elPeriódico economía

Jueves, 27 de junio del 2019

Economyz

Crece la inversión en I+D+i en España... pero también la brecha con Europa

La inversión total en I+D+i aumentó en 2017 un 6%, pero aún estamos un 5,8% por debajo de los valores de 2009. Además, la media europea se sitúa en el 2,07% y crece más rápido

La investigación requiere de un respaldo más importante

La investigación requiere de un respaldo más importante // FERRAN NADEU

Innovadores

INFORME COTEC 2019

Fran Leal

Fran Leal

Los frenéticos procesos electorales que hemos vivido quizás puedan hacer que perdamos la noción de la realidad. Después de escuchar las propuestas de los principales candidatos en materia de innovación, podría parecer que España apuesta firmemente por esta partida. Pero los datos, aunque mejoran respecto a otros años, no mienten y dejan claro que el respaldo a la I+D+i tiene que ser mayor.

La innovación, a examen

Fundación Cotec ha presentado su informe 2019, donde hace un profundo repaso de cuál es la situación por la que pasa la I+D+i en nuestro país. Lo primero que cabe destacar es que 2017 (último año analizado), supone el tercer incremento anual consecutivo de la inversión. De hecho, ese año la inversión total ascendió a 14.052 millones de euros, lo que supone un aumento del 6 por ciento respecto a 2016.

En este incremento de la inversión total, vuelve a ser el sector privado el que lleva la voz cantante, con un aumento del 8,2 por ciento, mientras que Administraciones y universidades se quedaron en un incremento del 3,3 por ciento.

Por otra parte, en el informe se destaca que, por primera vez en siete años, la I+D+i gana peso en el conjunto de la estructura productiva, al alcanzar el 1,2 por ciento del PIB en 2017, aunque se vea aún muy lejos el objetivo de llegar al 2 por ciento en 2020.

Las comparaciones son odiosas

Si comparamos estas cifras con otros países, esa sensación de ir a mejor puede decaer bastante. De hecho, ese 1,2 por ciento del PIB en 2017 se encuentra a años luz del 2,07 por ciento de promedio que registra la Unión Europea (UE). Más aún si tenemos en cuenta que el crecimiento de España fue de 0,01 puntos (alcanzaba el 1,19 en 2016) y el de la UE-28 fue de 0,03 puntos (el 2,04 por ciento en 2016). ¿Conclusión? Aunque mejoren las cifras, la brecha con respecto a nuestro entorno sigue ampliándose.

En relación a la variación acumulada de la inversión en I+D+i entre 2009 y 2017, la situación de España es aún peor, pues acumula una caída del 5,8 por ciento, frente al 22 por ciento de crecimiento de la media europea. China, por su parte, registra en este periodo un aumento del 99 por ciento, a lo que hay que añadir que el país asiático solo contabiliza hasta 2015 (últimos datos disponibles).

No se ejecuta ni el 50%

Otro de los datos más preocupantes es el nivel de ejecución del presupuesto asignado a la I+D+i. A partir de los informes de liquidación de los Presupuestos de 2000 a 2018 de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), desde Cotec muestran cómo el pasado año 2018 tan solo se ejecutó el 46,8 por ciento de lo presupuestado, menos de la mitad. Y aún más preocupante puede ser al compararlo con el 95,5 por ciento que se llegó a registrar en 2006, justo antes de la crisis.

Este dato sitúa a esta partida entre las de menor tasa de ejecución. Como ilustra el informe de Cotec, Pensiones, Defensa, Justicia o Seguridad Ciudadana son otro cantar, estando todas por encima del 95 por ciento en tasa de ejecución. Por detrás, Infraestructuras (80,4), Industria y energía (75,9) o Fomento del empleo (75,2) también registran mejores números. Aunque también hay partidas como la de Comercio, Turismo y Pymes que están por debajo (43,4 por ciento).

Crece la contratación de investigadores

En lo que respecta al empleo, y más concretamente al de investigadores, en el año 2017 nuestro país aumentó en 6.500 su número de investigadores, alcanzando los 133.195. Pero, una vez más, no se comportan igual el sector privado y el público. Si nos fijamos en la variación acumulada desde 2009 a 2017, el número de investigadores públicos ha sufrido un descenso del 4,5 por ciento. En cambio, el sector privado alcanza un 7,4 por ciento de incremento, respecto a aquel año.

En este articulo: I+D Innovación

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando