elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

"Las organizaciones grandes, si quieren sobrevivir, tienen que adoptar el comportamiento de una startup"

Ingeniero industrial de formación, Alejandro Pociña es, desde 2001, presidente de Steelcase, compañía americana que crea y reorganiza nuevas experiencias en los lugares de trabajo. Hablamos con él sobre innovación y creatividad en los espacios laborales

Los espacios de trabajo pueden influir en la creatividad de las personas.

Los espacios de trabajo pueden influir en la creatividad de las personas. // Foto cedida

Empresarios

Alejandro Pociña, presidente de Steelcase

nora-benito-bn

Nora Benito

Ha trabajado en dos ocasiones en Steelcase, y todo apunta a que la última de ellas es para quedarse. Ingeniero industrial de formación, Alejandro Pociña es, desde 2001, presidente en España y Portugal de esta compañía americana que crea y reorganiza nuevas experiencias en los lugares de trabajo. Hablamos con él sobre innovacióncreatividad y el futuro de los centros laborales. 

¿Qué es Steelcase y en qué países opera?

Es una empresa de origen americano; nació en un pueblo en el estado de Michigan en 1912. Su origen se remonta a la resolución de un problema: en los edificios de oficinas se originaban muchos incendios debido a que la gente tiraba las colillas a las papeleras de madera. En consecuencia, tres amigos con formación técnica desarrollaron una patente para doblar el acero con unos ángulos que les permitía fabricar papeleras metálicas, y a partir de ahí fueron desarrollando distintas patentes, siempre buscando la idea de solucionar los problemas existentes. 

¿A qué os dedicáis en la actualidad?

Nuestra razón de ser es ayudar a las organizaciones a que le saquen el máximo potencial a sus espacios de trabajo. Para esto manejamos dos elementos: el conocimiento de cómo el espacio influye en las personas -y para eso tenemos equipos de investigación globales-, lo que luego se traslada a los productos. En España, por su parte, es un poco distinto porque hemos desarrollado el modelo de negocio completo, es decir, acompañamos al cliente en todo el proceso: desde la selección una vez hecha la consultoría inicial a la búsqueda del edificio y al diseño específico y la construcción del espacio. El mobiliario representa un 30% de nuestro negocio en España. 

¿Cómo es un entorno de trabajo que potencia la creatividad? ¿Qué tiene que tener?

Hace un par de años lanzamos, junto a Microsoft, la combinación de espacios que fomentasen la creatividad con la tecnología, y esto se consigue cuando tienes un entorno que permite a los trabajadores que se sientan libres y que tengan acceso a la información de forma visual utilizando elementos como las paredes, donde se ven los avances de los proyectos. 

Entonces, ¿podemos afirmar que el espacio de trabajo influye en la productividad o la creatividad de los trabajadores?

Influye sin lugar a dudas, incluso en cómo te sientes. El espacio impacta en las personas, en su bienestar, y nosotros hablamos de tres tipos de bienestar: el físico, que está relacionado con la comodidad y la ergonomía; el bienestar cognitivo, o cómo el espacio puede ayudar a que el cerebro trabaje mejor, y la conexión emocional con el resto de compañeros de trabajo, es decir, si hay espacios que permitan que esta relación fluya de forma natural o espontánea. Todo esto luego se traslada a mejoras de comunicación, de productividad, de creatividad, a cómo se transmite el conocimiento dentro de la compañía...

¿Qué países son los que más innovan en sus espacios de trabajo?

El mundo anglosajón va por delante de nosotros. Estados Unidos, por ejemplo, aunque no de manera uniforme en todo el país. Londres también va bastante por delante. Todo el mundo se está moviendo en esa dirección: mejorar las comunicaciones, aumentar la eficiencia, el sentimiento de pertenencia… En España estamos dejando atrás una fase en la que ha habido mucho diseño superficial y ahora estamos cogiendo velocidad, vamos al mismo ritmo que Francia y por delante de Alemania.

¿Y cómo incide o lo hará en el futuro el incremento del número de personas y compañías que se sumen al teletrabajo?

Es un complemento necesario que impacta en el diseño del espacio de trabajo, pero no sustituye a esa necesidad de sentido de pertenencia, de comunicación con otros y de generación de confianza entre personas, por lo que va a haber una combinación. Tienes que tener un punto de referencia y que sea un sitio donde te sientas bien y te apetezca ir. 

Por último, ¿cómo ves el futuro? ¿La reorganización de los espacios es una tendencia al alza? 

Con una colaboración exponencial con la tecnología. Las organizaciones grandes, si quieren sobrevivir, tienen que adoptar de alguna forma el comportamiento de lo que se entiende por una startup, donde es todo pasión, agilidad, etcétera. Y hay muchas empresas grandes que están empezando a trabajar en ese sentido, los procedimientos ‘agile’ son ya conocidos y hacen que las empresas trabajen por proyectos. Los espacios cada vez van a ser más importantes para crear este tipo de dinámicas interiores en las organizaciones, que tienen que ser mucho menos jerárquicas y más de trabajar por proyectos. Esa cultura de dinamismo es imprescindible para que las organizaciones sobrevivan y es impensable que se pueda hacer con espacios de trabajo tradicionales. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando