elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Cómo crear un canal de YouTube para tu negocio y sacarle partido

Cualquier empresa, negocio o autónomo especializado en un campo puede generar vídeos que resulten útiles para la comunidad si aprende a encontrarle valor a su actividad u oficio.

Cómo crear un canal de YouTube para tu negocio y sacarle partido

Dado Ruvic (Reuters)

Gestión Empresarial

REDES SOCIALES Y MARKETING

Alberto Payo

Alberto Payo

Crear un canal de YouTube para tu negocio o empresa es relativamente fácil y puedes hacerlo en un par de minutos. Sin embargo, las preguntas que debes hacerte antes de tirarte a la piscina son: ¿Realmente lo necesito? ¿Qué finalidad quiero darle? ¿Qué tipo de vídeos voy a publicar en él? ¿Con qué frecuencia pretendo hacerlo?

Muchas compañías utilizan su canal de YouTube simplemente para subir un par de vídeos corporativos o de eventos que hayan hecho. Solo quieren tener un sitio donde poder alojarlos y un espacio donde todo el mundo pueda verlos. Lo común es que dichos canales alberguen unos cuantos clips y luego estén muchos meses sin actualizarse o sin responder a los comentarios. 

Estos perfiles son muy comunes y perfectamente lícitos. Sin embargo, no están sacándole jugo o aprovechando todas las oportunidades que brinda el portal audiovisual de Google. Mantener un canal de YouTube, ya sea personal o de empresa, requiere de mucho tiempo, esfuerzo y recursos, pero también puede aportar muchas satisfacciones.

Un negocio, empresa o profesional autónomo que quiera confeccionarse un canal al estilo de un youtuber debería elaborar, previamente, un plan de contenidos. No consiste en subir vídeos promocionales todas las semanas, sino en generar clips que realmente interesen y sean útiles para la comunidad. La clave es que cada negocio o autónomo piense en cuál es su expertise y qué puede contar sobre lo que hace que resulte curioso o atrayente. En definitiva, transformar aspectos de un oficio o ramo particular en historias, tutoriales, workshops, etc.

A priori, encontrarle el storytelling a una determinada profesión puede resultar complicado, pero está ahí. Aspectos de una determinada actividad que a ti te parecen comunes, aburridos o a los que no les das importancia, pueden interesar a muchas personas que no saben cómo es tu día a día.

Por lo general, la gente tiene mucha curiosidad por conocer cómo funcionan las cosas, sobre todo en sectores que suelen ser bastante opacos o desconocidos. YouTube está lleno de buenos ejemplos de profesionales con canales interesantes: psicólogos, enfermeras, profesores de matemáticas, investigadores, masajistas, mecánicos, dentistas, etc. Haz búsquedas y ve algunos de sus vídeos para inspirarte. 

Sin miedo al sentido del humor

Aunque cada youtuber usa un estilo propio, en YouTube como plataforma se han asentado un lenguaje y unos códigos muy particulares. Es importante que los uses dentro de tus clips para no desentonar y atraer al mayor número de audiencia posible. Si vas a hacer un formato videoblog, es conveniente que te sirvas de cortes, efectos, zooms, jingles, emojis, bromas, etc. 

En un principio quizás te dé la sensación de que el contenido que estás creando está siendo poco serio o que te estás expresando de manera poco profesional, pero debes tener en cuenta que YouTube funciona de una manera muy especial y que muchos de los internautas que visualizarán tus vídeos son millennials o miembros de la generación Z, acostumbrados a esta forma de expresarse. Si hablas su idioma, podrás llegarles mucho mejor. 

Otra posibilidad es generar un contenido de ficción, como una webserie, cortometraje, etc. Seguramente uno de los mejores y más virales ejemplos es el de Desatranques Jaén, una pequeña empresa jienense especializada en la limpieza de tuberías, fregaderos, bajantes y fosas asépticas. Además de sus simpáticos tweets, hicieron una pequeña serie con tintes de terror y mucha sorna. 

Otro caso muy famoso y exitoso de un negocio que hizo un buen content marketing en vídeo se dio en los primeros pasos de Internet, cuando YouTube acababa de nacer y los vídeos se hacían en flash. La tienda de información y electrónica de consumo Electronicaweb junto a Nikodemo creo una webserie de animación llamada Cálico Electrónico que originalmente pretendía promocionar el negocio y que acabó siendo tremendamente muy popular en Internet. Cálico usaba diferentes gadgets y artefactos que adquiría en el comercio. 

Por último, otra estrategia que usan muchos youtubers es hacer colaboraciones con otros youtubers. De esa forma, suelen tener más visibilidad, ya que muchos seguidores o suscriptores de la figura conocida acaban recabando en el canal donde aparecen. A veces estas sinergias, simplemente surgen, pero siempre ayuda tener un amigo, familiar o conocido influencer. 

El durante y el después

Hay otras cosas que debes tener en cuenta, además de los aspectos meramente creativos. Puedes trabajarte mucho un vídeo, pero si no cuidas ciertos elementos, será invisible y se perderá en el inmenso cementerio de contenidos audiovisuales que ha llegado a ser YouTube. 

Es importante que crees una miniatura llamativa para que la gente pinche en el vídeo y que rellenes el título, subtítulo, palabras clave, etc. YouTube, al igual que Google, también tiene su propio posicionamiento SEO. Y mucho cuidado con tocar determinados temas o usar música o imágenes con derechos, porque la plataforma puede bloquear tu contenido o incluso darte un strike (una penalización). 

Por supuesto, es necesario que cuides los comentarios que vas recibiendo en los vídeos. Es posible que te lleve tiempo hacerlo, pero es decisivo para crear debate, generar engagement y encarar algunas crisis de comunicación. 

Al margen de esta visibilidad orgánica, también puedes buscarla fuera de YouTube para dirigirla al portal. Así, no está de más que ancles el vídeo que desees potenciar en los perfiles de Facebook o Twitter de la compañía o el negocio en particular. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando