. Para que esto no te ocurra es importante “conocer bien los instrumentos de financiación, contactar a proveedores idóneos que te ayuden a conseguir financiación estatal, participar en concursos y eventos del ecosistema emprendedor, tener consejeros y smart capital para crear una buena red de contactos”.

6. No atraer clientes o insatisfacción de los mismos

Se estima que 9 de cada 10 clientes insatisfechos no se quejan a la empresa sino que lo hacen por otras vías. Desde Nemuru aseguran que son estos “clientes silenciosos” en los que se debe poner el foco.

Además, la cofundadora de la plataforma cree que generar un mapa de empatía y un customer journey (término que hace referencia a los ciclos de interacción del cliente sobre una marca) que responda a las necesidades del cliente potencial. Además tener un plan de marketing y comercialización ajustado al consumidor y a la fase de la startup también es importante.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando