¿Quién invierte en vivienda en la nueva normalidad?

Durante el confinamiento el inversor financiero en vivienda ha estado ausente y este tipo de operaciones se ha reducido hasta el 25,1%

Imagen de una inmobiliaria en el País Vasco

Imagen de una inmobiliaria en el País Vasco // Luis Tejido (EFE)

Empresarios

INVERSIÓN EN INMOBILIARIO

BYZness

Redacción BYZness

La crisis del coronavirus ha cambiado los hábitos de muchos inversores. Aunque parece que en el sector inmobiliario no tanto. La compañía Property Buyers by SomRIA ha presentado el estudio sobre el nuevo inversor inmobiliario post covid. Una de las conclusiones a las que han llegado es que crecen los inversores particulares interesados en adquirir pequeñas propiedades con rentabilidades cercanas al 5% e inversores especializados en comprar, reformar y vender a corto.

En el área inmobiliaria, Enric Jiménez, socio fundador y CEO de Property Buyers by SomRIE, señala las características del nuevo inversor inmobiliario y en el creciente interés por las propiedades situadas en el offmarket -aquellas propiedades que son compradas, alquiladas o vendidas con total confidencialidad, sin ningún tipo de anuncio publicitario, y que están dirigidas a un cliente -inversor en su mayor parte- que no necesita financiación externa y que opera con criterios muy profesionales de inversión.

De esta manera, asegura que el nuevo inversor post covid19 2020, “a corto plazo, en concreto en los próximos 6 meses” es un inversor inmobiliario particular, que está centrado en dos tipos de propiedades muy concretas: de un lado, aquellos que buscan una rentabilidad a largo plazo, cercana al 5%, a través de la adquisición de pisos pequeños destinados al mercado del alquiler. 

Por otro lado, aquellos que buscan realizar una operación a corto plazo, centrada en comprar, reformar y vender, aportando valor a la propiedad. “En este último caso se trata en la mayor parte de los casos de profesionales vinculados al sector de la construcción, decoración y reformas, con un importante olfato a la hora de visualizar las oportunidades de una vivienda y con escaso afán por acumular propiedades”, apunta Jiménez.

EL INVERSOR DURANTE EL COVID

Sin embargo, el inversor inmobiliario ha estado ausente de las operaciones de vivienda residencial durante el periodo de la pandemia. Según el estudio realizado por Tecnocasa y la Universitat Pompeu Fabra sobre el mercado inmobiliario, en el primer semestre las transacciones realizadas por este tipo de comprador han descendido hasta el 25,1%, dato que en 2019 fue del 26,5%. En 2017, este porcentaje llegó a su máximo con casi el 30% de las compraventas realizadas. Con este descenso de inversores, sube el número de compraventas realizadas con motivo primera vivienda y que necesitan de financiación bancaria (hipoteca) para su adquisición.

"El inversor empieza a desaparecer del mercado residencial", ha comentado José García-Montalvo, profesor de la UPF que colabora en el estudio de  la inmobiliaria. "En marzo los inversores salen de la bolsa ante las malas expectativas del mercado , pero aún se mantienen en el mercado inmobiliario. Luego la incertidumbre también se cierne sobre la actividad residencial paran también la inversión", ha comentado Montalvo.

La retirada de los inversores financieros del mercado inmobiliario, previsiblemente tendrá un efecto en el número de transacciones para el conjunto del año, aunque según los responsables del informe puede verse compensada por el cambio de uso de otra parte del oferta, principalmente de los apartamentos turísticos, que en una proporción significativa se están transformando en alquiler de temporada o "simplemente en alquiler residencial", destacan.

Según el estudio, los precios también han registrado caídas durante los primeros seis meses del año. El precio de la vivienda usada en España descendió un 4,94%, lo que sitúa el metro cuadrado en 2.245 euros. Se trata del segundo semestre consecutivo en el que el precio de la vivienda desciende, ya que en el segundo semestre de 2019 y en tasa interanual, la vivienda bajó un 2,1%. Las ciudades de Madrid (4,46%) y Barcelona (7,21%) presentan los dos descensos más importantes. Las dos capitales ya fueron las primeras en iniciar la bajada de precios hace seis meses y son también las poblaciones que marcan el camino y lo que después sucederá en el resto de poblaciones del país. "El mercado refleja la tendencia de contención de precios que ya se había puesto de manifiesto a finales del 2019", ha contado García-Montalvo.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando