Esta startup ayuda a los estudiantes de bachillerato a prepararse para la temida EvAU

Courbox es una academia online que ofrece vídeos de 12 a 15 minutos con tests que paran los clips y ponen a prueba a los alumnos sobre lo que han visionado

Imagen de archivo de uno de los exámenes de selectividad celebrado en Barcelona en 2019.

Imagen de archivo de uno de los exámenes de selectividad celebrado en Barcelona en 2019. // Jordi Cotrina (EL PERIÓDICO)

Emprendedores

Emprendedores

Alberto Payo

Alberto Payo

Si enfrentarse a la Selectividad o EvAU ya supone un gran reto cada año para los estudiantes de 2º de Bachillerato, este 2020 la preparación para las pruebas de acceso a la Universidad ha contado con algunas dificultades añadidas debido al coronavirus. 

Durante 3 meses los institutos han permanecido cerrados y los estudiantes han tenido que asistir a clases y entregar tareas y trabajos desde sus domicilios como han podido. Además, a ello se ha sumado que lugares propios de estudio y destinados a la concentración, como las bibliotecas, también han estado clausuradas. 

Para colmo, la EvAU se realizará este año de una manera algo diferente, con medidas de todo tipo que varían según cada Comunidad Autónoma para garantizar la seguridad y proteger la salud, como reducción de alumnos por cada aula, más distancia, uso de gel hidroalcohólico antes de recoger el examen, prohibición de usar las máquinas de refrescos, etc. 

En todo este contexto una startup española ha tratado de hacer más llevadero a los estudiantes el finalizar el curso y prepararse para la temida Selectividad. Courbox cuenta con una especie de academia online para Bachillerato que lleva a cabo un seguimiento individualizado de cada alumno y les da la posibilidad de hablar con profesores mediante chat. 

Tienen un catálogo de 2.000 vídeos de todas las asignaturas que duran entre 12 y 15 minutos. Estos incluyen contenidos interactivos, de tal forma que las materias se detienen y se les plantean tests en formato pop-up relacionados con los contenidos que han estado visionando. Gracias a este sistema, los estudiantes pueden repasar y desde la plataforma se aseguran de que han atendido y comprendido. 

Para reforzar todo ello Courbox se sirve de la gamificación. La compañía ha desarrollado un sistema de recompensas que trata de premiar a los alumnos con bonos de compra en tiendas digitales como Amazon o Aliexpress, pero también de bienes virtuales para el popular juego Fortnite. 

La startup considera a sus principales rivales a las tradicionales academias de barrio y los profesores particulares de toda la vida. El precio del servicio es de 24,90 euros al mes, pero durante el confinamiento lo han reducido a 14,90 euros, prácticamente, lo que suele costar una sola clase presencial.   

La pandemia ha hecho que la plataforma se extienda no tanto a particulares sino, sobre todo, a los propios centros educativos. Esto ha llevado a una mayor demanda de que los docentes tengan mayor participación. En este sentido, en la próxima versión que Courbox está preparando “el profesor tendrá un papel mucho más importante y entrará en el tablero de juego junto al alumno”.

El 'Netflix' de las clases particulares

Los impulsores de Courbox fueron bastante oportunos con su idea, ya que la startup se creó hace tan solo 1 año. En el verano de 2019 nadie imaginaba lo que iba a ocurrir con el mundo de la educación por la COVID-19. 

“En toda mi etapa universitaria fui profesor particular de la etapa de Bachillerato. Yo iba de casa en casa y me di cuenta, en primer lugar, de que tenía mucha demanda de clases que no podía satisfacer. Además, pensé en el alto precio que tenían estas clases. De ahí surgió la idea de Courbox, para permitir a todo el mundo acceder a clases particulares o de refuerzo de una manera online masiva”, explica para BYZness Antonio Cardenal, co-fundador y CEO de la startup. 

“Para poder hacer uso nos decidimos por el multimedia como soporte. Nos pareció una buena opción, porque en esa edad el tema de YouTube, Netflix, HBO estaba muy calado ya. Pensamos que era el soporte perfecto para dar esas clases y transmitir ese conocimiento que antes se difundía de manera presencial”, señala el emprendedor. Fue en este punto donde Cardenal se asoció con Juanjo Rodríguez, hasta entonces manager de contenidos en The Ice Wave Show. Además, la startup contó como socio a posteriori con Antonio Lara (ex de Credimarket) como responsable de Marketing. 

Hasta la fecha la startup solo había recaudado 30.000 euros de capital propio, pero ya están pensando en una ronda de financiación que esperan cerrar a finales de julio y cuyo objetivo es levantar 300.000 euros (150.000 euros de capital privado y otros 150.000 de capital público). 

En este articulo: Emprender Emprendimiento

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando