'Amazon del pueblo', un salvavidas para los comercios del mundo rural

La startup Social WoW, creada en pleno confinamiento, propone a los ayuntamientos de pequeños municipios una plataforma con la que poder echar una mano a las pymes locales en la reactivación de sus ventas a través de la visibilidad y la promoción online

'Amazon del pueblo', un salvavidas para los comercios del mundo rural

Foto cedida

Gestión Empresarial

DIGITALIZACIÓN

Fran Leal

Fran Leal

Como era de esperar, la crisis del coronavirus también ha impactado en el mundo rural, que va a necesitar de todas las armas a su alcance para recuperar la actividad y el empleo previo a la pandemia.

Para ello, el mundo online puede ser una parte determinante de la solución, un trampolín para que las pymes de los pequeños municipios puedan reactivar sus ventas más allá de sus calles. Y en esto la digitalización juega un papel fundamental, algo que vislumbraron desde Social WoW, agencia global de marketing creada en estos meses de confinamiento. Con el objetivo de que los comercios y restaurantes de los pueblos tengan una mayor visibilidad y presencia en el mundo online, lanzaron la campaña #AdoptaunaPYME, con la que persiguen la digitalización de pueblos enteros a través de la prestación de medidas de ayuda a los ayuntamientos. Lo que vendría a ser, en palabras de la compañía, un ‘Amazon local’.

Una iniciativa para reactivar los negocios rurales

El propósito no es otro que establecer acuerdos con los consistorios para que se suban al carro de la digitalización y apoyen a las pequeñas y medianas empresas de sus respectivos municipios a través de la subvención de la totalidad o parte del proyecto, que consiste en la creación y gestión de una única plataforma que sirva de escaparate a los negocios. Y parece que la idea está cuajando, pues ya han anunciado que Fabero (en León), que cuenta con 120 pymes, es el primer pueblo que se ha sumado a la iniciativa, lo que demuestra la intención de avanzar y apostar “por la innovación y la digitalización para apoyar a nuestros comercios y para que se active de nuevo la economía tras unos meses duros”, afirma la alcaldesa del municipio, Paz Martínez.

En la plataforma, creada y gestionada por la startup, se colgarán las fotografías y la información de todos los productos a la venta, de forma centralizada, y se facilitará el envío a domicilio. Pero además, más allá de poder comprar, tendremos a nuestro alcance información acerca de los negocios y su historia, algo que, sin duda, añade un importante matiz humano al escaparate.

Una acción completa de visibilización

Además de la plataforma, desde Social WoW tienen claro que la promoción es indispensable, y en los tiempos actuales las redes sociales pueden marcar la diferencia, funcionando como altavoz para este tipo de campañas. En este sentido, Ismael Teijón, CEO de la compañía, incide en que “uno de los errores más comunes es que se crean plataformas que no tienen ningún tipo de repercusión”.

En el caso de Fabero, a la plataforma para anunciar y visibilizar los productos de los distintos negocios han sumado la creación de la cuenta en redes sociales ‘Fabero Avanza’, “para promocionar la plataforma para que tenga tráfico”. Así, a través de las redes, “se contarán todas las novedades del pueblo y se promocionarán cada uno de los negocios”, a través tanto de sus historias particulares como de las diferentes ofertas que vayan haciendo.

Y es que, la iniciativa supone una vuelta de tuerca al concepto tradicional de franquicia. De hecho, las gestiones con los diferentes negocios las llevará a cabo “un franquiciado residente en el pueblo”, apunta Teijón, que será quien esté en todo momento en contacto con los comerciantes, a los que conoce previamente. No obstante, los servicios que ofrece Social WoW pueden ir un paso más allá, ya que “si los negocios necesitan otros servicios como crear un logo, una página web, promoción en redes o campañas de posicionamiento, lo podrá ofrecer este agente, que será como un digitalizador dentro del pueblo”, asegura.

Un complemento a la tienda online

La plataforma, que es gratuita para los comerciantes, ya está lista y “queremos salir al mercado el 1 de julio”, confiesa el CEO de la startup. Por tanto, los comercios de muchas pequeñas localidades podrían unirse al proyecto ya este verano, incluso para potenciar su tienda online, si ya cuentan con ella, pues la plataforma “derivará a los usuarios a estos ecommerce para que se compren allí los productos directamente”. Si, en cambio, no se tiene tienda online, se pondrá tanto el teléfono como el whatsapp en la web para que se puedan hacer los pedidos.

No obstante, la intención de Social WoW es avanzar aún más y crear un sistema de delivery de entregas: “Un Glovo del pueblo”, maquilla Teijón. En las zonas rurales, hacer que este tipo de proyectos sea rentable no es fácil, pues la coordinación de comercios y la logística que conlleva tienen que ser bien analizadas y establecidas. Por ello, “pondremos a varios moteros que harán todos los repartos de las ventas que se hagan desde la plataforma”, añade, lo que va a permitir acceder “a un precio que era impensable hasta el momento”.

Como decíamos, Fabero ha sido el primero, pero Teijón asegura que ya son muchos los ayuntamientos que se han interesado por este ‘Amazon local’: “Para ellos es una solución, porque quieren ofrecer un valor a sus comercios y ayudarles en este momento tan difícil, algo que, a veces, es complicado”. Para ello, los ayuntamientos tienen a su disposición varias opciones: montar un ‘Amazon local’, digitalizando todos los negocios de la localidad; optar por el desarrollo del sistema de delivery, o solicitar una digitalización más básica (logo, web y correo electrónico).

En resumidas cuentas, un nuevo ejemplo de cómo la tecnología permite afrontar la crisis a la que se están enfrentando las pymes de nuestro país, en este caso con el foco puesto en el ámbito rural. Reactivar las ventas del pequeño comercio no será fácil, pero si se da el salto al entorno online, las posibilidades de éxito, sin duda, serán mayores.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando