elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Generación millennial vs. generación X: así deben convivir en el trabajo

El mercado laboral avanza con rapidez y uno de los conflictos a los que se enfrentan las empresas es el de integrar la generación nueva de jóvenes y los trabajadores senior

Las empresas deben gestionar la llegada de los nuevos trabajadores con los veteranos

Las empresas deben gestionar la llegada de los nuevos trabajadores con los veteranos // NeONBRAND (Unsplash)

Gestión Empresarial

MERCADO LABORAL

Marta Gracia

Marta Gracia

La tecnología avanza rápidamente y se instala en todos los sectores. El laboral no es una excepción. Por ello, los trabajadores deben reciclarse y no dejar de formarse. Las nuevas generaciones, que se incorporan a los puestos de trabajo, llegan formados en las nuevas tecnologías y en los nuevos avances. Las compañías deben saber cómo hacer esa transición. Pero sobre todo, las empresas deben contar con los trabajadores que ya saben cómo va el negocio.

La esperanza de vida va en aumento. Las generaciones vivirán cada vez más y con mejor salud. Por lo que la sociedad y el mercado laboral se debe adaptar a esta situación. Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España, asegura que tiene que haber reformas para que las generaciones más veteranas puedan seguir trabajando: “De distintas maneras, no en jornadas de 8 o 12 horas, sino adaptándose a su situación”. Asimismo, tal y como afirmó en el I ClosinGap Summit “son necesarias reformas para que sigan contribuyendo los mayores de 60 y 65 años”.

Una afirmación con la que se mostró de acuerdo Antonio Huertas, el presidente de Mapfre, quien aseguró que los trabajadores senior deben contribuir “hay que aprovechar a esta generación y sus conocimientos”. E insistió que hay que hacer reformas para que los mayores, “que serán mayoría”, puedan seguir contribuyendo. Por ello, considera que hay que cambiar la  educación, mercado laboral, adaptar modelos productivos y de consumo…”en general todo el sistema de convivencia”.

Carlos Viladrich, director de RRHH de Grupo Adecco España, explica que la diversidad es clave para las empresas en el momento actual. “Pero para que la diversidad se traduzca en riqueza, en valor añadido, deben darse un condicionante clave como es el máximo respeto a puntos de vista divergentes para lo que, a su vez, es imprescindible una gran dosis de humildad y generosidad”, apunta.

Pero ¿cómo se deben adaptar?

La gestión de distintas generaciones en el ámbito de la empresa es uno de los grandes retos de los líderes del siglo XXI y es necesario que desarrollen entornos en los que se compartan ideas, actividad y objetivos para que puedan empatizar y se consiga la conexión. Uno de los problemas que se plantea con los trabajadores senior es que el mercado laboral también debe recibir a las nuevas generaciones. Trabajadores con más formación académica, pero con menos práctica en el negocio. Por ello, es necesario que la compañía sepa integrar a las dos generaciones, ya que todos coinciden en que trabajadores senior y junior deben convivir porque así mejorará las empresa. 

Adolfo Ramírez, asesor senior en Transformación Digital e Innovación, comenta que los trabajadores senior “deben entender la necesidad de incorporar nuevo talento para completar las competencias de la organización” en unos momentos en el que están cambiando drásticamente las formas de trabajar y en el que aparecen nuevas funciones que son imprescindibles para el futuro de la compañía.

Por ello, considera que las organizaciones tienen que generar espacios de colaboración en el que las personas que llevan más tiempo en la organización aportan su conocimiento y experiencia y los jóvenes su frescura, flexibilidad y nuevos retos. “Algunas iniciativas que se están desarrollando con éxito son el ‘mentoring de ida y vuelta’ en el que cada profesional aporta su valor en la relación y los ‘workshop mixtos’ en los que se comparten ideas y distintos puntos de vista”, explica Ramírez. Otra idea es promover proyectos de co-creación, en el que con un objetivo común las aportaciones son más naturales generándose ámbitos de intercambio.

Viladrich, por su parte, asegura que la convivencia generacional es un activo al que se debe ser capaz de sacarle provecho porque, “la busquemos o no, nos la vamos a encontrar”. Por tanto, las empresas “debemos promoverla favoreciendo su participación en grupos de trabajo que analicen los problemas y busquen soluciones aportando diferentes perspectivas que enriquecerán, sin lugar a dudas, el proceso de toma de decisiones y la calidad de las soluciones”.

Federico Tresierra, director de recursos humanos en Merck, asegura que para que la integración sea correcta, la empresa tiene que formar a los trabajadores que llevan mucho tiempo. “Hay que lanzar el mensaje de que con 58 años puedes ser capaz de hacer muchas cosas”, asegura. Ante esto, Ismael Fuentes, CIO Vizeum, se pregunta: “¿Qué prefiero un científico de datos y enseñarle el negocio o un experto en el negocio y enseñarle análisis de dato?”. Y el mismo se contesta: “Hay que reciclar al antiguo, pero contratar al nuevo, al que viene con nuevos conocimientos. Hay que tener un mentor”.

Reciclaje interno y búsqueda externa

Beatriz Lasa, directora de recursos humanos de Nec, explica que en su compañía apuesta por el reciclaje interno, pero “hay demandas a las que llegamos tarde, por lo que hay que salir a por esos trabajadores nuevos”. No obstante, considera que es bueno también que se haya rotación, “porque así nos obliga a esforzarnos bien y a ver puntos nuevos”.

Mónica Peñaranda, manager de recursos humanos de Farlabo, señala que hay que estar cerca del talento de los millennials, de las nuevas generaciones. Lasa insiste en que “nos reinventamos, pero un soplo de aire nuevo viene muy bien”. Finalmente asegura que en muchas ocasiones “necesitamos a alguien externo que nos diga cómo se debe hacer el cambio”.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando