elPeriódico economía

Lunes, 23 de septiembre del 2019

Economyz

CounterCraft: "Es imposible proteger tu compañía de los ciberataques al 100%"

Los ciberataques han comenzado a ser una de las grandes preocupaciones empresariales que afectan a cualquier tipo de organización "sea del tamaño que sea". Hablamos con David Barroso, CEO y cofundador de CounterCraft

David Barroso, cofundador y CEO de CounterCraft.

David Barroso, cofundador y CEO de CounterCraft. // CounterCraft (Foto cedida)

Innovadores

ENTREVISTA DAVID BARROSO, CEO COUNTERCRAFT

Lidia Alvarez Byzness

Lidia Álvarez Vellido

Según una encuesta realizada por Softonic a principios de año, 7 de cada 10 españoles habían sufrido algún tipo de ciberataque durante 2018.

Por su parte, ENISA, la Agencia de Seguridad de las Redes y de la Información de la Unión Europea, publicó en su último informe las ciberamenazas más comunes de ese mismo año, siendo los Malware (software peligroso), ataques a webs, ataques a aplicaciones, Phishing (suplantación de la identidad) o los ataques de denegación de servicio los más comunes.

Pero estos ataques virtuales no sólo ocurren en el ordenador de tu casa, las empresas también son vulnerables a los mismos, “sean del tamaño que sean”.

Así lo explica David Barroso, CEO y cofundador de CounterCraft, quien añade que muchos de estos ataques “se producen mediante técnicas para engañar a las personas ya que somos humanos y comentemos más fallos que las máquinas”, por lo que, en lo que se refiere a las empresas, muchos de estos problemas vienen ocasionados por los empleados.

Acabar con los atacantes a través de trampas

“En nuestro sector comentamos que no existe ordenador protegido, ni aquél que se encuentra enterrado a metros de profundidad”, comenta Barroso, quien hace hincapié en la imposibilidad de preservar la seguridad en la red, “es imposible estar protegido al 100% y quien diga lo contrario, miente”.

Según su cofundador, asumir esta realidad es la principal característica que diferencia a CounterCraft del resto de empresas de esta industria.

Teniendo en cuenta que es algo que puede pasar, su modo de trabajo es “ponérselo complicado a los atacantes” a través de un despliegue de trampas. En el caso de una organización estos engaños se reparten por toda la compañía, incluída la documentación, portátiles de empleados, móviles e Internet; entre otros.

Con esta fórmula se podrá identificar, por un lado, la realidad de un problema de seguridad y por otro, se podrá sacar información acerca de los objetivos que tiene el atacante, los intereses que tiene, el modus operandi, cómo se mueve dentro y fuera de la empresa e incluso, quién puede ser la persona o grupo que está detrás (pudiendo ser un competidor, una potencia extranjera o un empleado descontento).

Aunque Barroso sabe que es “muy complicado estar preparado del todo”, para no llegar a esta situación, el experto aconseja estar listo por si ocurre algo, “igual que inviertes en estar protegido, destina inversión en medidas para identificar que algo ocurre y que pueda reaccionar lo más rápido posible”.

Estas agresiones tienen grandes efectos para las empresas y dependiendo de su tamaño pueden llegar a tener consecuencias de imagen y marca, bajadas del valor bursátil,en sus finanzas, así como enfrentarse a grandes multas debido, por ejemplo, a la pérdida de datos personales de clientes.

Asimismo, Barroso asegura que han visto pymes que “incluso han tenido que cerrar por incidentes de seguridad informática porque les han cifrado toda la información de clientes y proveedores y no han podido recuperarla. Esto suele minar la confianza de las personas para trabajar con esa empresa”.

La seguridad pasa a un segundo plano en el sector tecnológico

Las tensiones geopolíticas (como el caso de Trump y Huaweii) y la rapidez de fabricación de los dispositivos hacen que la seguridad “pase a un segundo plano”, denuncia el experto.

Hay mucha tensión política ya que al fin y al cabo, quien sea dueño de la tecnología es el dueño del mundo hoy en día, por lo que las dependencias tecnológicas son enormes y la seguridad también depende de estas guerras”.

En cuanto al proceso de fabricación de la tecnología, Barroso asegura que la rapidez por sacar al mercado los dispositivos hacen que no se mida la seguridad ya que esta necesita un proceso más largo en el que se revise bien.

La startup española con la internacionalización como objetivo

Con casi 20 años de experiencia, los tres fundadores de CounterCraft tienen claro que sus esfuerzos están guiados hacia la expansión internacional, en concreto saltar a Estados Unidos, “el mercado más grande de la seguridad informática”.

Desde su creación en septiembre de 2015, han sido muchas las ocasiones en las que los emprendedores han dejado a un lado todos sus conocimientos informáticos para aprender estrategias de cómo llegar a un cliente, de mercado, a hablar con analistas y entrar en sectores “que hasta ahora no conocíamos” como el retail, la industria farmacéutica, militar o industrial.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando