La crisis se ceba con colectivos vulnerables: el 72% de las personas LGTB vuelve al armario en su trabajo

El mercado laboral todavía es un terreno que explorar. La crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto la discriminación a la hora de buscar trabajo

Imagen de archivo de la manifestación LGTBI de 2019 en Madrid

Imagen de archivo de la manifestación LGTBI de 2019 en Madrid // EFE

Gestión Empresarial

DÍA DEL ORGULLO

Marta Gracia

Marta Gracia

Las crisis siempre son más fuertes para colectivos vulnerables. Aquellas personas que durante épocas de bonanzas tienen que luchar para hacer un hueco en el mercado laboral o incluso en la sociedad. Un ejemplo es el colectivo LGTBI, que se sienten particularmente aisladas y en riesgo, según Trevor Project 2020, la  línea de ayuda 24 horas de prevención de crisis y suicidios de jóvenes lesbianas, gais, bisexuales y transexuales, que está recibiendo el doble de sus llamadas habituales.

Además, un importante número de personas LGTBI+ ha perdido el empleo. Una situación que se une a la homofobia que ya sufren al buscar trabajo, y a los comportamientos que pretenden reducir la identidad sexual y de género a la estricta esfera de lo privado. Cada día, el 72% de las personas LGBT+ (lesbiana, gay, bisexual y trans) vuelve al armario en su trabajo, ya sean empresas u otras organizaciones. Y lo hacen, entre otros motivos, para evitar chistes, comentarios negativos, burlas o insultos, así como para impedir que su condición sexual o identidad de género frustre ascensos o subidas salariales o para no perder directamente el empleo. 

Mientras las personas heterosexuales hablan con espontaneidad de sus parejas y familias, las personas LGBT+ enfrentan lo que se denomina homofobia liberal, que pretende reducir la diversidad sexual y de género a la estricta esfera de lo privado. Así se desprende de la investigación realizada en el marco del Proyecto Europeo Avanzando en la gestión de la diversidad LGBT en el sector público y privado (ADIM), que ha sido coordinado desde el Ministerio de Igualdad de España junto a la Comisión para la Ciudadanía y la Igualdad de Género de Portugal y a la Universidad Complutense de Madrid.

Miguel Garzón, director de myGwork en España y América Latina, asegura que uno de los espacios que había quedado abandonado era el de la empresa. “Hay mucho contraste entre lo abiertos que somos como sociedad a las cifras que se muestran en las empresas como el 72% que aún está en el armario”, señala y añade que es un diferencia significativa con los países del entorno o con los que España se suele comparar.

Por ello, Garzón considera importante que en el trabajo se conozca tu orientación sexual. “Uno de los principales valores es la autenticidad, el liderazgo dentro de las empresas va ligado a ser auténtico y a ser tú mismo y en este sentido falta el normalizar que exactamente las mismas cosas que hace cualquier compañero heterosexual”. explica. Cuando esta naturalidad no se puede hacer de la misma forma “afecta a tu vida laboral y crecimiento profesional”. 

Discriminación desigual

El colectivo LGTBI es muy amplio y cada una de las letras es una realidad diferente. Por ejemplo, las personas transexuales tienen un 85% de desempleo, “en este grupo hay un claro caso de exclusión social”. Marina Echevarría es catedrática de Derecho y mujer transexual. Ella asegura que no hay sido discriminada en nigún trabajo “ni por mis responsables, ni por mis compañeros”. Echevarría reconoce que es una privilegiada y que no es lo habitual. 

“La discriminación de las personas transexuales no es algo subjetivo, sino que es algo que se refleja en en informes oficiales de la Organización Internacional del Trabajo”, cita Echevarría. Según el informe, muchas personas transexuales declararon ser rechazadas en la entrevista de trabajo debido a su apariencia. Entre los problemas que enfrentan en el lugar de trabajo, cabe citar la imposibilidad de obtener un documento de identidad que refleje su género y su nombre; la reticencia de los/as empleadores/as a aceptar su forma de vestir; la disuasión de utilizar baños acordes con su género; y una mayor vulnerabilidad al hostigamiento y el acoso por parte de sus compañeros y compañeras de trabajo. 

Miguel Garzón comenta que la crisis actual va a acentuar la vulnerabilidad de las personas trans. Por ejemplo, la mayor tasa de desempleo hace que se refugien en la economía sumergida, que ha sido la más afectada porque no hay cobertura ni ayudas sociales. “Todas las crisis suelen atacar más a los colectivos vulnerables, que es lo que nos hemos encontrado con la crisis del coronavirus”, puntualiza. 

Marina Logares es profesora de la Universidad Complutense de Madrid y matemática. Logares explica que se supone que si haces bien tu trabajo no tiene por qué repercutir tu condición sexual, pero asegura que siempre hay dudas. Las mujeres en la ciencia ya tienen un papel invisibilizado, que puede que se agrave si es lesbiana. “Creo que a la mujer aún se la trata como objeto de deseo sexual. Por ello creo que las lesbianas o bien entramos en ser desechadas o en pasar a esos imaginarios en los que a ninguna mujer nos gusta estar…”, apunta y añade que en pareja ocurre también que te conviertes en “pareja de segunda” En que si no hay un hombre en la pareja “ésta parece que se evalúa como de menor compromiso”.

PROYECTOS PARA EVITAR LA DISCRIMINACIÓN

Marina Echevarría considera que uno de los problemas que más sufren a la hora de entrar en el mercado laboral es es del prejuicio. “Hay gente que piensa que puede estar ante una persona conflictiva”, apunta. Por eso, considera importante que las empresas establezcan un protocolo para evitar la discriminación. 

Miguel Garzón explica que hay diferentes iniciativas dentro de la empresa como los role models, es decir, una persona de la empresa que te habla con normalidad de su realidad como empleado LGTBI, “demuestra a los compañeros LGTBI que no sufre ninguna discriminación”. Consciente de las implicaciones que ello genera en la salud mental de las personas, myGwork, la red global de captación de talento y comunidad profesional LGTBI+, ha creado #WorkPride, el mayor evento global para impulsar la inclusión LGTBI+ en el ámbito del empleo y de la empresa. 

En este articulo: Empresas

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando