Corporate Venture Building: creación de startups junto a grandes empresas

Hablamos con Adrián Heredia, CEO de Byld, la startup que ha diseñado el 'Corporate Venture Building', un nuevo modelo de creación de negocios emergentes de la mano de grandes corporaciones

Corporate Venture Building: creación de startups junto a grandes empresas

WildCome

Emprendedores

CREACIÓN DE STARTUP

Lidia Alvarez Byzness

Lidia Álvarez Vellido

El matrimonio entre startups y grandes empresas no terminaba de cuajar ni era del todo aprobado por muchos, sobre todo aquellos que estaban relacionados con las gigantes del tejido empresarial. 

Las multinacionales no veían en estas pequeñas empresas sin experiencia ningún atractivo… hasta que la necesidad de innovar ha llamado a sus puertas y en esto no hay quien gane a las startups. 

“A pesar de que las corporaciones tienen clientes, recursos y mucho conocimiento del sector, su tamaño y estructura hacen que se encuentren con la dificultad de generar innovación disruptiva y real, algo que forma parte del ADN de las startups”. 

Así lo explica Adrián Heredia, CEO de Byld, una startup que hace un año presentó un nuevo modelo de creación de negocio: el Corporate Venture Building cuyo objetivo es construir nuevos negocios/startups junto a grandes compañías

De lo contrario, las startups mueren por la falta de clientes, recursos y know-how, por lo que para el emprendedor, esta unión hace que se genere “una fórmula ganadora” y no cree que quede ninguna gran empresa que no quiera saber nada de las startups, el único problema a su juicio es que éstas no saben qué hacer con las pequeñas.

Un matrimonio duradero

“En la actualidad, las corporaciones, más si cabe aún, tienen la obligación de innovar, pero muchas veces se ven estancadas, sin saber por dónde empezar o con falta de foco”, explica el CEO de Byld. 

En este sentido, este nuevo modelo de creación podría solventar ese problema con una serie de procesos a los que, en el caso de la española, aporta una visión y modelo de innovación propios basados en el lean startup, agile y design thinking.

Además, la toma de decisiones es ágil y está basada en su totalidad en la prueba y validación de prototipos en el mercado, es decir, con clientes reales. 

Las tres fases del nuevo modelo 

En concreto, el proceso está formado por tres líneas de servicio o momentos: InsightLabs y Startups

“Lo que se busca al final de la primera fase son territorios estratégicos, áreas de oportunidad, retos, problemas… Muchas veces, esto ya está identificado por la corporación. En este momento pasamos a Labs, donde el objetivo es encontrar soluciones “startuprizables o venturizables”, nuevos modelos de negocio que puedan funcionar de manera independiente a la corporación.

En los meses siguientes tienen una startup, “con cara y ojos, un MVP y los primeros euros facturados”, apunta Heredia. 

Para acabar, tras validar el modelo de negocio, la corporación y Byld deciden constituir la startup (o unidad de negocio) y se configura un equipo a medida de esta, que se convierten en socios de ambos.

A diferencia de una consultora, Heredia asegura que desde la startup en la que es CEO participan en el proceso de innovación desde el principio hasta el final, poniendo parte de sus recursos en la creación del nuevo modelo de negocio junto a los de la corporación, por lo que comparten parte del riesgo en este camino.

De este modo, señala el emprendedor, “aunque nosotros nos encargamos de la ejecución del proyecto, éste siempre se adapta a las necesidades de la corporación, la cual observa muy de cerca la evolución hasta la co-creación de una startup desde cero, como fundadores y siendo nosotros mismos el equipo inicial”.

En definitiva, ofrecer una serie de opciones para dinamizar y catalizar el proceso creativo de innovación, con talento interno y externo, teniendo en cuenta las necesidades de la corporación y con una orientación a la ejecución; es la finalidad de este modelo.

“Se tiende a ir a lo fácil que es una aceleradora o invertir algo de dinero en una startup, pero realmente no se atajan de manera efectiva las oportunidades o problemas en el medio y largo plazo que tiene la corporación”, asegura el emprendedor. 

Carrefour, Coca-Cola o Porsche Ibérica; son algunas de las compañías que ya han participado en la creación de negocio con este modelo que nació de forma oficial en febrero de 2018.

En este articulo: Emprender Emprendimiento

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando