Las 4 claves para que el sector turístico español sobreviva a la pandemia

La prohibición de viajar ha hecho que el sector caiga con fuerza estos meses y que esté en riesgo la campaña de verano y por tanto, la rentabilidad del turismo

El sector del turismo español siempre ha sido muy competitivo

El sector del turismo español siempre ha sido muy competitivo // Miguel Lorenzo

Empresarios

CRISIS DE LA COVID-19

Marta Gracia

Marta Gracia

El turismo supone casi un 15% del PIB español. Un porcentaje muy importante. La crisis económica en la que ha derivado la crisis sanitaria del coronavirus ha hecho que el turismo sea uno de los sectores más afectados. La prohibición de movilidad, el miedo al contagio y el impacto en la economía familiar son algunos de los factores que están perjudicando al turismo. De hecho, un informe de la OCDE ha pronosticado una caída de ingresos de entre el 45% y el 70%. España siempre ha sido una gran potencia en este sector: ¿podrá salir el turismo reforzado?

Hay que pensar que en algunos puntos de España como en Canarias o Baleares, el peso del turismo aumenta hasta llegar al 35%. Pedro Aznar, profesor de Economía de Esade, señala que hay que ser capaces de superar la crisis en el turismo, porque “si no somos capaces aumentará la desigualdad económica territorial”. Además, explica que en esas partes donde el turismo tiene más importancia “es costoso y requeriría mucho tiempo” encontrar un sector alternativo. 

Por ello, durante una conferencia telemática, el profesor de Esade ha recalcado que para paliar los efectos de la crisis en el turismo “necesitamos medidas a escala europea”, es decir, para Aznar, las políticas nacionales no son suficientes e incluso se atreve a añadir “que en algunos casos podrían ser contraproducentes”. Pedro Aznar ha recordado que el turismo es el sector que impulsó la generación de empleo tras la crisis de 2008, y “si no se reactiva, el impacto será muy importante a escala nacional".

Medidas necesarias para paliar la crisis

1. Iniciativas de ayuda directas y no préstamos

El profesor de Esade ha explicado que cuando ésta comenzó "había una crisis de liquidez, pero ahora el problema es de solvencia y de rentabilidad". Para Aznar, el sector no va a ser capaz de generar la rentabilidad previa en el corto y medio plazo: “Una menor rentabilidad puede poner en peligro la capacidad que tienen las empresas turísticas para pagar sus gastos, y aquí es donde las Administraciones tienen que dar una respuesta". 

De esta manera, el profesor considera que endeudarse no es la solución para el sector turístico. “Tendrías que ser ayudas a fondo perdido, subvenciones…”, señala.

2. European Green Zones

En este punto de colaboración europea, Pedro Aznar ha explicado que las European Green Zones, es decir, aquellas áreas donde se considera que la epidemia está bajo control, lo que significaría que el turismo podría reanudarse antes. Entonces, en teoría, podría permitir a las personas viajar libremente de una zona verde a otra, como entre las áreas de Alemania donde el virus está controlado y Mallorca, donde muchos alemanes tienen casas de vacaciones.

3. Desgravaciones fiscales como en Italia

Al hilo de las ayudas, Pedro Aznar ha propuesto que las ayudas vayan a los turistas y no al sector. “Podrían ser ayudas a los turistas para que gasten durante sus viajes”, señala o incluso que sean desgravaciones fiscales para que puedan viajar sin miedo. En el caso de España, el profesor de Esade ha incidido en que no todo el mundo va a ir a hacer turismo “porque mucha gente está en una condición de desempleo o de ERTE y no tendrán recursos para salir”.

4. Extensión de los ERTE

En ese sentido, Pedro Aznar ha recalcado que "para paliar los efectos de la crisis en el turismo necesitamos medidas a escala europea; las políticas nacionales no serán suficientes y, en algunos casos, podrían ser hasta contraproducentes”, y sobre éstas últimas ha especificado que "parte de la solución vendría a través de políticas de incentivos y planes de apoyo, y de que los ERTE del sector tuvieran condiciones específicas".

Para no perder rentabilidad, el profesor de Esade ha anticipado "la necesidad urgente de mantener la ocupación, por lo que pronto veremos caídas significativas de precios", y ha destacado que para esta tarea "no será suficiente con el turismo nacional, porque éste no está ni el tiempo ni gasta lo mismo que el internacional".

Aun así, el profesor de Esade no se muestra especialmente pesimista: "El sector va a sufrir mucho pero no podemos olvidar que somos un sector muy competitivo y muy formado". "También atraemos al turismo de lujo y éste lleva una dinámica muy distinta", ha concluido.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando