elPeriódico economía

Lunes, 09 de diciembre del 2019

Economyz

¿De verdad las apps de nuestro móvil nos "espían"?

A la hora de hacer uso del móvil, lo más importante es utilizar aplicaciones de confianza y saber que cuando aceptamos las condiciones de uso quizá estamos exponiendo implícitamente nuestros datos

¿Cómo podemos proteger nuestros datos en el móvil?

¿Cómo podemos proteger nuestros datos en el móvil? // Gilles Lambert (Unsplash)

Innovadores

PROTECCIÓN DE DATOS

nora-benito-bn

Nora Benito

Seguro que tienes una cuenta de correo electrónico gratuita para uso personal, pero ¿te has parado a leer alguna vez las condiciones de uso de la entidad que te lo está suministrando? Si lo haces, quizá no quieras volver a utilizarla para mandar o recibir emails.

Anuncios personalizados sobre un producto en el que tienes interés o recomendaciones de servicios que habías pensado utilizar. ¿Los móviles nos espían? ¿Están seguros nuestros datos? ¿Volvemos a ‘1984’? El tema da para conversaciones e incluso para alguna que otra reciente campaña publicitaria.

Nuestros datos no están seguros en nuestros móviles en absoluto”, afirma a BYZness el director del Máster en Ciberseguridad de la Universidad Politécnica de Madrid, Víctor Villagrá. “Depende absolutamente del uso que demos y hagamos del móvil, los datos pueden estar o no seguros dependiendo de qué instalemos, lo que utilicemos y cómo usemos el teléfono”, indica este experto.

En este sentido, Villagrá hace hincapié en que en el momento de descargar las apps estamos dando permiso a sus condiciones de uso y muchas veces al hacerlo -sin ni siquiera saberlo-, estamos dando nuestro consentimiento para un uso comercial. “Es el típico caso de Google, que ya se ha visto que puede estar escuchando nuestras conversaciones y que en un momento posterior nos va a poner un anuncio relevante sobre la conversación que hemos tenido anteriormente”, señala. No se trata de que haya sido “incorrecto”, sino que hemos dado permiso previamente y explícitamente al aceptar sus condiciones.

En esto coincide con Luis Felipe López, especialista en protección de datos y profesor de Derecho Administrativo de UDIMA, quien señala que a la hora de descargar aplicaciones debemos ser exhaustivos y leer y aceptar uno a uno todos los términos de uso. "Nunca sabemos con certeza dónde pueden acabar nuestros datos", afirma. 

El director del Programa Ejecutivo en Big Data Business Analytics de EOI y strategic advisor de Big ML, Juan Ignacio de Arcos, también lo confirma: cuando descargamos las aplicaciones, por lo general, no solemos leer los términos de uso y, sobre todo, estamos menos alerta cuando se trata de apps gratuitas. “Hay algunas que funcionan en background y que están monitorizando la información, lo que supone un caudal de riqueza enorme porque el dato tiene mucho valor. Hay compañías que están explotando esta información, aunque lo amparen bajo una supuesta mejora de la usabilidad del usuario, pero en realidad es una manera de monetizar el negocio”.

Todos estos datos se terminan traduciendo en dinero. “Las entidades, con técnicas de big data machine learning, segmentan la información y eligen a determinados usuarios que tienen unos hábitos determinados y, por lo tanto, son proclives a comprar los productos. Por ejemplo, el 80% de los ingresos de Facebook proviene de la publicidad. Seis millones de empresas se publicitan en esta red social, con lo que esto supone”, añade Juan Ignacio de Arcos.

¿VIVIMOS UN NUEVO ‘GRAN HERMANO’?

Entonces, ¿existen aplicaciones móviles destinadas para espiar nuestros datos? Villagrá afirma categóricamente que sí, pero “la cuestión es no instalarlas ni utilizarlas”. El caso contrario, tal y como señala este experto, se produce cuando instalamos aplicaciones desde plataformas que no son oficiales. "Es en este momento cuando nos exponemos a un grave riesgo”, alerta.

“Siempre se pone el ejemplo de una aplicación muy curiosa que era una linterna que necesitaba acceder a todos tus datos", cita como anécdota. "Lo que tenemos que hacer es descargar aquellas aplicaciones que sabemos que son más fiables, de 'repositorios oficiales', es decir, Apple Store o Google Play, que nos dan un cierto nivel de seguridad porque se presupone que ya se ha realizado un análisis de estas apps y se ha verificado que hacen lo que tienen que hacer, aunque siempre es frecuente que se cuele alguna”.

“LA SEGURIDAD ESTÁ EN NUESTRA MANO”

¿Qué es lo que podemos hacer que esté en nuestra mano para proteger nuestros datos? Luis Felipe López aconseja descargar aplicaciones solo de aquellos lugares que nos muestren confianza, navegar en sitios seguros o recomendables, con protocolos seguros, y ser diligentes a la hora de aceptar las condiciones de uso.

También lo recomienda el experto en ciberseguridad, Víctor Villagrá, quien aconseja instalar apps de confianza y que conozcamos, que cuenten ya con cierta reputación y que hayan sido analizadas. En segundo lugar, habría que intentar verificar los permisos que tienen las apps desde los ajustes del teléfono; por ejemplo, limitando el acceso del micrófono a todas las aplicaciones.

“Si hacemos un uso seguro y responsable del móvil, nuestros datos tendrán bastante nivel de seguridad, aunque nunca se podrá hablar de un 100%. Pero si hacemos un uso irresponsable, estos datos se pueden exponer”, recuerda Villagrá. Ante todo, el sentido común y la precaución se vuelven imprescindibles para salvaguardar nuestra información. “La seguridad está en nuestra mano”, concluye.

En este articulo: APPs

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando