elPeriódico economía

Lunes, 23 de septiembre del 2019

Economyz

"Los solteros son un reclamo para las marcas porque están en crecimiento: el mercado se tiene que adaptar"

Las relaciones personales también se han transformado en los últimos años a golpe de app. En un momento en el que el número de solteros va en aumento, hablamos con la responsable de Meetic en España sobre relaciones, consumo y tecnología

María Capilla es la responsable de Meetic para el mercado español

María Capilla es la responsable de Meetic para el mercado español // Foto cedida

Innovadores

María Capilla, responsable de Meetic en España

agustina-barbaresi-bn

Agustina Barbaresi

María Capilla no era una gran ‘fan’ de los idiomas. Hasta que se fue a París, “la ciudad del amor” a embarcarse en una aventura profesional y personal que la hizo políglota. Asegura que lo mejor de trabajar en el mercado de las apps de dating, en su caso al frente del Meetic para el mercado español, es que “es divertidísimo. Cada día es diferente y aprendes mucho: aunque llevamos muchos años ya, no es una industria consolidada. Todo sigue siendo muy nuevo y naíf”. Hablamos con ella de cómo es trabajar con las relaciones humanas en un mundo tomado por la tecnología.

¿Fue Meetic la primera app de ligue?

A nivel mundial, la primera app de dating fue Match, compañía que ahora pertenece al mismo grupo que Meetic, aunque prácticamente nacieron con muy poca diferencia de tiempo. A nivel europeo, dependiendo del país, el reparto estuvo entre Meetic y Match. Meetic nació en París y la creó Marc Simoncini, un empresario francés, que tuvo la idea en una cena entre amigos, rodeado por varios divorciados que comentaban que cada vez era más difícil encontrar nuevas fórmulas para conocer a gente y  encontrar pareja. Arrancó en 2001 y uno o dos años más tarde, entre 2002 y 2003, abrió en España: fue el primer mercado al que se expandió, más allá de Francia.

El mundo y la tecnología han cambiado mucho desde que se lanzaron estos servicios...

Sí que es verdad que hemos visto en los últimos años un acelerón digital y, en nuestro caso, hemos notado mucho haber estado a la vanguardia digital cuando la tecnología comenzaba a formar parte de nuestra vida cotidiana, de los asuntos del día a día. Hace unos años había negocios que hoy sería impensable que existiesen. A partir de 2013 es cuando de verdad notamos una apertura (masiva) a la categoría (de apps de ligue) y hoy por hoy es mayor el porcentaje de gente que conoce pareja a través de internet que los que conocen gente a través de amigos, aficiones o bares.

¿Cómo de bien le va actualmente al ‘negocio del amor’?

Seguimos viendo una tendencia muy positiva y sigue mejorando la apertura de la categoría. Hemos tenido un inicio de año que ha sido de los más positivos de la historia de Meetic en España. La primera semana de enero generamos un 25% más de registros, aunque ahora ya nos encontramos en cifras de mejora de un 6% de los registros. Parece que este año hubo un tirón de “año nuevo, vida nueva, pareja nueva”.

¿Por qué crees que ha pasado esto este año?

Lo que ayuda a mantener la tendencia positiva año a año es que cada vez está más normalizado el buscar pareja en el mundo digital. No existe una brecha entre lo digital y lo offline. Cuando tú buscas un viaje, miras las opciones y destinos por internet, pero al final harás ese viaje y tendrás una experiencia tangible. En el mundo de las citas es lo mismo: aunque interactúas o inicias un contacto a través de una aplicación, esa persona, esa primera cita, esa relación, ese futuro, es una experiencia tangible. Creo que nadie podría identificar dónde se ha conocido una pareja. Esta normalización es sin duda uno de los grandes motivos por los que estamos mejorando nuestras cifras de volumen. Aunque hay que distinguir entre heavy users (usuarios muy intensivos) que van sobre todo de 30 a 45 años y light users (de menos intensidad) que van sobre todo de 18 a 24 años, que están descubriendo todo y están en muchas plataformas.

En esta era de las ‘fake news’, ¿se encuentran muchos bulos en los perfiles de este tipo de aplicaciones?

Una de las ventajas que tiene ser un servicio de pago es que los solteros que lo utilizan están más comprometidos. Pagas por algo y quieres resultados. Si mientes, en realidad te mientes a ti mismo, porque al final lo que vas a encontrar no va a encajar con lo que tú estás buscando o quien de verdad eres. Queremos que todas las conexiones que se generen dentro de nuestra aplicación tengan un sentido. Cuando pedimos tantos detalles para rellenar los perfiles, lo que de verdad queremos es que te preguntes a ti mismo en qué momento estás, quién eres y qué es lo que estás buscando. Y también es interesante ir actualizando el perfil, porque hay momentos en los que quizá de repente buscas algo distinto, o te apetece describirte de otra forma… Por ejemplo, algo que siempre recomiendo es actualizar las fotos de perfil en función de las estaciones.

¿Cómo es la competencia en el nicho de las apps de pareja?

Es una competencia excitante, porque además siempre que tienes competencia tienes mercado. Los unos nos ayudamos a los otros a estar siempre a la vanguardia y en constante innovación. Y no sólo en el mercado del dating: actualmente hay apps y servicios que te hacen ponerte las pilas. Si por ejemplo pensamos en Netflix, este tipo de apps te pueden también ayudar a interpretar las pautas de consumo en el hogar, y no sólo de vídeo. Tener competencia, siempre y cuando sea sana, ayuda a estar despierto.

Las nuevas tendencias en el ‘dating’ parece que van por que sea un tercero el que te elige la pareja: un amigo, un familiar o, incluso, una ‘celestina’ profesional. ¿Puede ser positivo dejar en manos de otro esta decisión?

Al final, nadie te conoce como te conoces tú. Tu comportamiento con los amigos no es el mismo que con los familiares o en el trabajo. Nadie sabe lo que quieres tú en realidad. A veces puede ser que creas o digas que buscas una persona morena de ojos verdes y te acabas fijando en rubios de ojos marrones. Me parece interesante como experimento preguntarle el punto de vista a alguien cuando estás buscando, pero considero que es muy complicado que sea otro el que tome esta decisión. En nuestra app tenemos modos de búsqueda que se adaptan a todas las necesidades: por criterios en la descripción de un perfil, se puede activar la geolocalización y buscar a gente que esté cerca, o si quieres dejarte llevar por el azar puedes utilizar un ‘carrusel’ que cada día te da acceso al perfil de unas 100 personas. Incluso organizamos eventos para que los solteros se puedan conocer cara a cara, de una forma más relajada, en los que trabajamos la paridad y la brecha de edad.

Habéis publicado recientemente el estudio ‘Love Connection’ analizando el momento de las relaciones en España y la incidencia de la tecnología. ¿Qué conclusiones habéis sacado?

Llevamos haciendo estudios desde 2011 con TNS y una de las cosas que ha cambiado en la sociedad española es la percepción de la soltería. Hace muchos años, estar soltero estaba mal visto. Actualmente, un 71% de los solteros que no tienen pareja dicen que está bien visto por la sociedad. Hay un movimiento de empoderamiento de los solteros y nosotros queremos estar ahí. De hecho, un 77% de las mujeres consideran que (estar soltero) es algo muy positivo, porque se sienten más libres y seguras de sí mismas. Cuando alguien se abre un perfil en Meetic no quiere decir que esté dejando de ver a sus amigos, ir a conciertos… sólo está ampliando sus oportunidades de conocer gente nueva y, en algún momento, quizá encontrar pareja. Los solteros siguen teniendo una vida muy activa, tienen una total disponibilidad de su tiempo y ganas de aprovecharlo. Hay una reafirmación de la soltería. Con respecto a lo que buscan el una aplicación, la mayoría sigue contestando que la felicidad de encontrar a una pareja, pero también vemos otras cuestiones: el 31% asegura que busca una pareja con la que compartir el tiempo, pero sin llegar a vivir juntos.

Es llamativo que haya un porcentaje tan alto de gente que no quiere convivir, cuando se considera que muchas cargas, como el ahorro o la vivienda, se llevan mejor en pareja

Los solteros son un reclamo para las marcas porque son un sector en crecimiento; si el mercado no está adaptado tiene que ponerse las pilas y cambiar. Y lo que refleja el estudio es por ejemplo que los solteros de más de 50 años es un segmento en pleno crecimiento: según datos del INE actualmente existen más de 6 millones de solteros de más de 50 años. Por eso lanzamos en Meetic “Our Time”, porque vimos que existe esta necesidad en el mercado, y está funcionando muy bien. Es precisamente en este segmento donde abundan los que aseguran que no quieren convivir, pero que sí buscan a una persona con la que compartir sus intereses y sus aficiones. Y si echamos un vistazo a la pirámide poblacional, la que está creciendo es la cúspide, los mayores de 50 o 60 años, que son además los más solventes económicamente y entre los que más está creciendo el gasto medio. Puede que el mundo esté hecho para estar en pareja, pero hay que tener en cuenta todos los estilos de vida y de pareja que tenemos actualmente. Las empresas que se queden en estereotipos más cerrados será las que tengan problemas.

Hablando de edad, hay estudios en Estados Unidos que apuntan a que los usuarios más jóvenes podrían estar abandonando las apps y volviendo a ‘ligar’ de formas más tradicionales. ¿Crees que esto es real?

Es complicado compararnos con Estados Unidos para ciertas cuestiones. O incluso con países de Europa, como Francia. En España hay cuestiones y conversaciones en las que estamos mucho más avanzados que en otros países: matrimonio homosexual, congelación de óvulos, donación de órganos, maternidad en solitario.... En lo que se refiere a relaciones y seres humanos, tenemos más cuidado por nuestro entorno, más empatía, cuidamos de nuestros niños y ancianos, estamos en contacto con nuestras familias… Una de las críticas que recibimos en Meetic es la recurrente de “es que la gente ya no va a saber relacionarse con las apps”. Afortunadamente eso en España no va a pasar: no supone una brecha, sino que abre más oportunidades. Lo que sí cabe puntualizar es que, en este momento en el que estamos hiperconectados, es posible que alguien considere que necesita una desintoxicación.

En un día como hoy, es obligatorio preguntar: ¿cuánto hay de consumismo y cuánto de celebración del amor en fechas como San Valentín o el Día del Soltero?

La celebración del amor tiene que ser del 1 de enero al 31 de diciembre. Sí que es verdad que a algunas personas les viene bien que se les de un toque para que recuerden que le tienen que hacer un mimo a su pareja. El Día del Soltero, que en el caso de China es el 11 de noviembre, está ayudando por otro lado al empoderamiento de los solteros que comentábamos. Está contribuyendo a soltar lastre y a vivir la vida de la manera que se quiera vivir.

En este articulo: APPs Tendencias Tecnología

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando