elPeriódico economía

Jueves, 27 de junio del 2019

Economyz

Los microinfluencers salen más rentables a las marcas que las 'celebrities'

Los perfiles más modestos aportan una serie de ventajas a las compañías como la cercanía, la confianza y unos costes más bajos de las campañas de comercio electrónico

Los microinfluencers le van ganando terreno a los pesos pesados

Los microinfluencers le van ganando terreno a los pesos pesados // cloudlynx

Innovadores

TENDENCIAS ECOMMERCE

Fran Leal

Fran Leal

Hasta hace relativamente poco tiempo, las compañías que hacían campañas de ecommerce en redes con influencers las llevaban a cabo con perfiles muy altos, personas de renombre y fama que contaban con, incluso, millones de seguidores. En cambio, esta tendencia ha visto cómo ha entrado un nuevo actor en la partida: el microinfluencer.

Un impacto más relevante

Un microinfluencer es un perfil mucho más modesto que las grandes celebrities y las empresas están comenzando a ver las ventajas que tiene trabajar con ellos. Además, comienzan a aparecer iniciativas empresariales orientadas a este nicho de negocio. Un ejemplo es Neeuton, una herramienta que analiza a los seguidores de una marca en Instagram para, posteriormente, seleccionar entre ellos a los microinfluencers más adecuados (a partir de 10.000 seguidores) y lanzar campañas automatizadas con ellos, con la posibilidad de analizar los resultados.

Según Eduardo Corral, CEO de Neeuton, al trabajar con perfiles altos se dieron cuenta de algunos aspectos que no terminaban de encajar: “Algunos influencers, en un mismo mes, han hecho campañas con tres marcas que son competidoras entre ellas, y sus seguidores son completamente conscientes de que cobran por ello, por lo que la credibilidad se resiente”, nos cuenta.

Además, también resalta la importancia del alcance real de las campañas, del impacto que tienen. En su opinión, “cuanto más alto es el perfil del influencer, más bajo es el ratio”, y afirma que “hacer una acción con un influencer que tiene un millón de seguidores tiene menos alcance que hacer 100 acciones con microinfluencers de 10.000 seguidores”.

Proactividad y calidad

Parte de ese mayor impacto procede del comportamiento que tienen estos microinfluencers. En primer lugar, son personas que tienen una buena opinión sobre la marca, y eso se nota. Pero, además, su trato con sus seguidores es mucho más cercano que el que muestran los influencers. Y otra de las claves es la que destaca Corral: “El microinfluencer contesta a los mensajes, a diferencia del gran influencer”, aumentando notablemente la interacción.

Por otro lado, estos embajadores, más cercanos a las marcas, generan “mucho contenido y de alta calidad”, afirma Corral, mientras que el gran influencer se limita más a lo estrictamente contractual.

Costes más asequibles

Estas acciones de perfil más bajo además suponen un importante ahorro para las compañías. Como explica Corral, al buscar a estos embajadores entre los seguidores de la propia marca, “cuando les contactas, están encantados”. Esa afinidad previa, además, facilita mucho las negociaciones. De hecho, las gran mayoría de los acuerdos se basan en prueba de productos, “más que en una retribución económica”. Existe también otro tipo de contraprestación por parte de las marcas, como “descuentos para ellos y sus seguidores, así como múltiples experiencias (inauguraciones, invitaciones a eventos exclusivos…)”, expone Corral.

No obstante, la gestión de las campañas sí son más laboriosas, por el simple hecho de que se trabaja con más embajadores a la vez. De ahí la necesidad de facilitar el trabajo a través de la automatización.

Consejos para trabajar con un microinfluencer

Desde la compañía destacan una serie de claves que pueden ayudar a la hora de iniciar una acción de ecommerce en Instagram con un perfil más modesto que el de las grandes ‘celebrities’:

  • Seleccionar al embajador adecuado, porque es la clave del éxito.
  • Enviar las muestras de producto y hacer sorteos entre los seguidores.
  • Las cuentas deben tener, como mínimo, 10.000 seguidores, que son las que pueden enlazar un link en el stories.
  • Proporcionar al embajador descuentos exclusivos en productos que luego puedan ser promocionados.
  • Llevar a cabo concursos, que cuenten con un hashtag para medir la participación de los seguidores.
  • Activar Instagram Shopping, para que se pueda comprar desde la aplicación y captar el mayor número de ventas.
  • También es interesante ceder el control de la cuenta de la marca al embajador, para que desde ahí pueda crear y compartir contenidos (práctica conocida como takeover).

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando