elPeriódico economía

Lunes, 23 de septiembre del 2019

Economyz

¿Por qué necesitas un mentor para tu negocio o startup?

Arrancar una sociedad o adentrarte en un mercado nuevo no es nada fácil. Los consejos de quienes ya pasaron por la experiencia te allanarán el camino

¿Por qué necesitas un mentor para tu negocio o startup?

Austin Distel//Unsplash

Emprendedores

MENTORING

Alberto Payo

Alberto Payo

Cuando nos paramos a pensar qué es un ‘mentor’ quizás nos venga a la cabeza lo que suponía Yoda para Luke Skywalker o lo que significaba el Señor Miyagi para Karate Kid. En el mundo empresarial y el emprendimiento este concepto está bastante extendido y el ‘mentoring’ o la ‘mentorización’ son palabras que se oyen cada vez con más frecuencia. 

Un mentor puede ser alguien que ya ha recorrido el sendero que tú quieres andar en el campo de los negocios y que puede hacerte ‘spoilers’ de lo que te vas a ir encontrando, ayudándote así a que te prepares y estés prevenido. 

O dicho de otra manera: “Un mentor es una persona que de forma generosa comparte su experiencia, visión y vivencias con otra persona que se conoce con el nombre de mentorizado con un propósito claro acelerar su proceso de desarrollo y aprendizaje”, explica para BYZness Julio Rodríguez Díaz, CEO de la Red de mentoring de España y IESE Alumni Mentoring Manager.

Los mentores pueden ser un apoyo importante para los emprendedores al expresar su punto de vista, pero en ningún caso pueden tomar decisiones por ellos. Si es así se estarían extralimitando de sus funciones de mera orientación. Para Rodríguez la forma de comunicar es muy importante en este tipo de relaciones y “un mentor no le dirá a quién aconseja lo que tiene que hacer”. 

Los buenos mentores sirven como una especie de combustible para los emprendedores y son el equivalente a esos manuales de Ikea que te dicen dónde encajar cada pieza para montar bien los muebles. “Se trata de validar y ayudar a que la transmisión de esa experiencia acelere exponencialmente el aprendizaje de los emprendedores”, apostilla Rodríguez. Pero los malos y los falsos mentores pueden hacer bastante daño a un negocio.

Por ello, el CEO de la Red de Mentoring de España recomienda recurrir a mentores certificados y con formación en la materia. Afortunadamente, estas relaciones suelen caerse por su propio peso. “Si una persona no aporta valor a quien ayuda la relación se extingue de forma natural”, cuenta.

Darse demasiada importancia como mentor es un gran error. En su caso particular el experto suele sugerir a los empresarios que mentoriza que busquen otras opiniones alternativas y con todas ellas sobre la mesa decidan bajo su criterio. “La mía no tiene por qué ser la única válida”, señala. Lo ideal, incluso, puede ser tener varios mentores para un mismo proyecto. 

Lo que se espera de un mentor

Recurrir a un mentor puede tener varias ventajas claras para los emprendedores, siendo la principal de ellas la transferencia de conocimientos de manera ágil y eficaz. Según Rodríguez, por lo general, los fundadores de startups e innovadores suelen esperar de un mentor: 

  • Que le aporte ideas para una mejor comprensión de los pros y los contras de diferentes opciones al momento de tomar decisiones.
  • Que le ayude a tener una mayor auto-conciencia y auto-disciplina.
  • Que le facilite contactos concretos en algún momento de la relación que aceleren su proceso de aprendizaje y el desarrollo de su startup
  • Que le transfiera conocimientos específicos en aquellas áreas concretas que tiene necesidades.
  • Que le escuche y le ayude a crear diferentes escenarios para poner a prueba sus ideas y sus planes.
  • La retroalimentación positiva y constructiva en áreas de desarrollo de su negocio.

Tener una dilatada experiencia como empresario no es suficiente para convertirse en mentor. Es necesario saber transmitirla a los empresarios que empiezan.

Desde la Red de Mentoring de España identifican ocho competencias para ser un buen mentor: hablan de la capacidad de dar aliento e inspirar a las personas, el desarrollo de una visión de futuro, el saber cómo transmitir confianza y guardar la confidencialidad, el poseer una sobresaliente habilidad de comunicación a través de las preguntas y de saber contar buenas historias, la competencia de la flexibilidad y adaptación, la escucha activa, el manejo de la herramienta del feedback y del feedfordward y, por último, disponer de una adecuada red de contactos profesionales.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que cualquier mentor no sirve para cualquier emprendedor. Ambos deben estar alineados y tener cierta afinidad.

El experto afirma que “es importante considerar en primer lugar que todo parte de la necesidad que tiene el emprendedor, de los conocimientos y habilidades que el mismo ha identificado que necesita cubrir. A partir de ahí se requiere contar con los profesionales que tengan la experiencia que para ese caso particular se requiere”.

Un mentor no es un coach ni un consultor

En muchas ocasiones se confunde y se mezcla la figura del mentor con otras, como la del coach, el consultor, etc. Sin embargo, son algo completamente distinto. La principal diferencia -y probablemente la más importante- es que “los consultores son gente que cobra, el mentor por lo general no”.

Además, del consultor se esperaría que de recomendaciones incluso sin haberlas vivido en base a su conocimiento de las mejores prácticas del mercado. “Un mentor ha de haber experimentado sobre lo que aconseja”, puntualiza Rodríguez.  

Para el experto la última diferencia es que mientras “un consultor se lleva deberes para casa, en una relación de mentoría es el mentorizado el que realiza la tarea. El mentor aconseja y apoya pero no ejecuta planes de trabajo”, concluye.

En cuanto a la distinción con los coachs Julio cree que el coaching es más bien una herramienta útil que puede usar el mentor. “Un coach no tiene por qué ser experto en el contenido, pero sí lo ha de ser en el proceso. Sin embargo, un mentor es experto en el contenido. Ha de tener el suficiente bagage en la materia que trabaja con su mentorizado como para dar su opinión y su consejo”, subraya. 

En este articulo: Emprender Emprendimiento

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando