elPeriódico economía

Lunes, 14 de octubre del 2019

Economyz

¿Qué es la Huella Ambiental de Producto? Esta empresa quiere ser la primera distribuidora en implantarla

La Huella Ambiental de Producto (HAP) es una metodología que mide el impacto ambiental de un producto o servicio a lo largo de su ciclo de vida. La empresa de distribución Lyreco busca ser una de las primeras de su sector en ponerse en marcha

La HAP es una metodología que mide el impacto ambiental de un producto o servicio.

La HAP es una metodología que mide el impacto ambiental de un producto o servicio. // Pixabay

Entorno

INICIATIVAS SOSTENIBLES

nora-benito-bn

Nora Benito

La Huella Ambiental de Producto (o también conocida como HAP) es una forma de evaluar el impacto ambiental que tiene un producto o servicio durante todo su ciclo de vida, y lo hace comparando con otros como punto de referencia. 

Basada en el Análisis del Ciclo de Vida (ACV), la Huella Ambiental de Producto es una metodología promovida por la Comisión Europea que busca como objetivo normalizar y estandarizar la información ecológica comparable de un producto desde sus materias primas al embalaje, distribución, reciclaje y hasta el final de su vida. 

De esta forma, se evita la dispersión de criterios y se unifican en un único método de evaluación medioambiental comparativo, a través del cual se estandarizan las más de 400 etiquetas ambientales que existen.

Que toda la Unión Europea cuente con unos estándares únicos en este tema es un paso que se comenzó a dar ya en 2011, pero fue realmente en 2013 cuando se publicó la metodología HAP, aprobada en 2018. En la actualidad, ya se han realizado numerosas pruebas piloto de la huella ambiental en artículos como aceite de oliva, cerveza, baterías, vino, calzado o detergentes, entre otros muchos. En base a esto, los consumidores podrán tomar decisiones de compra de acuerdo a la huella ambiental y no solo según la calidad o el precio. 

Además de esta, la Unión Europea también ha planteado otra metodología para medir el comportamiento ambiental de las organizaciones, la HAO, es decir, Huella Ambiental de las Organizaciones, que mide su desempeño ecológico con el objetivo de reducir su impacto ambiental.

LYRECO, EL PRIMER DISTRIBUIDOR EN IMPLANTAR LA HAP

Una de las compañías que quiere poner en marcha la HAP es Grupo Lyreco, empresa especializada en la distribución de productos y servicios para el entorno laboral. Para ello, está realizando ensayos sobre sus productos y ya ha presentado los resultados de la evaluación de su gama de detergentes, al mismo tiempo que implementará evaluaciones para cerca de 40 productos como cartuchos, materiales de escritura e impresión o papel. 

“Desde hace muchos años apostamos por el desarrollo sostenible. La primera apuesta, después de tener las certificaciones de calidad y medio ambiente, fue adherirnos al Global Compact de Naciones Unidas. Después de esto, establecimos varias estrategias de sostenibilidad; ahora estamos en la segunda estrategia hasta 2024 y la enfocamos en seis partes: económica, gobernanza, medio ambiente, cuidar la cadena de suministros y a las personas que trabajan en la organización y la comunidad”, explica Marta Flores, quality, security & sustainability manager en Lyreco Iberia, en una entrevista con BYZness

Tal y como esta experta explica, desde Lyreco intentan marcar tendencia en el mercado, partiendo de una web de desarrollo sostenible y su apuesta por la HAP. “Lo que queremos es hacer fácil la compra de los productos desde una perspectiva ambiental y que el cliente pueda comparar en todas las etapas: desde que se fabrica, pasando por qué materias primas hasta el final de su vida útil. Buscamos esta metodología porque es una apuesta de la UE y te permite comparar tu producto con los que hay en el mercado; es la forma más fácil de comunicar a los consumidores cuál es el impacto ecológico real de los productos”, aclara. 

DIFICULTADES EN EL ÁMBITO DE LA SOSTENIBILIDAD

Para Marta Flores, una de las claves para ser sostenibles es la transparencia. “Optamos por poner a disposición de todo el mundo ejemplos de lo que hacemos”, explica. “Sensibilizar,  concienciar y marcar tendencia. Los usuarios cada vez son personas más concienciadas, e incluso cada vez son más las empresas que nos piden que les ayudemos a dar un giro a estas compras más sostenibles”, declara. 

No obstante, a pesar de esta afirmación, Flores aclara que la industria a veces es “reticente cuando ve la sostenibilidad como un gasto y no como una inversión”. Lo mismo ocurre con la Huella Ambiental de Producto según su parecer: “La UE lleva años intentando lanzarla y hasta que no se pongan de acuerdo todos los actores importantes de cada sector esto no va a ocurrir de forma definitiva porque hay quien lo ve como un gasto y no una inversión”, concluye. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando