elPeriódico economía

Jueves, 14 de noviembre del 2019

Economyz

Expatriados de empresas españolas: ¿cómo es trabajar con la tecnología desde fuera?

Los expatriados son los trabajadores que prestan servicios de forma temporal o permanente para la empresa fuera de su país de origen

Los expatriados son los trabajadores que prestan servicios de forma temporal o permanente para la empresa fuera de su país de origen

Los expatriados son los trabajadores que prestan servicios de forma temporal o permanente para la empresa fuera de su país de origen // StelaDi (Pixabay)

Gestión Empresarial

MOVILIDAD LABORAL

Marta Gracia

Marta Gracia

La internacionalización de las empresas españolas es cada vez mayor. Las grandes compañías como Repsol o Banco Santander tienen una fuerte presencia en el exterior. Por ello, deciden enviar a trabajadores nacionales a las delegaciones de fuera del país para implementar su forma de trabajar. La tecnología ha facilitado el trabajo de esos expatriados. La nube, centros de control remoto o gemelos digitales son algunas de las técnicas que utilizan las empresas. 

Los expatriados son los trabajadores que prestan servicios de forma temporal o permanente para la empresa fuera de su país de origen. José Luis Huedo es uno de los expatriados de Repsol y asegura que trabajar en proyectos fuera de España “supone un reto profesional y personal, pero es muy motivador”. Así, explica que son proyectos con mucha actividad, en los que el equipo de trabajo está muy involucrado. “Tienes la oportunidad de trabajar en distintas oficinas, con distintos equipos, en entornos multiculturales, lo cual siempre enriquece la experiencia y hace que sea un periodo muy gratificante”, apunta.

“La nube es una de las piezas claves para la transformación digital”, explica Enrique Fernández, director de digitalización de Repsol. No sólo permite compartir los datos y homogeneizar los procesos, “sino también nos abre la puerta a que nuestros profesionales en todo el mundo tengan acceso a herramientas como la supercomputación para llevar a cabo análisis o facilitar la toma de decisiones”, explica.

Y añade que algunas iniciativas de Repsol se benefician de esta estrategia cloud son como, por ejemplo, los centros de control remoto de las operaciones (Integrated Operations Centers ó IOC), para mejorar la seguridad, la eficiencia y la producción de nuestras instalaciones. O la evolución hacia modelos de Digital Twins o gemelos digitales, que gracias al cloud pueden incrementar la potencia de cálculo para la realización de diferentes simulaciones.

Huedo explica que es habitual que una parte del trabajo se lleve a cabo desde las oficinas centrales. El contacto con los distintos equipos en Madrid se lleva a cabo sobre todo mediante correo electrónico y teléfono, pero también es habitual organizar videoconferencias. “La tecnología juega un papel fundamental para coordinar equipos remotos. La tecnología ha ido evolucionando de modo que cada vez resulta más fácil mantenerte conectado con personas que se encuentran en un lugar diferente”, comenta el expatriado. 

Repsol cuenta con 400 expatriados

Repsol es una empresa con más de 25.000 empleados en 35 países. De ellos, en torno a 400 son expatriados que tienen como destino la mayoría de los países en los que la compañía está presente. Repsol es miembro desde su fundación del Foro Español de Expatriados (FEEX), la asociación de grandes empresas que comparte las mejores prácticas en este campo. De hecho, en España,  Repsol es la compañía con más expatriados, perteneciendo un 70% a distintas ramas de Ingeniería. Los especialistas internacionales en exploración y producción, como ingenieros o geofísicos son profesionales muy valiosos. Directores, jefes, técnicos o consultores son perfiles de expatriados. 

Además, entre los expatriados están los REAS (Repsol Exploration Advanced Services), un colectivo en movilidad permanente dispuesto a viajar allí donde sea necesario y que forman la élite de esta industria global. Las principales dificultades dependen del país, así como de las circunstancias personales de cada expatriado. Diferencias culturales con el lugar de destino, logística (colegios, clima, médicos, etc.), o movilidad por restricciones de seguridad son algunas de ellas. 

Por ello, “cada proceso de expatriación se trata como un caso personalizado y la compañía tiene entre sus cometidos apoyar al empleado y a su familia en el nuevo entorno social”, explican desde Repsol. Desde hace varios años, Repsol cuenta con un programa de integración cultural, con el fin de apoyar la integración del expatriado en el país de destino. Además del perfil profesional y técnico, “la sensibilidad hacia lo diverso se ha convertido en un requisito porque los empleados internacionales tienen que tener una serie de competencias genéricas para trabajar en entornos diferentes, con personas de otra cultura”.

Banco Santander, con 88 expatriados

Santander está formado por más de 200.000 empleados en el mundo, son la clave para adaptarnos al nuevo entorno empresarial, mantener la confianza de nuestros clientes, y  satisfacer las necesidades de la sociedad actual. “La movilidad internacional es esencial en la gestión de nuestro talento con el fin de intercambiar conocimiento y buenas prácticas entre los 40 países en los que estamos presentes, así como ampliar la visión global de nuestros profesionales”, apuntan desde la entidad presidida por Ana Botín.

Banco Santander tiene diferentes programas para la movilidad. Mundo Santander es un claro ejemplo. Este programa tiene como objetivo promover la movilidad internacional y potenciar el desarrollo del talento, permitiéndoles trabajar en proyectos retadores entre uno y tres meses  fuera de su país de origen. Desde su puesta en marcha en 2008, 1.907 personas de 28 nacionalidades han participado en el Programa (datos a cierre de 2018).

Actualmente, Banco Santander cuenta con 88 expatriados; 262 trabajadores localizados; 262 localizados; 262  movimientos a corto plazo (incluído Mundo Santander) y 31 Otros programas de desarrollo.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando