Miércoles, 25 de noviembre del 2020

Economyz

Centros comerciales, ¿cómo están amortiguando la crisis?

Los centros comerciales también han sufrido las consecuencias del COVID. Ignacio Cernuda, CEO de LyC Consultores nos cuenta qué están haciendo para hacer frente a esta crisis.

Centros comerciales, ¿cómo están amortiguando la crisis?

David Castro (EL PERIÓDICO)

Empresarios

CENTROS COMERCIALES

Lidia Alvarez Byzness

Lidia Álvarez Vellido

Los centros comerciales han notado las consecuencias del COVID, como ha ocurrido en todos los negocios, pero no tanto como imaginamos. Sí es cierto que durante los meses de confinamiento tuvieron que estar abiertos debido a que en ellos se ubican establecimientos de primera necesidad, algo que les ha ocasionado unas pérdidas que se pueden traducir en alrededor un 20% de la renta anual

Así lo explica a BYZness Ignacio Cernuda, CEO de LyC Consultores, una empresa española especializada en asesoramiento y comercialización de centros comerciales que en la actualidad gestiona 14 espacios de este tipo.

“A pesar de estar cerradas las tiendas, el centro comercial estaba abierto. Lo que nos ocurría era, no sólo tener ingreso cero, sino que además teníamos un gasto de tener el centro en marcha. A la empresa de seguridad no puedo decirle que quiero esos meses menos vigilantes y el IBI sigue siendo el mismo”, apunta el experto.

Podríamos pensar que a esto se le añade la disminución de afluencia, la cual ha caído, pero no tanto como pensamos. Según un estudio realizado por MVGM, durante agosto y septiembre se mantuvo en un 30% menos en comparación con las mismas fechas del año pasado, siendo las dos primeras semanas de agosto las que más distan del año anterior con un 32% y un 33% menos, respectivamente. 

En este sentido, esta disminución de personas en el centro comercial no se asemeja a lo ocurrido con las ventas ya que las compras se realizan de manera mucho más certera además de acudir al centro comercial de forma individual, explican en dicho estudio, donde la firma inmobiliaria asegura que “el comportamiento de los parques comerciales está siendo óptimo”.

En esto coincide Cernuda, quien señala que en los centros comerciales que gestionan ellos están en un 85% de tráfico de personas respecto al año anterior y añade que la reducción del aforo a la mitad “no es una medida que tenga importancia ya que es tan alto el aforo de este tipo de espacios que ningún año se ha llegado al 50% del mismo”.

A lo que sí le da importancia el experto es a otro tipo de cuestiones como la limitación de distancia en la restauración o en los cines, “uno de los sectores más golpeados por la COVID”.

¿Qué pasará en Navidad?

Cernuda estima que los niveles, tanto de afluencia como de consumo, se establecerán en torno a un 80%-85% respecto al año pasado, unos porcentajes “que no están mal del todo” ya que 2019 fue uno de los mejores en estas métricas. 

“Esto es un problema muy grande pero temporal. Tenemos muy claro que la caja de este año será horrorosa y ya no hay quien la salve por lo que ahora toca la segunda parte que es intentar salvar lo que queda de año y eso creemos que lo podemos conseguir preservando el valor de los centros comerciales a través de acuerdos con los operadores para que se queden ahí y sobrevivamos juntos a esto”. 

Este es el objetivo que tiene la empresa especializada en este tipo de negocios, desde donde están trabajando en salvaguardar la ocupación y el valor que tienen este tipo de espacios a través de acuerdos. 

“En el sector ha habido dos tendencias básicamente, Por un lado una tendencia de reconocer el cierre de los comercios y por tanto tratar de trabajar con los arrendatarios para compartir el golpe de estar cerrados dos meses y medio. Y por otro lado, ha habido otra vertiente de propietarios que han decidido que el contrato es para cunplirlo”.

Por ello, uno de estos acuerdos ha sido el de bonificar a los operadores de los centros comerciales la renta y cobrar sólo los gastos que suponen tener el espacio abierto. 

Cernuda es optimista y hace hincapié en el concepto de problema temporal. “El día que se acabe saldremos y compraremos igual que el día de antes de que empezara. La gente tiene ganas de salir y consumir. Somos un país donde nos gusta salir, darnos una vuelta, y tomarnos algo en una terraza antes o después de comprar”.

En este articulo: Mundo post coronavirus Empresas

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando