elPeriódico economía

Viernes, 23 de agosto del 2019

Economyz

Viernes en la oficina: del fin de la corbata a las charlas con el equipo

Los viernes en la oficina se han transformado y han pasado de ser 'casual day' a ser el día de formación.

Las empresas apuestan, cada vez más, por la formación en equipo los viernes

Las empresas apuestan, cada vez más, por la formación en equipo los viernes // Unsplash

Empresarios

FORMACIÓN EN EL TRABAJO

Marta Gracia

Marta Gracia

El viernes es el día más deseado por muchos. El último día de la semana laboral siempre se coge con ganas. Y si hace unos años era sinónimo de pantalón chino y día sin corbata en la oficina, hoy vivimos en un mundo laboral con innovación constante, hiperespecialización y teletrabajo)que están aislando los conocimientos dentro de la organización. Por ello, algunas empresas han decidido modificar el antiguo sentido del “Casual Friday” llevándolo hacia el “Training Friday”, convirtiendo los viernes, tradicionalmente días de menor actividad comercial, en días de formación interna.

Así, esos viernes se organizan con encuentros informales en los que se invita a expertos externos que dan visiones frescas sobre lo que hacemos cada día para poder llegar a los clientes de maneras cada vez más innovadoras o en los que se aprovecha para que el conocimiento orgánico de la empresa circule como vasos comunicantes entre las diferentes áreas de trabajo. 

Ana María Arango, gerente de Clínica FEMM, señala que en su empresa consideran que el viernes es un día “ideal” para introducir actividades de formación o reciclaje del equipo. “La inminencia de dos días de descanso nos provoca una actitud positiva y de descanso”, apunta. Por otra parte, asegura que es el día que mejor se puede encajar. “Estas sesiones de formación las acompañamos de un aperitivo, lo que las hace más distendidas y eso favorece la participación del equipo, las preguntas y comentarios”, asegura.

Por su parte, Patricia Hernández, responsable de People en Paradigma Digital, se muestra de acuerdo con Arango. “El viernes es el día más fácil para dedicar a la formación porque los equipos coinciden y las agendas están más liberadas”, explica. Para Paradigma es muy importante el aprendizaje en comunidad y la generación de networking. 

En S4G comenzaron esta iniciativa hace seis años. Elena Calvo, talent acquisition manager, explica que el objetivo era, y sigue siendo, promover el aprendizaje continuo entre nuestros profesionales en un entorno amigable y distendido para mantener al día su conocimiento y adquirir otros nuevos. “Es la clave para favorecer el desarrollo continuo que buscan los profesionales y para dar soluciones de valor a nuestros clientes”, puntualiza.

Tampoco es un concepto nuevo para Syntonize. “Llevamos años con esa filosofía de compartir el talento y crear ese ecosistema que, desde la iniciativa y proactividad de cada uno de los que formamos parte del equipo, va incrementado su conocimiento y a la vez creando espíritu de equipo”, explica Gloria Valle, responsable de gestión de talento en Syntonize

Involucrar a empleados

Para poder llevar a cabo esta iniciativa hay que contar con el apoyo de los empleados. Ana María Arango explica que a los empleados hay que ofrecerles formaciones que sean de utilidad que puedan servirles para reforzar sus conocimientos y mejorar su perfil profesional o que les permitan desarrollar o trabajar otras facetas de su perfil curricular o personal (soft skills). “Además, ven un impacto positivo en el ambiente, convirtiéndose en pequeños ‘team buildings’”, asegura.

Patricia Hernández asegura que en  Paradigma Digital los equipos tienen mucha inquietud por seguir conociendo y formándose. “El  reservar un día concreto y ponerlo accesible en la oficina facilita una alta participación”, señala y añade que la formación la hacen compañeros, “lo que hace que la gente se involucre más”. En esto está de acuerdo Elena Calvo, Talent Acquisition Manager de S4G, ya que afirma que se involucrarán más “dependiendo  del contenido, de quién lo imparte y de la cultura de la compañía”.

Por su parte, Gloria Valle explica que se puede involucrar a los empleados haciéndoles ver el beneficio que tiene aprender del resto de compañeros, aprovechando el aprendizaje de lo vivido de cada uno en cada proyecto y cómo se han encontrado soluciones a casos más complejos e implementado novedades que aportan y enriquecen. “Cuando te motiva lo que haces y cuentas con un entorno que alimenta esta motivación la implicación viene sola, porque a todos nos gusta compartir los logros y que el resto pueda minimizar sus errores gracias a lo ya vivido por el resto”, puntualiza.

Evolución del ‘trainning day’

Arango confía en que se extienda a más empresas, aunque matiza que lo hará en aquellas que consideren al equipo humano como uno de los grandes pilares del éxito empresarial. “En FEMM somos una gran familia, unidos bajo la premisa de ofrecer a nuestros  pacientes los servicios más profesionales, con la mayor calidad y seguridad”, afirma. Arango explica que por su parte, “vemos que una vía de trabajo interesante a desarrollar es profundizar en los intereses de nuestros equipos para ajustar aún más las propuestas de formación”.

De esta manera, considera necesario incorporar workshops que permitan trasladar las formaciones a casos reales también es una línea que nos parece muy interesante explorar. Hernández, por su parte, asegura que las empresas que no promuevan el aprendizaje y no favorezcan ese intercambio de conocimiento entre sus empleados “perderán una oportunidad preciosa de compartir conocimiento y de tener empleados más satisfechos y comprometidos”.

Por lo que respecta a la evolución del ‘trainning day’, Patricia Hernández explica que si tiene que apuntar una tendencia, “apostaría por fórmulas que, sin perder el componente humano, se van a apoyar en la tecnología (plataformas online, herramientas colaborativas,...)”. Elena Calvo, de Talent Acquisition Manager de S4G, explica que la formación de los viernes está evolucionando a temas más específicos. 

Finalmente, Gloria Valle, responsable de gestión de talento en Syntonize, asegura que seguirán premiando a los empleados que participan en la formación del viernes y la evolución será exponencial porque cada vez tendremos más conocimientos, novedades e inquietudes por compartir, lo que nos ayudará a desarrollar además de competencias técnicas, competencias más soft y transversales.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando