La 'ciberguerra fría' amenaza con ganar intensidad en 2020

Los conflictos internacionales también se juegan en la red y las previsiones de Check Point para 2020 auguran un recrudecimiento entre bloques. Además, las `fake news¿ volverán a amenazar los cimientos democráticos

La 'ciberguerra fría' amenaza con ganar intensidad en 2020

EL PERIÓDICO

Futuro

CIBERSEGURIDAD

Fran Leal

Fran Leal

Cada vez utilizamos más los canales digital y, con ello, se van trasladando los conflictos y amenazas que veíamos exclusivamente en el mundo físico al entorno virtual. Son muchas las incógnitas respecto a lo que nos deparará el año 2020 en materia de ciberseguridad, pero desde Check Point observan tres grandes tendencias para el próximo año, en relación con el incremento de la tensión internacional.

‘Fake news’ y ataques a infraestructuras críticas

En primer lugar, veremos de nuevo, con motivo de las elecciones estadounidenses, una proliferación de las ‘fake news’, que tanto influyeron ya en los comicios de 2016. Además, estas acciones de intoxicación informativa no se limitan a grupos nacionales, pues es más que probable que desde otros países hayan comenzado a desarrollar e implementar nuevas campañas, con el objetivo de influir en los resultados electorales.

La segunda megatendencia para 2020 será el aumento de ciberataques contra infraestructuras críticas y servicios públicos. En relación con esto, “el principal problema a la hora de garantizar la seguridad de estas infraestructuras se encuentra en que, en muchas ocasiones, utilizan tecnologías más antiguas y, por tanto, son vulnerables frente a un mayor rango de ciberamenazas”, sostiene Eusebio Nieva, director técnico de Check Point en España y Portugal. Por ello, es necesario que las tecnologías que se implementen en estos servicios “sean de vanguardia”. A un nivel superior, “es fundamental que las infraestructuras cuenten con una estrategia de ciberseguridad eficiente”, donde se presenta el dilema de si llevarlo a cabo de forma interna o bien recurriendo a un servicio externo.

Se intensifica la “ciberguerra fría”

La última tendencia, y más preocupante, corresponde a lo que desde Check Point han denominado “ciberguerra fría”, que se verá intensificada. Las principales potencias occidentales y orientales separan cada vez más sus tecnologías e inteligencia. De hecho, el mejor ejemplo es la guerra comercial desatada en los últimos tiempos entre EEUU y China.

En este contexto, los ciberataques serán cada vez más utilizados en conflictos indirectos entre estados de menor tamaño. Eso sí, contando con la financiación y habilitados por grandes naciones, bajo la pretensión de asentar y ampliar sus ámbitos de influencia. Al respecto, Nieva afirma que “más allá de los conflictos bélicos físicos, la ciberguerra fría permitirá a aquellos países con tecnología puntera atacar otras naciones, utilizando nuevas variantes de ciberataques y amenazas, dirigidas a sus infraestructuras críticas, cada vez más avanzadas y desarrolladas”.

Como en toda ‘guerra’, la defensa puede tener un papel incluso más determinante que el ataque. Ahora bien, en el mundo digital lo que prevalece es la prevención: “Al igual que frente a cualquier otro tipo de ciberamenaza, la mejor forma de combatir estas prácticas es apostar por una estrategia de ciberseguridad proactiva basada en la detección precoz de estos ataques, ya que de esta forma podemos poner medidas de contención antes de que lleguen a afectar a las empresas. Asimismo, la concienciación y la formación son otros dos pilares básicos de una estrategia de protección óptima”, defiende Nieva.

Lejos de lo que pueda parecer, los usuarios, dependiendo de en qué se materialicen estos ciberataques, sufriremos en buena medida las consecuencias. Por una parte, si son atacados los servicios básicos, podrían verse afectados los sistemas de suministro eléctrico o de agua para el consumo. Pero si, en cambio, sufriera incidentes el sistema de salud, “estas ciberamenazas podrían incluso llegar a poner en peligro la vida de miles de pacientes, ya que se podrían hackear dispositivos médicos utilizados en quirófanos, modificar o, incluso, eliminar los historiales médicos de millones de usuarios”, advierte Nieva.

Predicciones técnicas para 2020

Más allá de estas tres megatendencias, a nivel técnico Check Point también ha comunicado sus 3 predicciones para el próximo año:

  1. Aumento de ataques de ransomware dirigido. El ‘secuestro virtual’ cada vez está más centrado en las empresas, gobiernos locales y organizaciones de atención sanitaria concretas. De hecho, según el proveedor de ciberseguridad, va a crecer el número de organizaciones que contraten pólizas de seguro contra estos ‘secuestros’, por lo que es más que probable que aumenten a su vez las demandas de rescates por parte de los malhechores.
  2. Phising más allá del mail. Los ciberdelincuentes diversifican sus métodos y canales de ataque para conseguir sus objetivos. Por ello, y aunque el mail siga siendo muy utilizado, veremos nuevas fórmulas, como los ataques dirigidos a teléfonos móviles a través de SMS, redes sociales o plataformas de gaming.
  3. Incremento del malware móvil. Este tipo de ataques, en concreto contra la banca móvil, ya creció un 50 por ciento en el primer semestre de 2019, por lo que la tendencia es claramente alcista. Además, cualquiera que esté dispuesto a pagar a los desarrolladores de malware podrá distribuir las nuevas versiones de forma generalizada, advierten desde Check Point.

Evidentemente, todo esto son predicciones que tendremos que ver cómo evolucionan con el nuevo año. Pero de lo que sí podemos estar seguros es de que la red se ha convertido en un nuevo campo de batalla. Y los usuarios también tenemos nuestro papel en esta guerra.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando