elPeriódico economía

Sábado, 20 de julio del 2019

Economyz

Ir a tu centro de salud será cosa del pasado

Los cambios y avances asociados a la tecnología también afectan a nuestra salud, de la mano de una atención médica más precisa y personalizada. Todo ello conlleva mejoras en múltiples aspectos clínicos, además de contribuir al ahorro de costes

La tecnología también afecta a nuestra salud

La tecnología también afecta a nuestra salud // Gerd Altmann / Pixabay

Innovadores

TELEMEDICINA

Fran Leal

Fran Leal

El desarrollo tecnológico y el proceso de transformación digital están inundando todos y cada uno de los sectores económicos. ¿El objetivo? Automatizar procesos, reducir costes y ganar en eficacia. Pues bien, igual que ocurre en el turismo, la industria, la automoción o incluso la educación, también el sector sanitario sucumbe a los cantos de sirena procedentes de la digitalización. Y no es extraño, porque son numerosas las ventajas que ofrece la tecnología en su aplicación al campo de la salud.

Una relación muy estrecha

En verdad, los avances de la tecnología y la salud siempre han ido de la mano, pero es que el desarrollo actual y la velocidad de los cambios están provocando una auténtica revolución en el sector. Porque sí, muy pronto no habrá que ir a la consulta de nuestro médico de familia si no es estrictamente necesario. Solo por eso, merecería la pena seguir de cerca los pasos que se van dando, pero es que no es el único motivo para el optimismo.

Un reciente informe de Boston Consulting Group (BCG), titulado Chasing Value as IA Transforms Health Care, resalta el papel protagonista que va a desempeñar la Inteligencia Artificial (IA) en el ámbito de la atención médica. Al respecto, uno de los autores del informe, Ryan Gallaguer, afirmó que, además de ayudar a salvar vidas, “controlará el rápido aumento de los costes de la atención médica”. Eso sí, como afirma el también autor del informe Alexander Aboshiha, “las empresas deben actuar con rapidez para aprovechar esta tecnología de acelerado crecimiento, asegurándose de que tengan acceso a los datos correctos y al talento adecuado para tener éxito”.

Una inversión importante en IA

Este mismo informe señala que el gasto en Inteligencia Artificial, dentro del ámbito de la atención médica, alcanzará en 2022 los 8.000 millones de dólares. Las áreas en las que tendrá mayor influencia serán:

-Prevención y atención a distancia: a través de la inteligencia artificial podremos ahorrarnos ir al centro de salud si realmente no es necesario. Desde casa, podemos comunicarnos con un agente virtual, para evaluar si es necesario que un médico nos vea personalmente. Para esto, los wearables pueden jugar un papel muy relevante, al transmitir datos del paciente que permiten un seguimiento constante y, lo más importante, prevenir complicaciones antes de que puedan surgir.

-Soporte de diagnóstico: nuevamente la prevención aparece como factor fundamental en una mejor atención. A la hora de diagnosticar, la IA puede ayudar a identificar lesiones o dolencias en base a las diferentes pruebas que se lleven a cabo. Además, también conlleva que los costes de los tratamientos sean más reducidos, dado que los resultados son mejores.

-Mejora y personalización de los tratamientos: además de todo lo que venimos citando, la aplicación de herramientas de IA permite que nuestros médicos puedan crear planes específicos para cada uno de nosotros, con lo que se fomenta la personalización de la atención, el diagnóstico y el tratamiento.

-Investigación y desarrollo de medicamentos: aumentará la productividad del I+D en la industria, con una optimización de los procesos de investigación y la consecuente obtención de nuevos medicamentos.

Un futuro que ya está aquí

Muchas compañías ya están implementando herramientas que permiten probar y optimizar el funcionamiento de estos procesos de atención a distancia. Un ejemplo de ello es el Programa Salud Conectada que lanzó hace un año Sanitas Hospitales. La iniciativa, que fue premiada por Microsoft en el Health & Artificial Intelligence Innovation Summit, monitoriza la salud de los pacientes en remoto, a través de una plataforma en la que confluyen Internet de las cosas, Big Data e Inteligencia Artificial. Con ello, se evita el desplazamiento (muchas veces innecesario) de los pacientes a los centros sanitarios, sin que la atención se resienta. Como afirma el director de Tecnología y Transformación de Negocio de la compañía, Jorge Velázquez, “nada de esto tiene sentido sin el juicio de un médico al otro lado. Y esta es la clave de la Salud Conectada: facilitamos la conexión entre el paciente que tiene un problema y el médico que puede darle una solución”. Y lo mejor de todo es que esa conexión podrá darse desde cualquier sitio.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando