elPeriódico economía

Viernes, 23 de agosto del 2019

Economyz

La fábrica inteligente, el lugar donde se gesta la Cuarta Revolución Industrial

Desde mediados del siglo XVIII, las máquinas y la tecnología nos han acompañado en la tarea de optimizar los procesos productivos. Ahora, la posibilidad de recopilar datos de prácticamente todo permite un análisis más exhaustivo

La recopilación y análisis de datos es un pilar fundamental de la fábrica inteligente

La recopilación y análisis de datos es un pilar fundamental de la fábrica inteligente // Gerd Altmann / Pixabay

Innovadores

TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Fran Leal

Fran Leal

El proceso de automatización en las fábricas no es algo nuevo. De hecho, mientras en nuestro día a día empezamos a enfrentarnos a situaciones novedosas, esas mismas circunstancias se viven, monitorizan, analizan y optimizan en la industria. Desde los robots, hasta los actualmente tan comentados 'cobots'

La búsqueda de la fábrica inteligente es una carrera de fondo que se hace cada día. Para ello, la Inteligencia Artificial, el Big Data, el Internet de las cosas y los diferentes sistemas de gestión en Cloud (con especial atención a la ciberseguridad) están experimentando un desarrollo e implementación de una intensidad tan grande que ha recibido el nombre de Cuarta Revolución Industrial. Poca broma...

Lo que venimos llamando Industria 4.0 comprende al fin y al cabo una administración segura e inteligente de datos, que facilita el tratamiento y análisis de esta información a una velocidad superior y alcanza desde los distintos procesos de producción industrial, hasta los múltiples dispositivos y sistemas utilizados. Además, no podemos olvidar la importancia del dato de cara a la productividad y el producto final, con el usuario como protagonista.

Los proyectos se multiplican

Una prueba de lo que se viene haciendo sería el proyecto iDev 4.0 (Integrated Development 4.0), iniciativa europea de investigación en redes inteligentes de procesos de desarrollo y producción para componentes y sistemas electrónicos. El marco temporal de este proyecto es de tres años y cuenta con la colaboración de 38 compañías de seis países. Las líneas de investigación que contempla son principalmente tres:

  • Seguridad de los datos y gestión del conocimiento a lo largo del ciclo de vida del producto.
  • Flujo de información digital.
  • Innovación aplicada a la cadena de suministro.

Una de las empresas que participa en esta iniciativa es Ibermática, que aportará “su conocimiento y tecnología para desarrollar el software de ciberseguridad en cloud, predecir posibles fallos y comportamientos anómalos del sistema, realizar mantenimientos predictivos, detectar posibles incidencias y sus causas…”, explica Itziar Cuenta, investigadora de la firma. Esto lo llevarán a cabo a través de “un innovador modelo de recopilación de datos procedentes de una red de vehículos conectados, sistemas simulados y bancos de pruebas usando modelos analíticos, tanto deterministas como de aprendizaje automático”, afirma.

Además, en torno a iDev 4.0 se ha puesto el foco en lo que serán los perfiles más demandados en un futuro próximo y las habilidades que van a ser necesarias para convivir y sacar el máximo partido a la automatización. De momento, hablan de 15.000 empleos a medio-largo plazo que estarán asegurados en las empresas que participan en este proyecto.

Cambios en el entorno productivo

Otro ejemplo del fomento y puesta a punto de la Industria 4.0 es el acuerdo firmado entre Telefónica y Geprom Connecting Industries. Según la teleco española, el objetivo es desarrollar tecnologías IoTCloud y Big Data para una Industria 4.0 que, como refleja un reciente estudio de Accenture y MWC, podría impactar en los próximos años en el PIB un 3,6 por ciento. La implementación de esos productos o servicios permitirían “aumentar la productividad, reducir costes, aumentar la visibilidad y la transparencia de los procesos en tiempo real, eliminar el papel en las fábricas, y mejorar la gestión de la calidad y trazabilidad en tiempo real”, apuntan desde Telefónica.

Una ‘revolución’ que afecta a todos los procesos

Por su parte, Deutsche Telekom estará presentando sus propuestas para una industria más inteligente esta semana en Hannover Messe. Según el CEO de T-Systems (perteneciente a Deutsche Telekom), Adel Al-Saleh, “al crear nuevas soluciones digitales y de IoT, impulsamos el rendimiento de la industria”. Y en base a esta afirmación, desde la compañía destacan una serie de elementos en los procesos que debe concebir una fábrica inteligente:

  • En la planificación, la predicción o simulación de procesos nos puede aportar información muy relevante a la hora de diseñar nuestra estrategia. Un ejemplo sería la integración de las data glasses en un hospital o el soporte y ventajas que aportan los digital twins (gemelos digitales), a la hora de predecir qué ocurrirá en el mundo real, a partir de simulaciones en un entorno virtual.
  • En la producción, lo más importante reside en la sensorización de todo el proceso para no perder detalle de todo cuanto ocurra. Por ejemplo, saber si una puerta está abierta o cerrada nos puede facilitar tareas, a la vez que nos permite optimizar los recursos y ahorrar tiempo. Como vemos, la prevención y la precisión en el funcionamiento y los tiempos son fundamentales. Además, toda la recopilación y gestión de esta cantidad de datos puede ser más sencilla, rápida y eficaz con el edge computing en la nube.
  • Por último, desde Deutsche Telekom destacan el papel que pueden desempeñar los drones y la Inteligencia Artificial a la hora de saber el dónde, cómo y cuándo de mis productos a nivel logístico. Porque en este punto, la precisión y el control son indispensables.
Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando