elPeriódico economía

Sábado, 20 de julio del 2019

Economyz

Así es como estas emprendedoras de la moda le hacen frente a Zara

Mezclan juventud con transgresión y ganas de cambiar las cosas haciéndose un hueco en el sector textil a pesar de la fuerte competencia. Estas son las historias de tres emprendedoras que un día decidieron iniciar sus sueños creando sus firmas de moda

Priscilla Ramírez, emprendedora de la firma Koker.

Priscilla Ramírez, emprendedora de la firma Koker. // Foto cedida por Koker

Emprendedores

EMPRENDIMIENTO EN MODA

nora-benito-bn

Nora Benito

La sostenibilidad, la variedad de tallas y las clientas como el centro de todo para hacer frente a las grandes marcas. Hablamos con tres emprendedoras del mundo de la moda que se están abriendo hueco en el sector textil y que cuentan con apuestas transgresoras, diferentes y para todas las tallas y mujeres.

MODA PARA “CLIENTAS VITALES”

Tras años trabajando en franquicias del sector textil, Eva Arinero, diseñadora y copropietaria de Lady Cacahuete ,decidió emprender y crear su propio proyecto. Ante el limitado arco de tallaje de las grandes marcas, esta firma surgió como una alternativa más en el mercado textil cuyo objetivo era vestir a mujeres en una amplia variedad de tallas.

Aunque sus comienzos no fueron fáciles, Eva siempre se vio atraída por el mundo de la moda desde que veía coser a su madre. Pero para ella, el centro de todo está en las clientas. Tal es así, que esta emprendedora textil siente su firma como una iniciativa que busca “que las clientas estimen las prendas tanto como se estiman a sí mismas”. Una marca de moda 100% made in Spain que con su colorida y alternativa ropa femenina viste a mujeres de 20 a 50 años.

Y es que, tal y como ella misma explica a BYZness, “se puede decir que nuestras clientas son desprejuiciadas y vitales”.

“TALLAJE PARA CHICAS REALES DONDE MANDAN LAS CLIENTAS”

Con el objetivo de ofrecer un “tallaje para chicas reales”, Priscilla Ramírez fundó Koker, una empresa española de moda femenina que buscaba ofrecer “combinaciones completas”. Para decidir qué modelos implantaba en sus tiendas, desde el principio tuvo claro que quienes “mandan” son las clientas. “Hemos cedido el bastón de decisión a nuestras clientas, por sus gustos, las tendencias, qué es lo que más reclaman y lo que más compran… obviamente todo bien medido y con números y datos sobre la mesa”, apunta Ramírez.

Bajo una filosofía de “partido a partido”, esta firma de moda made in Europe como su fundadora explica, cuenta con clientas de más de 40 años, “que no tienen por qué ir vestidas con ropa más lineal, cortes o patronajes más básicos. En el sector simplemente se les daba cuatro cosas donde elegir porque el resto no les valía”, subraya esta emprendedora, motivo por el cual decidió “cuidarlas”.

Exclusividad, renovación semanal de colecciones, ropa para todos los cuerpos (y no solo “maniquíes”), pocas prendas por modelo, servicio de personal shopper y precios asequibles son los pilares sobre los que se asienta esta marca femenina. Y es que, según las palabras de Priscilla Ramírez, “la moda es parte de nuestra vida y no una vida aparte”.

UNA APUESTA POR LA SOSTENIBILIDAD

Cada vez más consumidores son conscientes de que el modelo fast fashion de producción y consumo rápido no es sostenible. Y las marcas también lo saben: algunas de ellas ya apuestan por la sostenibilidad. Este es el caso de Uttopy, la firma de moda ética que visibiliza causas sociales con el objetivo de que distintas ONG puedan obtener más recursos para realizar su labor. En concreto, destinan cuatro euros por camiseta a estos fines.

Al frente de Uttopy se encuentra Inés Echevarría, quien se define como “una apasionada del emprendimiento social”. Centrada en las propuestas de las entidades sociales y el estilo de vida de las nuevas generaciones, surgió esta iniciativa con la idea de ayudar a través de la moda y juntar las tres pasiones de su creadora: diseñosolidaridad y sostenibilidad. “El objetivo de Uttopy es impulsar el activismo cotidiano y la solidaridad entre los jóvenes con un gesto tan simple como llevar una camiseta y compartir su historia”, explica Inés Echevarría a BYZness.

Convencida de que la sociedad debe participar como parte del cambio hacia la sostenibilidad del planeta, Uttopy apuesta por diseños para conectar con el público y elaborar colecciones con mensajes positivos que den visibilidad a diferentes causas. “Consideramos que la moda tiene todos los componentes para hacerlo: es una industria que debe transformarse por su impacto medioambiental, y es una plataforma perfecta para transmitir mensajes, que nos ayuda a la vez a proyectar una imagen personal vinculada a nuestros valores”, afirma Echevarría. Todo para que la moda sirva de altavoz hacia un mundo un poco más sostenible.

En este articulo: Emprendimiento

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando