Onboarding con eSports, gamificación o un videojuego: así aderezan el teletrabajo en Indra

En su proceso de digitalización, las empresas se han ido topando con dificultades a medida que aparecían. Uno de estos desafíos ha sido el de la incorporación de personal, una situación que aún más compleja cuando no se puede llevar a cabo de forma física.

Empleados en la formación mediante e-Sports.

Empleados en la formación mediante e-Sports. // Indra

Gestión Empresarial

gestión de equipos

María Refojos

María Refojos

El teletrabajo ha cobrado protagonismo en los últimos meses. En España esta fórmula de trabajo a distancia se ha triplicado en lo que va de año y ya la han adoptado más de 3 millones de empleados, desde los 950.000 de 2019, según cálculos recientes de la consultora de recursos humanos Randstad. 

En el marco de sus procesos de adaptación, muchos empresarios y directivos se han visto forzados por el confinamiento a desterrar las barreras que les impedían avanzar hacia un teletrabajo generalizado, mientras que otros lo han asumido de forma natural. De hecho, la implantación de esta modalidad ha calado de una forma tan intensa que ha motivado una regulación acelerada por parte del Gobierno

Tanto en el caso de los negocios que eran reacios al cambio como en los que eran favorables, el periodo de prueba y error de los primeros meses de pandemia ha servido para decantar la balanza y hoy son numerosas las empresas que emplazan a sus trabajadores a seguir desarrollando su tarea profesional desde casa.

Indra es una de ellas. Al inicio del confinamiento trasladaron al 90% de su equipo a un modelo de trabajo en remoto y, siete meses después, este porcentaje sigue estando cerca del 90%. La compañía tecnológica opta por esta opción por considerarla “una de las medidas preferentes para garantizar la seguridad y protección de todos los profesionales”, explica Luz Santillana, directora de Desarrollo y Compromiso de Indra

Descontando el gran peso del sector servicios en el tejido empresarial español, que a cierre de 2019 sumaba más de 15 millones de ocupados de los que muchos, por la naturaleza de su puesto (en bares y restaurantes, peluquerías, hoteles, etc) no pueden teletrabajar, la proporción de empleados que sí podrían desarrollar su actividad a distancia asciende al 30,6%, de acuerdo con el Banco de España

El reto de empezar a trabajar desde casa

Además de las circunstancias sobrevenidas, desde Indra también consideran que la naturaleza de su compañía, en la que destacan el “liderazgo en transformación digital y la innovación como ventaja competitiva”, ha contribuido a impulsar este tránsito. De hecho, según indican, tardaron 48 horas en completar el trasvase al teletrabajo de este 90% de la plantilla. 

El escenario se modificó con una sacudida tan rápida que las empresas han ido capeando las dificultades a medida que han ido apareciendo, ante la imposibilidad de anticiparse o la falta de preparación. Uno de estos desafíos ha sido el de los procesos de onboarding o bienvenida, situaciones que se hacen más complejas cuando no se pueden llevar a cabo de forma física, tanto para el empleador como para la persona que empieza.

Ha sido un reto para ellos, al tener que crear relaciones informales, conocer la cultura y el día a día a distancia"

Los expertos plantean la necesidad de que se establezcan herramientas y pautas para favorecer la socialización y que sirvan de guía a los nuevos trabajadores, además de trabajar en la cohesión del grupo dentro de las empresas. “Ha sido un reto para ellos, al tener que crear relaciones informales, conocer la cultura y el día a día a distancia, y para nosotros, por la dificultad añadida para asegurar que se genera el suficiente engagement o que la experiencia de empleado es la adecuada”, expone esta directiva de recursos humanos. 

En el caso de Indra, su manera de resolver el problema ha sido apostar por una reconversión de su proceso de onboarding hacia un formato completamente digital, con experiencias gamificadas, una comunidad online activa, eSports, una escape room e incluso un videojuego -todavía en desarrollo-.

“El onboarding 100% digital para nosotros ha sido imprescindible, porque de no ser así no se hubiera llevado a cabo el proceso de bienvenida y eso no era una opción”, afirma Santillana. Su concepción de la llegada a la empresa es de “momento de la verdad” en la experiencia del empleado, así como de herramienta con la que facilitar el vínculo con la compañía, ya que incorporarse en modo online reduce las posibilidades de conocer a compañeros más allá de la los miembros del equipo, con los que se tiene una relación directa.

Trabajadores de Indra durante la formación con eSports. // Indra

Gamificación, eSports, escape room...

¿Cómo lo están poniendo en práctica? Para empezar, los nuevos trabajadores reciben en sus casas, antes de su primer día, información sobre la compañía y un wellcome pack. Cuando comienzan, reciben una sesión de bienvenida gamificada, en la que asisten a charlas sobre sostenibilidad, ética, marca o la tecnología de la compañía, así como dinámicas de networking y trabajo en equipo. Este itinerario, que en la época prepandemia se alargaba durante más de una jornada, se ha adaptado para el remoto a dos horas y media de duración. 

Luego está la sesión de formación con eSports, destinada a entrenar a los jóvenes para trabajar en el nuevo entorno laboral digital, que también ha pasado a ser 100% online. Y adicionalmente han lanzado una Escape Room virtual, con el objetivo de guiar al nuevo empleado en las competencias que tiene que tener un “Smart Starter”.

Además, pensando en el networking pero también en el estado de ánimo y en la motivación de los empleados más jóvenes, han creado el Club Smart Start, un grupo en Teams que funciona en el que interactúan más de 1.300 profesionales de la compañía en España. “Hemos realizado concursos, sesiones sobre innovación y tecnología, actividades lúdicas como juegos de mesa online, cafés virtuales…”, enumera la directora de Desarrollo y Compromiso de Indra. 

 Es clave escuchar a los profesionales para asegurar que estamos dando respuesta a sus necesidades e inquietudes”

Este grupo funciona también como tablón de anuncios en el que se comentan los servicios a disposición de los trabajadores, se realizan encuestas sobre su percepción de la situación o su estado de ánimo, y se organizan concursos de memes o fotografías de verano, entre otras actividades. “Es clave escuchar a los profesionales para asegurar que estamos dando respuesta a sus necesidades e inquietudes”, asegura Santillana, quien también subraya la importancia de que las nuevas generaciones perciban que la empresa "habla su mismo idioma". 

A todo este pack centrado en digitalización y nuevas tecnologías se añadirá en esta primera quincena de octubre el videojuego ‘Planeta Indra’. Para complementar el proceso de onboarding han desarrollado una aventura gráfica en la que el protagonista es un nuevo habitante del planeta que se ve envuelto en un riesgo medioambiental que tendrá que investigar y resolver. El jugador, que tendrá que demostrar su aptitud en relación con los valores y comportamientos propios de la compañía, será tanto el que forme parte del colectivo de Smart Start como otros trabajadores de más edad recién incorporados.

En este articulo: RRHH

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando