Las asesorías aumentan su carga de trabajo por el coronavirus

El coronavirus ha traído consigo una crisis económica y con ella miles de despidos.

La demanda de servicios propios de asesoría y planes de actuación para salvar o cerrar sus negocios ha crecido un 350%

La demanda de servicios propios de asesoría y planes de actuación para salvar o cerrar sus negocios ha crecido un 350% // Pixabay

Gestión Empresarial

CRISIS DEL COVID-19

Marta Gracia

Marta Gracia

La crisis sanitaria del coronavirus ha desatado una crisis económica sin precedentes en nuestro país. Decenas de miles de despedidos y de afectados por los ERTE tienen que hacer gestiones. Además, muchas ayudas que han puesto en marcha desde el Ejecutivo están vinculadas a la situación de vulnerabilidad desatada por el COVID-19. En este momento, las asesorías se convierten en un salvavidas para aquellos que se están viendo afectados por la crisis.

Según datos obtenidos por Anfix, herramienta de gestión de empresas con más de 40.000 usuarios, PYMES, micropymes y asesorías fiscales, a día de hoy las asesorías contables y fiscales se encuentran desbordadas por la crisis del coronavirus. Falta tiempo para asesorar y ahora presentar impuestos. Además, advierte del riesgo de crisis al no tener capacidad para absorber la demanda actual de servicios de los clientes.

Los clientes de asesorías han acudido en masa a buscar soluciones a su situación. Con ello ha aumentado un 350% la demanda de servicios propios de asesoría y planes de actuación para salvar o cerrar sus negocios. La demanda de información para ERTEs, cese de actividad, cierres, EREs etc. ha crecido un 350% en las asesorías contables cuando lo normal era apenas un 20% de servicio en una asesoría tradicional. 

Fernando Muñoz, director de desarrollo de negocio de Anfix, explica que “el 80% del tiempo habitual de una asesoría se dedica a introducir datos y asientos contables de las facturas mientras que el 20% del tiempo se dedica a asesorar en la toma de decisiones de los negocios. La crisis actual supone un aumento del 350% en las necesidades de asesoramiento de las empresas. Existen casos en los que no dará tiempo a ofrecer el mismo servicio y esto puede provocar una crisis en las asesorías.” 

Entrega de documentación contable física

Otro factor de riesgo para las asesorías contables será la entrega de documentación. En la actualidad, el 11,9% de los clientes siguen entregando todas las facturas impresas en papel. Esto supone un elevado riesgo de contagio además de que la situación actual impide salir de casa salvo que sea para trabajar con justificante de la empresa o comprar alimentos.

Desde Anfix se calcula que 3 de cada 5 empresas tendrán problemas para entregar la documentación exacta a sus contables. “Mucha documentación física se encuentra en la oficina que está cerrada por la crisis. Existen trabajadores que no tienen a mano los papeles y facturas necesarias para hacer llegar al contable”, explica el responsable de Anfix.

Se impone la transformación digital del sector: Nube y automatizaciones

La tecnología permite a día de hoy tener acceso en tiempo real a toda la información de un negocio adaptado en la nube. Además existen soluciones como las que propone Anfix de automatización de procesos a la hora de introducir datos y que se crucen con el resto de información contable de los negocios.

La automatización contable permite ahorrar hasta un 90% del tiempo. Además existen soluciones como CleverScan® que también permite escanear con un teléfono móvil una factura y automáticamente integrarla en la contabilidad de la empresa. Con este ahorro de tiempo un contable puede dedicar el resto para asesorar y gestionar otros aspectos muy necesarios de sus clientes”, Fernando Muñoz.

Desde Anfix se calcula que hasta el 62% de las asesorías sufrirá pérdidas de clientes a causa de la gestión tradicional y manual de su servicio. Los clientes demandan cada vez más asesoramiento y la falta de tiempo en la presentación de impuestos y ante la crisis del coronavirus frustará a muchos clientes.

“Se han detectado casos de asesorías que han debido poner precio a gestiones concretas acerca del coronavirus como presentar solicitudes de ayudas, gestionar ERTEs, ceses de actividad etc por falta de tiempo”.

Los profesionales de las asesorías contables se enfrentan actualmente al reto de tener que cubrir diferentes frentes por parte de sus clientes, pymes, autónomos. Al trabajo tradicional de presentar los impuestos y recibir la documentación, se les suma la necesidad de asesoramiento por parte de los clientes ante una situación de crisis sin precedentes.

El coronavirus ha creado situación de crisis en muchas asesorías en un momento en el que se encuentran en plena transformación del sector. La digitalización de los procesos o el cambio de presentación de impuestos impuesto por Hacienda, obligaba a las asesorías a reinventarse. La crisis del coronavirus está acelerando estos procesos.

Además, "desde los organismos públicos no se está suministrando toda la información adecuada para poder informar con claridad y en tiempo real a los clientes sobre las diferentes alternativas, ayudas y procedimientos". 

En este articulo: Autoempleo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando