elPeriódico economía

Viernes, 23 de agosto del 2019

Economyz

Así puedes convertirte en promotor inmobiliario

La alta rentabilidad que ofrece el sector inmobiliario hace que se generen fórmulas para acceder al negocio de la promoción

El sector inmobiliario está dando altas rentabilidades

El sector inmobiliario está dando altas rentabilidades // White Real Estate

Empresarios

MERCADO INMOBILIARIO

Marta Gracia

Marta Gracia

El sector inmobiliario es uno de los que más miradas está atrayendo en los últimos años. La alta rentabilidad que ofrece hace que se generen fórmulas para acceder al negocio de la promoción. White Real Estate (WRE) bajo su marca White Investing hace que el inversor se convierta en promotor para sacar toda la rentabilidad. Más allá de las SOCIMIs y de los fondos de inversión que cotizan en Bolsa existe un nicho de mercado orientado al inversor inmobiliario que busca realizar inversiones con una atractiva rentabilidad potencial, pero con cierto grado de seguridad.

David Anthony, responsable de Marketing, explica que el modelo consiste en que los promotores son ellos. “El inversor no se ve expuesto a tener que aprender a ser promotor, pero aprovecha la promoción inmobiliaria para invertir”, añade. Explica que invierten su propio capital y el inversor que entra coinvierte: “La propuesta de interés para el inversor es que no estamos diciendo vamos a invertir tu dinero, sino que estamos diciendo que nosotros ya estamos invirtiendo y tu si quieres te puedes unir”. 

El responsable de marketing apunta que ellos ya están gestionando las promociones para ellos mismos, por lo que el inversor “lo único que tiene que hacer es aportar el capital y así potenciar la rentabilidad”. David Anthony asegura que hay una transparencia total en todos los procesos. El modelo de negocio de White se basa en la experiencia de los socios, Juan Carlos Salvador y José Antonio Solero, “tienen mucha habilidad técnica”.

White es la forma del gestor que tiene que haber en todo tipo de promotores “es una figura muy relevante dentro del proceso, porque hace de nexo de unión entre el promotor y el inversor”, apunta. Además, añade que el comprador final de la vivienda “presta mucha atención a la figura de promotor y a la seguridad y fiabilidad que debe darle”.

CAMBIO DE MODELO INMOBILIARIO

Según los creadores de White Investing se ha generado un modelo de gestión inmobiliario que permite al gestor, identificar mejor las oportunidades y, por otro lado, al inversor, entender perfectamente cómo se genera el beneficio y cuáles son los riesgos inherentes al negocio de la inversión inmobiliaria. “Es un cambio del modelo inmobiliario anterior. Está todo más controlado y gracias a ese control en todos los detalles y procesos, podemos aportar transparencia absoluta y mayor rentabilidad”, puntualiza.

“Estamos orgullosos de poder sentarnos con nuestro cliente o inversor en cualquier momento y explicarles, no sólo la evolución del negocio, sino también en qué estado se encuentra su inversión, en definitiva, se trata de transmitir transparencia en un tipo de activo que hasta ahora ha ‘pecado’ de extrema opacidad”, explica Jose Solero Vázquez, CEO de White Real Estate.

En este escenario, la compañía valenciana, que prevé alcanzar una facturación de 1,2 millones de euros en 2019, ha creado una nueva forma de inversión inmobiliaria, que permite dar acceso a los inversores a unos bienes raíces con un nivel técnico muy elevado y así evitarles un proceso de gestión muy laborioso. Éste se puede resumir de la siguiente forma: en primer lugar, se identifica una oportunidad, que viene definida principalmente por precio, producto y ubicación. Si la combinación de dichas variables genera unos niveles de rentabilidad adecuados, se entra en un proceso de ‘funding’ del proyecto en base a unas necesidades de capital previamente identificadas, para lo cual se crea una sociedad vehículo ‘ad hoc’ al cual se incorporará el inversor inmobiliario en función de su participación en el negocio.

“Una vez se ha completado la etapa anterior, entramos en el proceso puramente inmobiliario, que contará con sus propias fases en función del tipo de activo y que se alargará en el tiempo, también de acuerdo con esa tipología. Por último y muy importante, es que el inversor sale del vehículo de inversión, de modo que su exposición al mercado inmobiliario se ha reducido a una expresión meramente financiera”, mantiene el CEO de White Real Estate.

Con esto, los creadores señalan que “el modelo de negocio propuesto por White Real Estate ha hecho más fácil el acceso a la inversión inmobiliaria sin llegar a popularizarla como el modelo de crowdfunding inmobiliario”. White es empresa de gestión de activos. “Nuestra forma actual se especializa en inversiones inmobiliarias. No descartamos que el futuro nuestros activos sean de otros sectores”, señala Anthony. 

En este articulo: Mercado inmobiliario

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando