elPeriódico economía

Sábado, 20 de julio del 2019

Economyz

España se cuela en el 'top ten' de países atractivos para el talento digital

Nuestro país alcanza la octava posición, mientras que Barcelona es la quinta ciudad más valorada. La falta de perfiles autóctonos abre las puertas al talento extranjero y las compañías compiten entre ellas para hacerse con sus servicios

Los candidatos tienen hoy día otras expectativas sobre el empleo

Los candidatos tienen hoy día otras expectativas sobre el empleo // rawpixel (pixabay)

Innovadores

'DECODING DIGITAL TALENT'

Fran Leal

Fran Leal

No es nuevo el hecho de que en nuestro país tenemos una importante carencia de trabajadores del ámbito digital. En cambio, España se posiciona como el octavo país más atractivo de cara a este talento.

Dentro del ‘top ten’

Según el estudio Decoding Digital Talent, realizado por Boston Consulting Group (BCG) y The Network, España ocupa la octava plaza por detrás de Estados Unidos (que encabeza la lista), Alemania o Canadá, que cierra el podio. 

El estudio ha consistido en 27.000 encuestas a trabajadores del ámbito digital (programación, desarrollo web, desarrollo app, inteligencia artificial, robótica e ingeniería) en 180 países. Entre otros datos, se extrae que el 80 por ciento de estos expertos digitales cuenta con una carrera universitaria o que una mayoría prefiere desempeñar su labor en una gran empresa. Además, el 68 por ciento son hombres, una minoría se encuentra en la alta dirección (9 por ciento) y más del 40 por ciento trabaja en puestos sin responsabilidades de gestión.

Barcelona, muy bien posicionada

Aunque sea EEUU el principal destino, en lo que se refiere a las ciudades, Londres lidera la clasificación. Barcelona, por su parte, logra una esperanzadora quinta plaza. 

Movilidad geográfica

El déficit de perfiles digitales es un hecho. En cambio, esas vacantes de trabajadores nacionales pueden ser cubiertas por empleados procedentes de otros países. Algo avalado por el hecho de que el 67 por ciento de estos perfiles declara estar dispuesto a cambiar de país con el objetivo de mejorar su trayectoria profesional. Este porcentaje, fuera del ámbito digital, desciende hasta el 55 por ciento.

Si bien existen zonas como China, donde menos de uno de cada cuatro trabajadores está predispuesto a hacer las maletas, lo cierto es que en otros países como India o Brasil más del 75 por ciento se muestra a favor de cambiar de aires con motivos laborales.

Dificultad para atraer y retener talento

Hay diferentes motivos que explican estas dificultades. En primer lugar, podríamos citar la falta de perfiles suficientes para cubrir todas las plazas que se van abriendo. Al respecto, Jorge González, director de Modis IT, apunta que “todas las empresas están emprendiendo o desarrollando nuevos modelos de negocio basados en el uso intensivo de tecnologías. Por ello, todo el mercado trata de contratar los mismos perfiles”.

Pilar Llácer, responsable de Carreras Profesionales de EAE Business School, señala que “hay un a brecha acentuada entre el sistema educativo y lo que requieren las empresas, y cada vez va a más”. En resumidas cuentas, el mercado evoluciona a una velocidad superior a la que se forman en estas nuevas habilidades los trabajadores.

Cambio de mentalidad

A esa falta de candidatos, hay que añadir el cambio que ha habido en las reglas del juego. “La dificultad principal radica en que los candidatos valoran todo tipo de variables a la hora de plantearse un cambio de empresa”, sostiene Sara Álvarez, manager de Spring Professional.

Entre las variables que solicitan los candidatos, Álvarez hace hincapié en cuatro que están muy valoradas:

  • Los candidatos ponen en valor el proyecto y exigen a las empresas que trabajen con las últimas tecnologías.
  • La banda salarial debe ser competitiva, respecto a lo que se ofrece en el mercado.
  • Se valora positivamente la agilidad en los procesos de selección, porque el tiempo y su gestión cada vez cobra mayor importancia.
  • Salario emocional: conciliación, flexibilidad, teletrabajo… Son solo algunos de los aspectos que forman parte de esta nueva manera de entender el trabajo, relacionada con la calidad de vida y la motivación.

De cara a entender este nuevo contexto, Llácer recalca que las nuevas generaciones cuentan con expectativas diferentes en las compañías: “Su expectativa en la empresa no es para toda la vida, sino que va por proyectos, que sean atractivos y donde puedan participar de forma activa”. Las empresas tienen que entender que el empleado no responde como hace unos años ni a los mismos estímulos. Al respecto, Llácer advierte que “están intentando retener a base de subidas de sueldos y otras medidas, pero no ahondan en los verdaderos motivos”. A fin de cuentas, como afirma la experta de EAE Business School, en relación a algunos perfiles específicos, “los empleados tienen la sartén por el mango".

Las compañías compiten por fichar talento

Si a la falta de perfiles digitales añadimos la cantidad de compañías especializadas, la competencia entre ellas está servida. González destaca que “actualmente hay más de 47.000 empresas que desarrollan tecnología y prestan servicios de carácter digital. Además, todas las corporaciones de negocios no tecnológicos han agregado el uso de tecnología como una parte más del negocio, no solo como herramienta, por lo que el profesional puede trabajar en cualquier modelo de empresa”. De hecho, el director de Modis IT es aún más directo: “Hay más competencia entre las empresas por captar talento y retenerlo que entre los profesionales por optar a un nuevo puesto de trabajo”.

Álvarez, por su parte, hace hincapié en la necesidad de que las empresas tengan cierto reconocimiento dentro de su sector. Y, para lograrlo, “el primer paso es tener el mejor talento dentro de la empresa”, concluye.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando