elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

"No hay que temer a las fintech. El principal miedo deben ser las big tech"

Hablamos con Francisco Estevan, consejero delegado de Innsomnia. Una aceleradora que se ha convertido en un centro de innovación digital en solo 3 años

Francisco Estevan, consejero delegado de Innsomnia

Francisco Estevan, consejero delegado de Innsomnia // Innsomnia (Innsomnia)

Fintech

Según Francisco Estevan (Innsomnia)

Marta Gracia

Marta Gracia

Francisco Estevan es el consejero delegado de Innsomnia, una aceleradora de startups fintech, que se ha convertido en un centro de innovación digital. La principal diferencia que tienen con otras aceleradoras es el B2B y que no hay inversión en el capital, sino de cocreación. Estevan asegura que no hay burbuja de fintech en España y que todavía queda mucho camino por recorrer. Recomienda a las startups comenzar con un objetivo internacional, ya que España es el puente europeo Latinoamérica.

Este año han lanzado la quinta edición de Innsomnia by Bankia. Una oportunidad para que las fintech consigan un primer gran cliente. De esta edición quieren ver nuevos campos todavía poco explorados como la ciberseguridad o acercar todos los procesos a pymes y autónomos

¿Cómo definiría Innsomnia? 

Nació como una aceleradora y ha ido evolucionando hasta convertirse en un centro de innovación digital porque no solo aglutinamos distintos programas con corporaciones, sino que hemos juntado muchos servicios, no solo de aceleración, sino también tenemos servicios de formación, de consultoría... 

Arrancamos en el 2016 con una particularidad de diseñar un esquema de colaboración de grandes empresas y startups distinto al que había en el mercado. Nuestro modelo es de no inversión en el capital y de cocreación. Esto nos ha permitido inventarnos una tecnología de desarrollo que hoy en día es muy demandada por las corporaciones. Tenemos una ventaja, Europa es continente del B2B y esto va a consolidarse en áreas como la salud, la eficiencia energética, las smart cities, la sostenibilidad. Europa tiene una gran ventaja en este sentido si la sabemos aprovechar. 

¿Qué le diferencia de otras aceleradoras?

La principal diferencia es el B2B, la cocreación. Esto no va de que las startup son muy listas y las corporaciones muy poderosas. El mundo es transversal, está todo muy cruzado. Nuestra idea es que cualquier corporación puede colaborar con cualquier startup y juntas pueden crear algo nuevo y mucho mejor de lo que había antes. 

Fueron la primera aceleradora fintech de España, ¿cómo ha evolucionado en estos años el sector?

Ha evolucionado muy bien. Nacimos con el objetivo de consolidarnos como la primera aceleradora fintech en España y hoy creo que Innsomnia está entre las 5 mejores aceleradoras fintech de Europa. En 2016, la mayoría de los bancos estaban haciendo compras a través de sus fondos o capital riesgo. Hoy en día no conozco ningún banco que no diga que es fundamental colaborar con las fintech. El mercado se ha convertido en un mercado colaborativo.

No hay que temer a las fintech, vuestro principal miedo tienen que ser las big tech. La mayoría de las big tech tienen sistema de pago. Todo el mundo quiere entrar en esto. Erróneamente piensan que quieren entrar en el negocio bancario y no, la gente quiere entrar en el mundo de los datos. Y los bancos tienen una ventaja porque ya lo tienen. En cómo lo explotan y cómo evoluciona está el gran reto. 

Se incorporan más bancos a la estrategia de colaborar con startups y más startups quieren venir a españa a hacer pruebas. Así que las perspectivas son proyectos más pequeños. Más bancos colaborando y más startups entrando en el mercado español.

Sede de Innsomnia en Valencia // Innsomnia

La política española está en pausa y lleva bastante tiempo, una de las iniciativas que lleva parada mucho tiempo es la del sandbox ¿cómo beneficiaría a las fintech esta iniciativa?

Todo el mundo lo ve como la panacea, pero yo no lo veo. Es una herramienta necesaria. De hecho, en los países donde ha funcionado, sobre todo Reino Unido, permite desarrollar pruebas de concepto de una manera más rápida, esto es cierto, pero en Reino Unido va a acompañado de una regulación que lo hace todavía mucho más extensible a otras realidades. Que se apruebe el sandbox es algo muy importante para que empresas de fuera puedan probar cosas más rápido y nuestras propias startups puedan desarrollar modelos de negocio sin tener que pasar por toda la burocracia.

También hace falta que las cosas pasen más rápidas, que no se quede en pruebas de concepto o idealización. Es necesario que los ceos de los grandes bancos se crean el mundo de las starups y empiecen a contratarlas. Hay empresas que no quieren hacer pruebas de concepto, ya han probado sus ideas y sus proyectos y lo que quieren es facturar. 

El gran atractivo que puede tener España para las empresas españolas, además del sandbox, es que el sistema financiero español es un sistema muy consolidado, muy digitalizado y muy potente. Europa puede utilizar España para dar el gran salto a latinoamérica y ahí estamos hablando de 600 millones de hispano hablantes con retos fintech como la educación financiera o la inclusión financiera, que serán claves en el futuro.

¿Qué tiene que tener un proyecto fintech para que prospere?

Que pueda probarse rápido, que no tenga costes de adaptación muy elevados y que pueda escalar. Los proyectos fintech que buscan la exclusividad o los nichos de mercado acotados se quedan en el camino. Hay oportunidad de crecimiento en algunas verticales como es la ciberseguridad, el green banking o los bancos sostenibles, la educación financiera y todo lo relacionado con la llegada de productos financieros a pymes y autónomos. Tienen que demostrar que son útiles no solo al sistema bancario, sino a todo lo que hay alrededor. Si yo fundara una fintech la fundaría con una visión por lo menos latinoamericana, ya desde el principio. Desde Innsomnia estamos tratando de sacar muchos proyectos a latinoamérica a través del ICEX.

¿Cree que podría haber una burbuja de fintech?

Yo creo que no, porque en España es difícil que pase. La concentración de inversión en fintech ha estado en China y en EEUU. En Europa ha estado en Londres. En España no es muy significativa. Al final pensamos fintech y vemos bancos pero es algo que va más allá. Llegará a toda la industria. Todo lo que nos podamos imaginar acaba en un pago y en algún momento genera datos y aquí las fintech tienen un campo enorme todavía por crecer. No sé si a eso le llamaremos fintech o no, pero al final es tecnología que permita el uso de servicios financieros. 

Es necesario que los ceos de los grandes bancos se crean el mundo de las startups y empiecen a contratarlas

Van por la quinta edición de Innsomnia by Bankia ¿cómo es la relación con la entidad? ¿qué esperan de esta edición?

La relación es muy buena cada vez mejor. Estamos muy orgullosos, es nuestro proyecto bandera, lo que siempre contamos. Ha habido dos grandes hitos. El primero arrancar con un modelo nuevo, Bankia se arriesgó y estamos muy agradecidos. Y lo segundo es evolucionar hacia un modelo de consolidación de un ecosistema y ahí la relación es muy buena, porque hemos creado un sistema de gobernanza.

La relación con todas las áreas es cercana y se produce relación entre nosotros, pero también entre el banco y las startups y creo que es el único banco que lo tiene de una manera tan grabado a fuego. En Bankia las cosas pasan. Es el banco que más pruebas de concepto hace al año. Tenemos un acuerdo a largo plazo con ellos, hemos lanzado un nuevo fondo de inversión en startups y estamos muy esperanzados en que nos de una nueva herramienta de trabajo.

De esta quinta edición esperamos que seamos capaces de desarrollar proyectos con startups que tenga su residencia en otros países, que una parte de los proyectos que se consoliden sean globales. También esperamos probar cosas en otras verticales: cripto, ciberseguridad, internet de las cosas, inteligencia artificial. Experimentar más. Y el tercero es que esperamos consolidar el hub que hemos lanzado en Madrid. queremos que sea un lugar de encuentro.

¿Qué supone para una startup trabajar con Bankia?

Tener acceso a un primer gran cliente, lo cual es una puerta de entrada a otras entidades y a otras empresas. La mitad pasan de sector en sector: Insurtech, fintech, industrial. Además, supone hacer algo en tiempo y forma sin gastar tiempo y recursos innecesarios. Es uno de los grandes dramas del emprendimiento, ir puerta a puerta mostrando sin que nadie les pague nada. Ese modelo está cambiando. Las corporaciones cada vez son más conscientes de que va en serio, que las startups son una gran palanca de ese cambio.

¿Qué consejo darías a las startups que se presentan?

Que tengan un poco de paciencia, que por mucho que lo intentamos, las corporaciones son lentas, es difícil moverse y que una vez que tengan la luz verde por parte de su sponsor lo hagan sin miedo, rápido y sin red. El 60% de las startups que pasan por nuestro programa de aceleración acaban siendo clientes del banco, socias, join venture… que confíen que van a tener todo nuestro apoyo para hacerlo. Que no se distraigan y que si han pactado en hacer algo con el banco que no se distraigan

¿Por dónde pasa el futuro de Innsomnia?

Nuestro futuro pasa por lo internacional. Estamos haciendo una gran apuesta por latinoamérica y ya estamos en Argentina y en Perú y este año abriremos y lanzaremos en Colombia y seguramente en Miami. Nuestro proyecto pasa por todo lo que hemos aprendido aquí lanzarlo en Latinoamérica. Lanzamos talent route, que es la mayor red de aceleradoras independientes del mundo europea. Somos el mayor laboratorio de startups b2b, tenemos un gran potencial para hacer que todas esas startups den el paso a latinoamérica. Innsomnia quiere ser ese puente entre Europa y Latinoamérica. La transición es difícil en algunos proyectos, pero la innovación tiene pocas leyes y fronteras. Hay que adaptarse los cambios culturales, temas de precio, de tiempo, pero al final, un mecanismo que que mide la capacidad de prepago que tiene alguien a través de datos funciona en todo el mundo. Lo bueno de la tecnología es que utiliza un lenguaje universal que nos va a permitir hacer globales nuestras empresas más rápidamente.

En este articulo: Transformación digital

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando