elPeriódico economía

Domingo, 17 de noviembre del 2019

Economyz

"No habrá igualdad real mientras no haya igualdad del capital: el dueño del dinero manda"

"No habrá igualdad real mientras no haya igualdad del capital: el dueño del dinero manda"

Unsplash

Empresarios

Jornadas "La mujer como motor de la economía"

agustina-barbaresi-bn

Agustina Barbaresi

El empresario lo es las 24 horas del día. Muchas veces se han debatido los retos y las renuncias que conlleva ponerse al frente de un negocio propio. Los hay comunes a todos. Pero también los hay específicos de cada uno. Y de que cada grupo: hoy, en el Día Internacional de la Mujer, 5 empresarias han debatido sobre esta cuestión en unas jornadas organizadas por la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Aseme y la Cámara de Comercio de Madrid.

Antes del inicio de la mesa redonda, en la sede de la CEOE, se proyectó un vídeo en el que empresarios y profesionales relacionados con el mundo de la empresa, mujeres y hombres, repetían frases como que “el talento no entiende de géneros”, que “el emprendimiento reduce la brecha salarial” o que “la implicación de las mujeres en la economía incrementa el PIB de un país”.

A continuación tomó la palabra Gloria Lomana, presidenta de 50&50 Gender Leadership, que fue la encargada de moderar el debate entre las empresarias y que inició la charla lanzando un deseo: “Me gustaría que no tuviésemos que luchar todas, sino todos. Porque esto es un asunto de toda la sociedad: juntos crearemos ambientes más sostenibles. No sé a qué estamos esperando para hacerlo realidad”. Junto a Lomana compartieron mesa otras 4 profesionales del mundo de la empresa: Soledad Moro (administradora de Firetecnia PCI), Marta Araujo (CEO de Caviró Sport), Beatriz de Andrés (CEO de Art Marketing) e Inés Juste (presidenta del Grupo Juste).

La clave: en qué manos está el dinero

Uno de los puntos clave que se debatieron en la jornada fue la financiación y también la propiedad del capital de las empresas.

Beatriz de Andrés destacó que “el 91% de los microcréditos que se otorgan en el mundo se dan a mujeres, porque está demostrado estadísticamente que crean mayor impacto en la sociedad y mayor riqueza”. Sin embargo, cuando hablamos de financiación para emprender en negocios emergentes, cuando hablamos de levantar capital en rondas de financiación, la cosa cambia. Tal como recordó Marta Araujo, “sólo el 2,7% de las startups lideradas por mujeres consiguen financiación”.

Esta conversación derivó en una reflexión clave por parte de las presentes: ¿en manos de quién está el capital de las empresas? Tal como destacó Beatriz de Andrés, “de los 400 empresarios más ricos de la lista Forbes, sólo hay 56 mujeres. El porcentaje es aún demasiado bajo. No habrá igualdad real mientras no haya igualdad de capital. El dueño del dinero es el que manda”.

Empresas más longevas, pero más pequeñas

Otro de los asuntos que trajeron a colación las empresarias es el desarrollo de los proyectos liderados por mujeres, su evolución y perspectivas.

La casuística de las emprendedoras es muy diversa y el ejemplo de las presentes en la mesa lo demuestra: desde la que heredó el cargo (Inés Juste) o es hija y nieta de empresarios (Beatriz de Andrés), hasta la que se declaró “aterrada” al comentar un negocio propio desde cero (Marta Araujo), pasando por la que afirma que se lanzó a emprender “por inconsciencia de juventud” y comprendió más tarde los temores de llevar tu propia empresa.

Con respecto al enfoque de cada negocio, Beatriz de Andrés señaló que “cuando las mujeres emprenden, suelen dar como resultado empresas con una motivación distinta, aunque cada vez vemos más emprendedoras en todos los ámbitos y sectores. Y las empresas fundadas por mujeres suelen tener una vida útil mayor a las fundadas por hombres”. Inés juste se mostró de acuerdo con este dato, pero añadió un matiz importante: “las empresas fundadas por mujeres duran más, pero también crecen menos”.

Retos y autocrítica

Tampoco faltó el habitual recuento de los retos que supone lanzar y gestionar una empresa. Marta Araujo rompió el hielo unificando un problema al que se enfrentan emprendedores de cualquier género: “en España hay muchas trabas administrativas al empresario y costes antes de empezar a facturar y se debería facilitar esta cuestión”. La necesidad de trabajar por una mejor educación en igualdad y por el apuntalamiento de una estructura social que ayude a las empresas a potenciar la conciliación también estuvieron encima de la mesa.

También se enumeraron los retos propios de cada persona. Inés Juste compartió un “ejercicio que hago con mi hija antes de salir de casa por la mañana: abrir un armario y dejar ahí guardado el miedo. El miedo no ayuda, sólo paraliza”. Según esta empresaria, para llevar un negocio también es importante “tener visión, saber adaptarnos a los cambios y saber rodearnos del talento necesario. Es fundamental aprender de otros empresarios y/o sectores. Tener también humildad para buscar las cosas que no tenemos”.

Precisamente, algunos de los desafíos identificados suponen una buena dosis de autocrítica. Todas las presentes mencionaron el exceso de autoexigencia y la falta de capacidad para delegar algunas tareas tanto en el ámbito personal como profesional. “Tenemos que dejar de ser heroínas de lo cotidiano”, afirmó Gloria Lomana.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando