Epitech: cuando la universidad se quiere parecer a la FP Dual

El mercado laboral ya no busca solo alumnos que conozcan la teoría, sino que quieren trabajadores con conocimientos prácticos.

Las clases de Epitech son totalmente prácticas

Las clases de Epitech son totalmente prácticas // Epitech (Epitech)

Formación

FORMACIÓN PRÁCTICA

Marta Gracia

Marta Gracia

La práctica en la formación es una pieza clave para poder contar con profesionales preparados. Una pieza que se vuelve todavía más importante en empleos tecnológicos, de inteligencia artificial o big data. La formación profesional ya se puso a ello hace años, aunque no está de todo implementado. Pero en la universidad todavía se fomenta la teoría, por eso, se ha exportado desde Francia Epitech. Campus universitarios enfocados 100% a la práctica.

Por ahora tienen 18 campus en Francia (donde nace la idea), España, Alemania y Bélgica. “La principal diferencia a una ingeniería informática clásica es que no hay teoría, hacemos pedagogía por proyectos, lo que nos permite hacer una evaluación continua y no tenemos que hacer un examen”, explica Xavier Núñez, director de Epitech en España. Los resultados del proyecto van validando las competencias y los módulos correspondientes. 

Además, los alumnos hacen prácticas en empresas a partir del segundo curso. Son prácticas obligatorias, todos los alumnos van a tener que trabajar por lo menos en tres periodos durante la carrera de 4 a 6 meses en alguna empresa del sector digital y son prácticas remuneradas donde aprenden y ponen en prácticas lo que han aprendido en el campus.

Núñez explica que Epitech sí que tiene similitudes con la FP Dual, pero matiza que “al final no deja de ser una formación profesional y Epitech está en el ámbito universitario”. Y es que hay que recordar que la duración es de 5 años si se le suma el año del máster que “es bastante potente”, pero tiene un enfoque práctico como puede tener la formación profesional.

El mercado laboral reclama esta formación

“El mercado laboral, sobre todo el ámbito tecnológico, digital y de nuevas tecnologías reclama este tipo de formación”, explica el director de Epitech. De hecho, asegura que de 100 ofertas de trabajo solo hay unas dos o tres que están más centradas a temas de investigación y de base científico y teórico. “El 98% de los puestos de trabajo van a ser operaciones para desarrollar plataformas, resolver problemas, hacer temas de consultoría, de migración de sistemas, que implican conocimientos muy prácticos”, apunta Xavier Núñez.

Según el director, el mercado laboral ya no solo busca esta formación práctica, sino una apertura de mente y una capacidad de poder aprender cosas nuevas que el alumno no tiene por qué haber visto en la carrera, “ya que la tecnología está en constante evolución”. Por ello, insiste en que los alumnos de Epitech saben adaptarse a estas novedades. “Un alumno que se ha regido por un sistema de asignaturas y exámenes está menos abierto a esos cambios o a aprender esas nuevas tecnologías que alguien que ha estado batallando para desarrollar un proyecto o proponer cosas que no tienen un resultado único”, explica Xavier Núñez. 

Los alumnos hacen prácticas desde el segundo curso// epitech

En resumen, en Epitech ponen mucho énfasis en las soft skills: liderar, trabajar en equipo, proponer soluciones… “Esto es lo que las empresas miran en las entrevistas. Miran lo que sabes de programación, de informática, pero luego analizan cómo se comporta, cómo se expresa, su motivación, su liderazgo. En un modelo más clásico de universidad no se desarrolla tanto”, asegura el director del campus. 

Según Núñez, los alumnos españoles están bien formados. “Lo que aprenden en el colegio está bien porque es la base de cualquier estudio, luego es normal que no sepan la tecnología porque es algo que evoluciona y cambia”, señala. Pero matiza que lo que sí que ven y preocupa es que hay muchos alumnos que no han hecho nunca una presentación oral de un proyecto o que les cuesta gestionar el tiempo. “El sistema educativo está por la labor, pero el tema no está terminado, aunque se está identificando y muchas escuelas ponen metodologías un poco más abiertas”, asegura Xavier Núñez.

Por el momento Epitech tiene solo 1 campus en España, concretamente en Barcelona, donde empezaron hace tres años y están en total unos 80 alumnos. Núñez asegura que cada año van mejorando. “En Barcelona ya está implementado y hemos ido a la feria AULA de Madrid para darnos a conocer en el público de aquí”, señala. Por ello, el futuro de Epitech pasa por expandirse a otras zonas del país como Madrid, Valencia, Málaga…

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando