Escape Rooms: el mazazo de la COVID a un sector en auge

El éxito de las salas de escape rooms en los últimos años se ha visto quebrado por la crisis de la COVID-19 en tan sólo tres meses, con pérdidas en el sector que pueden llegar a los 25 millones de euros.

Escape Rooms: el mazazo de la COVID a un sector en auge

Unsplash

Empresarios

ESCAPE ROOMS

Lidia Alvarez Byzness

Lidia Álvarez Vellido

La crisis de la COVID-19 ha supuesto un mazazo para un sector en auge como el de los Escape Room. 

Sin ir más lejos, según el informe “Repercusión de la crisis de la COVID-19 en el sector de los juegos en vivo: Escape Rooms” elaborado por AEJEVER (Asociación Española de Juegos en Vivo Escape Room), durante 2019 en España existían cerca de 1.000 empresas (autónomos y pymes) que tenían un volumen de negocio de 173,5 millones de euros. 

La implantación del estado de alerta y el cierre forzado de las salas desde el pasado 14 de marzo ha supuesto unas pérdidas de facturación a fecha del 1 de junio de aproximadamente 25 millones de euros

“Esto incluye las propias partidas, así como las actividades habituales en sus instalaciones como cumpleaños, despedidas de soltero o teambuilding”, explica a BYZness Miguel Miguel, dueño de Tangram Escape Rooms y socio de AEJEVER, quien añade que “en muchos casos agrava el problema el añadido de  las devoluciones de los importes pagados por clientes de reservas para estos meses”.

A estas pérdidas de ingresos el gerente de la compañía, que cuenta con dos salas en Madrid: “El secreto de la marina” y “La casa del cura”; asegura que la situación se ha vuelto aún más crítica al añadir los gastos fijos mensuales, algo que ha hecho que “por desgracia”, varios centros anunciaran sus cierres durante el confinamiento.

En este sentido, Miguel denuncia la falta de liquidez real o ayudas a las empresas y asegura que los créditos ICO anunciados por el Gobierno “a día de hoy, sólo se han concedido a un 15% de las pymes y autónomos de nuestro sector”.

En cuanto al personal, un gran porcentaje de las compañías se acogieron al ERTE y a día 1 de junio, más de la mitad de las empresas manifiestan que sus trabajadores no recibieron el ingreso por parte del SEPE, aún estando aprobados desde marzo la mayoría.

Los problemas también llegan con la reapertura

A finales de mayo las salas comenzaron a prepararse para reabrir sus puertas de forma paulatina, pero también con algunas “trabas” en el camino, como es la falta de protocolos oficiales específicos para el sector, ya que pertenecen a la actividad de “Ocio en general” a pesar de tener características propias.

Por esta razón desde la AEJEVER elaboraron, junto a Quirón Prevención, un Protocolo Especial Covid-19 de Prevención y Seguridad en Centros de Ocio en Vivo Escape Rooms para que “lo puedan implantar en su centro o lo tome como referencia para realizar el suyo propio”, explica Miguel. 

En el documento se proponen medidas específicas y generales de seguridad y prevención para afrontar esta reapertura, así como las establecidas como obligatorias por el Ministerio de Sanidad u organismos competentes. 

Street Escape, la alternativa al aire libre

En este sentido, con la entrada de la Comunidad de Madrid en fase 1 el pasado 22 de mayo, algunos centros comenzaron la actividad. 

Es el caso de Outfinders, que reabrió su Escape Room exterior “El Código de los Mendoza”, el primer Street Escape permanente en España, según asegura la compañía.

Este juego cumple con todas las recomendaciones sanitarias en la lucha contra el coronavirus ya que se realiza al aire libre y permite a los participantes mantener la distancia de seguridad mientras juegan.

Los escape rooms no nos abandonaron durante el confinamiento

Debido a las expectativas de declive en el sector, muchos fueron los que apostaron por la modalidad digital y otras similares “para tener una nueva fuente de ingresos o mantener activa su comunidad de usuarios durante el confinamiento”, señala Miguel.

En esta línea, durante estos meses se ha creado Runwilly, la “primera red social para escape rooms y escapistas”, que recoge más de 170 juegos online, la mayoría de ellos gratuitos. Desde investigar personas que han robado material sanitario necesario en la pandemia, hasta un nuevo planeta en el que la moneda de cambio es el papel higiénico, la COVID-19 también ha estado presente en esta modalidad. 


 

En este articulo: Mundo post coronavirus Empresas

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando