El paro como impulso del emprendimiento

Cuando uno decide emprender cualquier ayuda es bienvenida. A veces falta la mano de las organizaciones públicas, pero si quieres comenzar la aventura, debes saber que el SEPE te ofrece una opción de capitalizar el paro.

La capitalización del paro es una opción para quien quiere emprender un negocio

La capitalización del paro es una opción para quien quiere emprender un negocio // Pixabay

Emprendedores

OPCIONES DE EMPRENDIMIENTO

Marta Gracia

Marta Gracia

Empezar un negocio es complicado. Muchas veces es un proceso largo y lleno de baches. Por ello, cualquier ayuda siempre es bienvenida. El emprendedor tiene que conocer todas las posibilidades que tiene para que su negocio pueda salir adelante. El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ofrece la posibilidad de capitalizar el paro para poder poner en marcha esa idea con la que siempre has soñado. 

Hay una serie de requisitos. Desde el SEPE explican que se trata de una medida para “fomentar y facilitar iniciativas de empleo autónomo” entre personas que estén percibiendo la prestación por desempleo de nivel contributivo, abonando el valor actual del importe de la prestación que reste por percibir.

Pero no todas las personas pueden percibirlo. Podrán capitalizar el paro aquellos que pretendan incorporarse de forma estable como socios trabajadores o de trabajo en cooperativas o en sociedades laborales ya constituidas, o constituirlas, aunque se haya mantenido un contrato previo con las mismas.

También aquellas personas que pretendan desarrollar una actividad como personas trabajadoras autónomas. No se incluirán en este caso quienes se den de alta como autónomos económicamente dependientes, firmando un contrato con una empresa con la que hubieran mantenido una relación contractual inmediatamente anterior a la situación legal de desempleo o que pertenezca  al mismo grupo empresarial de aquella.

destinar el importe a realizar una aportación al capital social de una entidad mercantil de nueva creación o creada en un plazo máximo de 12 meses anteriores a la aportación, siempre y cuando se vaya a poseer el control efectivo de la sociedad, se vaya a ejercer en la misma una actividad profesional y se produzca un alta en la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar.

Para ello, el emprendedor que quiera recibir toda la prestación que le queda (como mínimo tres meses) deberá presentar facturas proforma en las que salga detallado cómo va a ser el negocio y cómo se va a invertir ese dinero. Una vez iniciada la ‘aventura’, el ya empresario deberá presentar las facturas reales. 

“La opción es muy positiva, pero hace falta más implicación del Estado”

Hablamos con dos emprendedores que han echado mano de la ayuda que ofrece el SEPE. Kilian Sevilla, ceo de Adictik, decidió capitalizar su paro porque desde pequeño siempre ha querido aprender cosas nuevas por si mismo. Cuando se puso de moda lo de emprender en España (hará ya unos 6-7 años a raíz de la crisis) su pareja y él tuvieron una idea que les pareció muy interesante. “Nos informamos de las ayudas que ofrecía el Estado y nos comentaron que teníamos la opción de capitalizar el paro para poder arrancar el negocio. Nos pareció una idea bastante interesante y nos lanzamos”, explica.

Y gracias a esa capitalización nació Adictik, una startup tecnológica que quiere mejorar la relación entre los consumidores y las marcas. Sevilla explica que capitalizó su paro en primera instancia y luego ya “tiré de lo que se conoce como FFF, (Fools, Family & Friends), después aplicaron a una aceleradora startups para que nos ayudasen con mentoría y recursos. “Sin duda, recomiendo al 100% pasar por alguna incubadora o aceleradora”, aconseja.

Kilian Sevilla se informó por su cuenta de la oportunidad de capitalizar su paro, aunque recuerda que no fue un proceso difícil:  “Tuvimos que presentar un plan de negocio y acudir al INEM 5 o 6 veces”. El ceo de Adictik asegura que es muy positivo tener esta opción y añade que fue algo muy importante para luchar por la idea de negocio que tenían. “Piensa que los inversores invierten principalmente en el equipo y si demuestras que lo das todo te van a seguir”, apunta.

Pero tiene su punto malo, Sevilla considera que al Estado le falta “muchísimo” recorrido para poder mejorar y ayudar a la gente que emprende negocios, pues “los impuestos y la generación de empleo que ofrecerían sería una gran ventaja competitiva a largo plazo”, puntualiza. Por ello, señala que lo que debería hacer el Estado inicialmente es facilitar la gestión y creación de empresas (“ahora son trámites burocráticos tediosos”), no cobrar cuota de autónomos a los emprendedores hasta que consigan facturar con su empresa y paguen acorde a los ingresos que generen, y facilitar la contratación de talento. Pero insiste en que capitalizar el paro es “sin duda necesario si tu idea es crear un negocio”.

Otras opciones

La capitalización del paro no es la única opción que te ofrece el SEPE para emprender. Jorge Alfaro, social media manager, explica que puedes elegir tres opciones. El primero es capitalizar el paro, que te paguen las cuotas de autónomo hasta donde llegue tu paro acumulado y la otra es que durante nueve meses te van pagando parte del paro para que puedas arrancar un negocio propio. Esta última es la que eligió Alfaro, aunque reconoce que en un primer momento quería capitalizar el paro, cuando se informó se dio cuenta que la mejor opción para él era recibir parte del paro durante los nueve meses. 

“En el momento que yo me encontraba solo necesitaba un escritorio, una silla y un ordenador, con eso ya empezaba mi emprendimiento”, explica, por lo que no tenía facturas proforma para presentar. “Fueron 9 meses que iba bastante desahogado y que me ayudó a seguir con mi formación de marketing digital”, apunta Jorge Alfaro. De hecho, añade que también le facilitó esta nueva aventura otra ayuda pública de formación.  “Me informé en el SEPE y la ayuda que te dan es una que si has hecho una formación en tu primer año, te dan hasta el 75% del coste total de la formación. Te piden mucho papeleo, pero merece la pena”, asegura.

El social media manager explica que cada emprendedor tiene que conocer cuál es la opción que mejor le encaja. Asegura que el proceso es positivo y que lo recomienda siempre que quieras emprender. Así, añade que por ejemplo si el emprendedor tiene que comprar un local, un vehículo, en el caso de que sea comercial, o desembolsar una cantidad importante de dinero la mejor opción es capitalizar el paro.

En este articulo: Empresas Emprender Emprendimiento

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando