elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Todas las oportunidades que el 5G traerá al sector sanitario

Desplazamientos, tiempos de espera, falta de personal... Son varias las áreas en las que la llegada de 5G podría impulsar mejoras exponenciales.

Todas las oportunidades que el 5G traerá al sector sanitario

Online Marketing (Unsplash)

Empresarios

medicina disruptiva

María Refojos

María Refojos

La sanidad en España funciona “bastante bien o bien” para el 68,3% de los españoles, según el Barómetro Sanitario 2018 del CIS y el Ministerio de Sanidad. Pero el mismo porcentaje también considera que necesita algunos cambios. Desplazamientos, tiempos de espera, falta de personal… Son varias las áreas en las que la llegada de 5G podría impulsar mejoras exponenciales.

En el sistema sanitario, uno de los principales desafíos es mejorar la experiencia del paciente. "La tecnología bien aplicada responde a lo que necesitan y están pidiendo los usuarios. Y de cara a los profesionales, nos va a dar tiempo, que es fundamental en una época de escasez de personal", señala Domingo Marzal, Director de Innovación y Estrategia Médica Digital en Sanitas. “Tendremos una medicina mucho más justa, más humana y de mejor calidad”, añade.

Lo que marca la diferencia

La latencia de extremo a extremo muy baja, que garantiza una respuesta casi inmediata, es la característica clave de entre las ventajas del 5G y la que “marcará la diferencia”, tal y como subrayó Julia Velasco, Directora de Innovación de Vodafone España, durante el Foro Sanitas 2019. 

También la mayor velocidad capacidad de transmisión de datos, el multidispositivo y las comunicaciones ultra confiables resultarán esenciales para proporcionar, por ejemplo, comunicación instantánea sobre las condiciones de los pacientes con imágenes en alta definición y acceso a registros médicos, o una interacción rápida y precisa durante una operación quirúrgica remota.

Además, se espera una importante reducción de costes, motivado fundamentalmente por la cultura open source y por la diversidad de actores implicados. El informe ‘From Healthcare to Homecare’’ de Ericsson revela que compañías no relacionadas con la atención médica, como pueden ser los desarrolladores de apps y las empresas de telecomunicaciones, ya obtienen una media del 11% de sus ingresos del sector de la salud. “Toda empresa tecnológica que se precie ha entendido que el desarrollo en el ámbito de la salud es muy importante, porque qué cosa más esencial tenemos que cuidarnos y estar sanos para vivir más y mejor”, indica Marzal.

La cirugía robótica, las ambulancias conectadas, la asistencia virtual o la monitorización remota son casos de uso de nuevas tecnologías que ya existen, pero que se perfeccionarán. Y también hay ejemplos más cercanos a nuestra vida diaria de funcionalidades orientadas a la salud, como pueden ser los relojes inteligentes capaces de hacer electrocardiogramas. 

Qué traerá el 5G a la salud

1) Conectar a personas: 

Es un avance que va en línea con la evolución de la sociedad y de los nuevos métodos de interacción valiéndose de la tecnología. Así, al igual que Amazon conecta al que vende con el que compra o Idealista conecta al que alquila con el que quiere alquilar, la telemedicina “conecta al que quiere una consulta con el médico”, explica el Director de Innovación y Estrategia Médica Digital en Sanitas. 

2) Atención descentralizada: 

El 71% de los encuestados por Ericsson reconocieron sentir decepción o insatisfacción con la visita física. Y gracias a esta conexión, se puede trasladar parte de la atención médica fuera de los entornos hospitalarios tradicionales y llevarlos a entornos más satisfactorios para el paciente. Es decir, poder realizar una consulta online prescindiendo de la visita al centro de salud o al hospital. O poder usar aplicaciones para controlar la salud o para administrar medicamentos de forma remota y realizar un mejor seguimiento de las dolencias crónicas.

“El 5G va a permitir alejar cada vez más al profesional del paciente, pero nunca alejar supuso acercar tanto: si hoy en día tenemos al cirujano que mejor hace una técnica y está en Houston, va a poder ser accesible para un paciente en Zurich o Valencia”, detalla Marzal. Es decir, posibilitará el acceso directo y sencillo a pacientes que de otra forma no tendrían la posibilidad de ser atendidos por estos profesionales. 

3) Mayor prevención: 

Se potencia la capacidad de la medicina de orientarse hacia la prevención, ayudando a las personas de forma más proactiva y menos reactiva. En palabras del Director de Innovación y Estrategia Médica Digital en Sanitas, “vamos a ser más sistema de salud y menos sistema de enfermedad”.

Para alcanzar este hito se están aplicando tecnologías de Big Data e Inteligencia Artificial con las que lograr una gestión efectiva de la información obtenida a través de diversas fuentes de datos y anticipar una enfermedad o una complicación, ofreciendo a su vez recomendación o tratamiento al paciente. 

4) Medicina personalizada y de precisión: 

Se están haciendo grandes avances en el campo de las tecnologías que posibilitan la vigilancia de aspectos concretos de las personas: wearables, nanosensores, biotecnología... 

Con una mayor capacidad para procesar cada vez más datos, el sistema sanitario será gestionará e integrará los datos clínicos con información de la vida ordinaria de los pacientes de una forma más eficiente. Se logrará una mejor identificación del problema a tratar y una adaptación precisa del tratamiento médico a sus características individuales. 

5) Integrada en la vida diaria:

Julia Velasco, Directora de Innovación de Vodafone, explica que “se está produciendo una apuesta grande por parte de los fabricantes de dispositivos por los wearables, gracias a la capacidad de miniaturización de los componentes”. Así, con algo tan sencillo como un sensor o una app en su móvil o en su smartwatch el paciente está compartiendo información sobre su salud durante su jornada habitual y sin necesidad de ninguna acción o proactividad por su parte. 

6) Foco en la seguridad:

El acceso a los datos del paciente se considera uno de los aspectos fundamentales para mejorar la atención médica. Y en un sector tan sensible como el sanitario, con los hospitales convertidos en auténticos hubs de datos, va ser esencial crear una red segura que garantice la privacidad de los datos de los pacientes. Y el informe de Ericsson indica que la seguridad ya es uno de los mayores desafíos para el 46% de los responsables de empresas vinculadas a las innovaciones en salud. 

Iniciativas que funcionan en España: 

En España, compañías como Vodafone o Sanitas están poniendo en marcha programas de investigación y desarrollo de nuevos procedimientos, métodos y aplicaciones enfocadas completar la disrupción de la medicina tradicional.

En el caso de Vodafone España, han lanzado el avatar afectivo, que está pensado sobre todo para pacientes mayores a los que recuerda la toma de medicación, o el aprendizaje virtual y las HoloLens, que se basan en experiencias de realidad virtual y aumentada para tratar a pacientes con fobias. También están trabajando en un piloto que de prevención de caídas de mayores, vinculado con el diseño de sensores cada vez más pequeños, para que la monitorización remota de un paciente no tenga porqué ser solo domiciliaria. 

Dentro del concepto de Hospital Digital y del Programa Salud Conectada de Sanitas, más de 800 pacientes cuentan con wearables en su domicilio que vigilan algún aspecto de su salud y transmiten información al personal encargado de darles feedback y hacer seguimiento. También cuentan con asistentes virtuales o chatbots, como el psicológico, que está generando más de 1.000 consultas al mes.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando