elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Un mes despertándome con Google

Google ha puesto en el mercado Google Nest Hub, un altavoz inteligente, que va un paso más allá, ya que incorpora una pantalla táctil

Google Nest Hub, pantalla de bienvenida a usuario.

Google Nest Hub, pantalla de bienvenida a usuario.

Innovadores

GOOGLE NEST HUB

Marta Gracia

Marta Gracia

Google está presente en casi todas las acciones que hacemos al día. En el correo, si miras en un mapa cómo llegar a una dirección o si quieres saber la última noticia del día. Ahora te acompaña en casa,  y ya no solo con la voz, sino también con la imagen, pero solo usando tu voz. El Google Nest Hub ha llegado para que con solo tu voz  puedas obtener  directamente sobre la pantalla de Nest Hub lo mejor de Google, como búsquedas, YouTube, Fotos, Calendar, Maps y mucho más.

Lo probé durante un mes, sin ningún tipo de necesidad, y el resultado ha sido interesante, pero sigue sin ser imprescindible. No obstante, cuando la sociedad se adapte a los comandos de voz será cada vez más necesario en los hogares, pero por ahora sigue siendo algo que ayuda.Google Nest Hub es un Google Home Mini pegado a una pantalla de 7 pulgadas. Por tanto, con este dispositivo se hacer todo lo que se puede hacer con un Google Home o Home Mini, desde realizar consultas y obtener información sobre temas concretos, hasta controlar los dispositivos de nuestro hogar inteligente usando solo la voz.

Lo primero que hice fue programar la app Google Home de mi móvil para poder realizar todas las tareas. Una vez sincronizado el Google Nest Hub decidí poner una tarea diaria, que al comando ‘Buenos días’ me lo reprodujera todos los días. Mi acciones fueron: la hora, el tiempo, el tráfico al trabajo, las noticias y música. Todos los días, me despertaba y al decir ‘Ok, Google, buenos días’, el Google Nest Hub me respondía con otro buenos días y acto seguido me decía la temperatura, una información útil para saber qué ropa llevar; el tráfico, también útil para darma más o menos prisa para salir. 

Las noticias y la música, por su parte, lo veo menos útil, no al nivel del tráfico o el tiempo. Ya que me puedo ir informando con el móvil en la mano mientras desayuno. No obstante, hay que remarcar que esta “rutina diaria” es algo que puedes programarlo con las acciones que quieras. Antes de esta rutina, Google Nest Hub me despertaba con la alarma. Después de la rutina, le pedía a Google las tareas que tenía en la agenda para ese día: me recordaba cumpleaños que tenía apuntados en el calendario.

La pantalla, sello diferencial

Una de las mejores partes de Google Nest Hub es, sin duda, la pantalla, que puedas ver un videoclip de música o seguir la receta leyéndola es un punto a favor. Además, Google ha firmado un acuerdo con Canal Cocina para proporcionar recetas al servicio. El panel LCD de 7 pulgadas con 1024 x 600 píxeles de resolución no es una gran pantalla, pero es diferencial respecto a otros altavoces inteligentes. 

Además, Google Nest Hub te da la opción de, cuando no esté en uso, poner en la pantalla un reloj o fotos. Así que también puede usarse como un marco digital o como un reloj. En este aspecto me servía porque cuando no tenía el móvil o mi reloj de pulsera a mano, echaba siempre un vistazo. Destaca que el panel nunca estará más o menos iluminado de lo necesario. De ello se encarga el sensor de luz “Ambient EQ” ubicado en la parte superior del panel, encargado de ajustar tanto el nivel de brillo de la pantalla como la temperatura del color dependiendo de la luz ambiental. 

También tiene la opción de Google Fotos  y así se puede almacenar, revivir y compartir todos tus recuerdos. Con Nest Hub, puedes usar tu voz para ver las imágenes que has capturado con tu móvil y ver tus álbumes favoritos en Google Fotos, incluso cuando la pantalla no se está usando. Gracias al machine learning, sin molestias de carga, Google Nest Hub es un estupendo regalo para familiares y amigos que disfrutan compartiendo sus recuerdos.

Fallo

La principal utilidad que tiene el Google Nest Hub es que tu casa esté conectada. Aquí es el primer fallo en mi caso, ya que se necesita productos inteligentes compatibles con Google o enchufes que estén conectados. En ese caso, yo podría haber dicho, ‘ok Google, apágame las luces del dormitorio' y se hubiesen apagado, pero para ello necesitas una casa más conectada.

Otro fallo que he notado es que al principio, si tocabas la pantalla se desconfiguraba y empezaba a leer el código html de todas las webs a las que se dirigía. Además, por la noche, en tres o cuatro ocasiones, decía en alto la hora varias veces seguidas. El altavoz del Nest Hub está ubicado a la espalda del dispositivo, de modo que en la mayoría de ocasiones este no estará dirigido hacia nuestra posición. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando