elPeriódico economía

Lunes, 14 de octubre del 2019

Economyz

El dato, pieza clave para la personalización en los servicios turísticos

Como en tantos otros sectores, la recopilación, ordenación y explotación de los datos en el sector turístico favorece una mejor toma de decisiones y a mayor velocidad. La automatización, determinante para optimizar el beneficio

La gestión y explotación del dato es vital para el sector turístico

La gestión y explotación del dato es vital para el sector turístico // Gerd Altmann (Pixabay)

Innovadores

TURISMO

Fran Leal

Fran Leal

Con la tecnología, el aluvión de datos en las compañías es una realidad. Saber gestionarlos y explotarlos es clave en el proceso de transformación digital que están viviendo.

Prácticamente todos los sectores están viéndose afectados por esta revolución, y el turístico es buena prueba de ello. A la implantación de tecnología que impacte en los servicios y procesos, hay que sumar esta gestión de los datos, para sacarle el mayor partido y optimizar el negocio.

La información es poder

Desde Vass, compañía dedicada a ofrecer soluciones digitales, hacen hincapié en esa importancia del dato y aportan 6 consejos para que su gestión sea adecuada en las empresas turísticas:

  • Lo primero sería analizar el modelo de datos de la compañía, para detectar los errores que estamos cometiendo. Desde la empresa abogan por migrar los sistemas de información a un modelo Data Centric, con lo que se favorece la identificación y puesta en orden de los datos.
  • Es vital ordenar los datos y analizar la antigüedad de los mismos, con lo que podremos priorizar su importancia, así como establecer relaciones entre ellos. Es recomendable tener una única capa de acceso a los datos que posibilite un acceso adecuado y replique cada uno de los cambios.
  • También es importante prestar atención al significado semántico de los datos, para que su consulta y explotación sea inequívoca, sin lugar a confusión.
  • Se debe perseguir un sistema de predicción preciso, basado en los datos, para potenciar la personalización del servicio.
  • A partir de aquí, con todo bien preparado, llega el momento de incorporar el machine learning, afirman desde Vass. Establecer un sistema autónomo que aprende de la información almacenada que procesa
  • Finalmente, desde la compañía recurren a uno de sus lemas: “El objetivo del marketing del siglo XXI es convertir la publicidad en información”, con una meta clara, aumentar las ventas.

Una inversión necesaria

La inversión para alcanzar esta gestión de los datos es determinante, según Pedro Antón, director de Travel de Vass. En su opinión, “Hay un poco de todo. Los actores más grandes están trabajando ya en ello, pero a los pequeños aún les queda un poco grande”. No obstante, “la inversión influye bastante y tiene que ser importante”, afirma.

En relación a la industria turística, considera que “tiene muchos sistemas de información dispersos, que se han ido informatizando poco a poco (primero la recepción, después el sistema de reservas, la comunicación con los canales de distribución...), y la cuestión es que cada uno de estos sistemas tienen modelos de datos distintos y ahora hay que conectarlos todos; esto no es baladí”.

La automatización y el cambio de modelo

En este contexto, la inteligencia artificial tiene mucho que decir, como ocurre en tantos otros sectores: “Los procesos y algoritmos que hay con un sistema de información adecuado, donde podemos acceder a mucha información, puede ayudar mucho a prever el comportamiento del cliente”, asegura Antón.

La automatización, además, tendrá un papel fundamental, porque aunque los analistas son la clave, como nos cuenta Antón, “cuando automatizas su trabajo, puedes obtener patrones de comportamiento muy rápidos, útiles y ricos en información, para llegar a conocer a los individuos, algo que está ocurriendo en todos los mercados”. Hace hincapié precisamente en el cambio que ha habido en este sentido. Mientras que antes se colocaban perfiles por franja de edad, sexo, origen, ingresos, etc., y en base a esto se tomaban las decisiones, ahora, “con toda la información que se tiene, y como la cantidad de variables puede ser enorme, se puede optimizar el negocio en todos los procesos”.

Ante la problemática relacionada con la pérdida de empleos debido a esta automatización, Antón puntualiza que no se trata tanto de ahorrar costes, como de generar más beneficio en las empresas, así como poder ofrecer experiencias más fácilmente consumibles y optimizar así el beneficio. “Para competir con otros mercados, con los que no puedes competir en precio, tienes que aportar un valor diferencial”, confirma.

La personalización del servicio

El hecho de posicionar al cliente en el centro de todo, sin duda es de gran valor y utilidad para las compañías, pero Antón recalca que “no es nuevo y es algo que lleva ya muchos años asentado en España”. El gran cambio radica en que “las experiencias ya no son para todos iguales. Ya no se pueden empaquetar, sino que se tienen que parametrizar una a una. Este ecosistema de datos y analítica posibilita que la experiencia que ofreces al turista sea cada vez más la que él quiere escuchar. Es transformar la publicidad en información”, concluye, en consonancia con el lema de su compañía.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando