elPeriódico economía

Sábado, 21 de septiembre del 2019

Economyz

¿Tu negocio necesita de verdad un 'influencer' para crecer?

Estos consejos te interesan si estás pensando en incorporar un influencer para potenciar tu marca. En algunos casos pueden generar un retorno de la inversión de hasta un 500%

La actriz, Paula Echevarría, es una de las mayores influencers con más de un millón de seguidores en Instagram.

La actriz, Paula Echevarría, es una de las mayores influencers con más de un millón de seguidores en Instagram. // El Periódico.

Empresarios

MARKETING DIGITAL

nieves-ruiz-bn

Nieves Ruiz

Celebrities de Instagram y blogueras de moda como Paula EchevarríaDulceida o Alexandra Pereira suben a diario a sus redes sociales imágenes en las que muestran sus outfits junto a varios enlaces de las marcas de moda y complementos que lucen. La escena se repite a diario: miles de fans dan likes, retuitean o directamente se interesan por el origen y precio de las distintas prendas. Muchos hacen click en los enlaces, y así acceden a las tiendas online donde podrán comprar la misma prenda o complemento que lleva su instagramer favorito.

Hace un par de años, la famosa chaqueta amarilla de Zara protagonizó uno de los fenómenos virales más conocidos de los últimos tiempos gracias a una inesperada campaña publicitaria que se propagó como la pólvora por las redes sociales. Primero la vistieron varios influencers, después instagramers de todo el mundo. Tuits como “hasta Freddy Mercury tenía la chaqueta amarilla de Zara” (@ResiVil), o “soy tan moderna que mi flamenca del whatsapp lleva la chaqueta amarilla de Zara”, (@lavecinarubia), o esta otra que afirmaba “si todas las que tienen la chaqueta amarilla de Zara dieran un bote a la vez, se movería unos centímetros el eje de la tierra”, (@_yolandia), copaban las redes sociales.

Gracias a su sobreexposición en las redes sociales, en solo unos días había logrado agotarse en todas las tiendas físicas de Zara. De hecho la propia cazadora trascendió su estatus de producto para estrenar su propia página social: @yellowjacketoficial, en la que miles de usuarios aparecen todavía luciéndola.

Éste es un claro ejemplo del potencial comercial de recurrir a personalidades e influencers. "En la actualidad este tipo de publicidad es el medio de comunicación más efectivo. Los consumidores confían más en la recomendación de una persona, aunque sea un desconocido, que en una marca", nos cuenta Luis Díaz, CEO de la agencia de influencers H2H. De esta manera se consigue que el producto se comunique a través de dos vías: de la marca al influencer, y del influencer al consumidor. 

Un 'influencer' puede cobrar entre 200 y 3.000 euros por colaboración

“A la hora de iniciar una campaña, siempre hay que tener en cuenta el deseo de la marca que solicita un influencer. Y conforme a esta información hacemos una búsqueda personalizada analizando los posibles influencers que podrían encajar con la marca. También tenemos en cuenta el presupuesto, que es diferente según si el influencer solo enseña el producto o si además lo recibe de regalo”, comenta Sandra Martín, socialmedia manager de Neoattack.

Desde los inicios, ha habido muchos casos de éxito en el mundo de la publicidad a través de influencers. "Si se realiza de manera correcta, pueden obtenerse rentabilidades mucho más superiores a las de cualquier otro medio", nos cuenta Luis Díaz. "En H2H, conseguimos que una top influencer española consiguiera vender más de 15.000 euros de un jersey de una conocida marca de ropa con el que apareció en Instagram hace unos días. Por dicha publicación, la influencer recibió una remuneración de 3.000 euros, lo que significa un retorno de la inversión del 500%", añade.

El coste por campaña puede ir desde los 200 euros hasta los 2.000 o 3.000 euros por producto anunciado, este baremo depende de la repercusión pública que tenga cada influencer. “También influye si además de la campaña hay una acción presencial o la asistencia a un evento con un outfit o marca publicitada, en este último caso pueden llegar a cobrar más”, nos cuenta Sandra Martín. “El precio más alto lo piden algunos de los influencers más conocidos, como Dulceida o El Rubius”, añade.

Los influencers crean vínculos entre la marca y el cliente

Contar con influencers para publicitar los productos de nuestro negocio, puede tener muchas ventajas: crea un vínculo entre la compañía y el cliente, potencia nuestra marca y hace que nuestros productos puedan llegar a miles de seguidores en tan solo unos segundos.

Keeper, agencia especializada en marketing de influencers para público millennial, aconseja en su web qué debemos tener en cuenta si queremos contar con la participación de un influencer en nuestro negocio:

  • Buscar un buen engagement: Será muy beneficioso buscar un perfil con gran número de seguidores y con buena participación en sus publicaciones.
  • Cuidar el contenido: Debe primar la estética visual en sus fotografías. Cuidar ortografía y formas de expresión.
  • Plannificación de publicaciones no invasiva: El influencer debe añadir publicaciones pero no de forma frenética. Una planificación diaria de publicaciones con moderación y constancia, será ideal para no perder contacto con los seguidores.
  • Buscar influencers afines a la marca: Analizar su target y los puntos en común que tiene con el público potencial.
  • Tener un plan B por si nuestro influencer decide dejar de trabajar con la marca. Guardar un portfolio con otros perfiles nos será muy útil si se llega a producir este momento.
Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando