elPeriódico economía

Lunes, 23 de septiembre del 2019

Economyz

Postureo de género: la mitad de las directivas desconfía del fin de las políticas de igualdad

El 46% de las directivas piensa que los objetivos que tienen las empresas con las políticas de igualdad de género es lavar su imagen

Postureo de género: la mitad de las directivas desconfía del fin de las políticas de igualdad

Unsplash

Empresarios

IGUALDAD DE GÉNERO

Marta Gracia

Marta Gracia

El número de directivas que percibe barreras de género en su empresa ha aumentado. Esta es una de las principales conclusiones de la tercera oleada del ‘Esade Gender Monitor’ para el que se ha consultado a más de 500 directivas en relación a las políticas de igualdad de sus compañía. Así, el estudio recoge un incremento en la proporción de aquellas que advierten dificultad para la conciliación: el 46,2% de las consultadas lo ve así, frente a la 27,23% del año anterior.

Pero llama más la atención que casi la mitad de las directivas  (46%) cree que las empresas solo fomentan las políticas de igualdad para mejorar su imagen, es decir, un ‘lavado de cara’. “Es muy triste que utilicen las políticas de igualdad por un lavado de imagen, pero si se llega a conseguir una serie de objetivos y se destina más presupuesto, pues bienvenido sea”, apunta Eugenia Bieto, ex directora general de Esade.

Otro punto en el que hay que prestar verdadera atención es que 6 de cada 10 directivas considera que las empresas no ven la igualdad de género como una prioridad. “Sin la alta dirección no se va a llegar a la igualdad”, asegura Patricia Cauqui, responsable del estudio. Ante esta situación, Cauqui apunta que la importancia es que las empresas no solo tengan una medida de igualdad, sino que haya un plan.

“Tenemos que acelerar las cosas, insistimos que no vale solo con que una empresa diga sí soy partidario de la igualdad, pero tenga una única medida. Es necesario que las empresas hagan planes para el equilibrio de género”, explica la responsable del estudio. Y añade que con solo una política “se cae en la autocomplacencia” y se cree que se está en el camino. Además, apunta que desvirtúa los datos.

Mujeres de altos mandos

El 77% de las empresas tiene alguna mujer en el comité de dirección. Un dato elevado y optimista. Sin embargo, Cauqui vuelve a la realidad: “Tener una mujer en la dirección no es igualdad” y es que hay 1,3 mujeres frente a 8,7 hombres en los comités de dirección de las empresas del Ibex.

“No hay suficientes mujeres para que se oigan y que haga efecto su decisión”, apunta y añade que “no puede haber movimiento cuando hay 9 hombres y una mujer”. De esta manera, insiste en que la sociedad y las empresas no se pueden conforma con una mujer en puestos directivos.

La educación, motor principal del cambio

Por todo ello, consideran que la educación es la clave para cambiar la sociedad hacia un mundo más igualitario. “Es la palanca fundamental”, explica Elena Roldán, secretaria general de Ifema. Pero matiza que no solo la educación en el colegio, sino también en la sociedad y sobre todo en las empresas. No obstante, quiere lanzar un mensaje de optimismo: “La generación de mi madre estaba peor que la mía hemos evolucionado y espero que la de mis hijos esté mejor que la mía”.

Una frase con la que está de acuerdo Esther Soriano, directora de Marketing Saint-Gobain Isover. También coincide en la importancia de la educación y la formación. “Hay ciertos estereotipos sociales, las mujeres tienen la autoculpa porque la sociedad exige que sea profesional, ambición y que te encargues de la familia”, apunta.

Soriano destaca la importancia del mentoring: “Aconsejo a las mujeres que no hay que tener miedo a destacar a ser mejores en el trabajo”. No obstante, matiza que también hay que hacer mentoring con los hombres, así como educarlos: “Ellos también tienen que entender la importancia de la igualdad en todos los ámbitos”.

Asociaciones y movimientos

El 'Esade Gender Monitor' también ha preguntado a las directivas sobre los actores que creen que más contribuyen al equilibrio de género en la sociedad. En su opinión, las asociaciones de mujeres profesionales (a las que pertenece un 58,62% de las consultadas) son las que más peso tienen, por encima de los organismos internacionales y los movimientos ciudadanos.

En cuanto a los acontecimientos más recientes relacionados con la igualdad de género, el 58,29% de las directivas estima que el movimiento 8M ha tenido una repercusión positiva, aunque insuficiente en palabras del 44,79% de las consultadas. Un 30,67% piensa que no ha tenido ningún efecto y, un 10,43%, que ha sido contraproducente para el mensaje que reivindicaba. Preguntadas por el impacto en sus empresas de este movimiento, las directivas lo valoran con 3,7 sobre 10.

En este articulo: Liderazgo Empresas

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando