elPeriódico economía

Jueves, 12 de diciembre del 2019

Economyz

¿Es legal y aconsejable usar un testaferro para mi empresa?

En España esta figura no está contemplada por la legislación, por lo tanto, no es ilegal. La ilegalidad puede venir por las actividades que realiza la empresa

¿Es legal y aconsejable usar un testaferro para mi empresa?

Pixabay

Empresarios

GESTIÓN EMPRESARIAL

Alberto Payo

Alberto Payo

Se les conoce como ‘testaferros’, aunque también como ‘hombres de paja’ o ‘administradores de paja’ y son un recurso que se ha utilizado y se utiliza en muchas sociedades de nuestro país, por diversos motivos. El fin común suele ser que la persona que administra o dirige un negocio en la práctica en realidad no conste como administradora en el Registro Mercantil.

Si nos ceñimos a la definición más academicista, encontramos que la RAE recoge que un testaferro es una “persona que presta su nombre en un contrato, pretensión o negocio que en realidad es de otra persona”. 

Según explica para BYZness Nicolás Marchal González, doctor en Derecho, abogado y fundador de la web IurisNow.com, “un testaferro es una persona que pone su nombre en un negocio, en una empresa, en una sociedad, en un acto, pero en realidad él no va a hacer absolutamente nada. Simplemente es un figurante”, añade. “Hay un pacto en el que se acuerda que voy a ponerte a ti como representante o como figura que va a estar expuesta en el ámbito público en esta empresa, pero en verdad voy a ser yo quien va a realizar todas las acciones y decidir todo por detrás”.

En los últimos años este término se ha pronunciado más que nunca, debido a los numerosos escándalos de corrupción y sociedades pantalla de muchos políticos y personajes públicos que han salido a la luz. Sin embargo, hay que aclarar que en España los testaferros no son ilegales, sino más bien ‘alegales’, ya que no están incluidos en nuestro ordenamiento jurídico. 

“El nombre del testaferro no es una figura que venga recogida en nuestra legislación ni en la normativa como tal. De hecho, fiscalía está pidiendo que se legisle para agravar las penas a los testaferros o tipificar ciertas conductas que realizan estas personas”, aclara el abogado, quien añade que lo que es realmente ilegal “es lo que hace o ampara este personaje”. 

Mejor recurrir a apoderados

Una cosa es la teoría y, la otra, la práctica. Generalmente, recurrir a un testaferro persigue, de alguna manera, la intencionalidad de “defraudar”. “Se usa para eludir impuestos y, sobre todo, para cometer ciertos delitos en el ámbito de la política, como en casos de prevaricación, cohechos, tráfico de influencias, etc”, apostilla Marchal.

El fundador de IurisNow.com aclara que existen otras figuras que pueden cumplir esa función de representación y que son legales al cien por cien. Hablamos del representante, el mandatario, etc, que vienen incluidas en el Código Civil. “Tienen una serie de características diferentes a la del testaferro, porque éste lo que hace en realidad es simular que es él el que lleva la empresa, ocultando la actividad de otro”, matiza. 

Es habitual que ciertas compañías den poderes a despachos, gestorías, bufetes o asesores para hacer ciertos actos o tomar algunas decisiones. Para ello se realizan ‘contratos de mandato’ o representaciones con poder notarial.

Casos en los que se puede recurrir a un testaferro

Designar un testaferro en una sociedad no tiene por qué perseguir siempre un objetivo ‘turbio’, por decirlo de alguna manera. Existen casos en los que los socios no pueden ocupar el papel de administrador por diferentes circunstancias y toman esta opción como la que mejor les conviene o es su única alternativa para formar una empresa.  

“Al no haber una ley que defina claramente al testaferro, es una figura que está en el limbo. No hay un artículo en el Código Penal que castigue a toda aquella persona que haga de testaferro”, cuenta el jurista. “Puede llegar a ser legal, pero depende de qué actos y si se están haciendo con un ánimo delictivo o no. Si no hay un ánimo delictivo detrás, no hay ningún problema”. 

Marchal cita un caso que suele ser habitual, como es el de beneficiarse de ciertas ventajas fiscales o económicas, nombrando un administrador ‘de derecho’ que cumpla ciertas condiciones (edad, género, colectivo, tiempo sin trabajar, etc). Esto se usa con la finalidad de obtener una determinada subvención o ayuda. 

“Es una forma de hacerlo, de acceder y de cumplir algunos requisitos. Ahora, están en el limbo”, indica. “Si yo lo que hago es coger a mi hermano pequeño, que no tiene parte de la sociedad y solo está como administrador para acogernos a una ayuda, puede ser que el día de mañana si se abre una inspección, se nos pueda sancionar por percibir un dinero que no nos pertenecía”, advierte. “Aunque es muy complicado de demostrar”.

Otro caso válido sería aquel en el que un menor de edad funda una sociedad y su padre, madre o tutor es designado como administrador, aunque en la práctica es el joven quien toma las decisiones o ejerce el papel de CEO. 

Cómo darle una forma legal al testaferro

El doctor en Derecho aconseja que, cuando se persiga una finalidad no ilícita con esta estructura lo mejor es que se refleje por escrito para que no haya ningún problema. “Dejando los estatutos claros, se puede dar una forma legal a esta figura”, sugiere. Así, siempre se pueden especificar la función y papel del testaferro en el pacto de socios o en un contrato privado. Incluirlo en un documento de este tipo es una manera de que los socios o el administrador que no es ‘de derecho’ se blinden en cierta manera para que el testaferro no pueda hacer o deshacer a su antojo o realizar ciertas acciones.

“Lo que no se hace es firmar un contrato privado cuando el objeto de nuestra sociedad es ilegal, porque entonces estoy dejando muestra. Y la esencia de un testaferro es anonimizar lo máximo posible la empresa o sus actividades”, insiste. “Aquí se suele buscar a alguien de confianza y si es posible que sea de un país extranjero mejor, para que sea más complicado su rastreo”.

En este articulo: Fiscalidad Emprendimiento Emprender

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando