elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

La fórmula del éxito del emprendedor ya no es secreta, ahora se comparte

Un nuevo concepto se abre paso en el ecosistema emprendedor: el de 'open-knowledge'. Los tiempos han cambiado y las startups de éxito, y sus líderes, ya no rechazan compartir sus conocimientos, sino que se prestan incluso a ejercer como mentores

Los emprendedores de éxito comparten cada vez más sus experiencias

Los emprendedores de éxito comparten cada vez más sus experiencias // Gerd Altmann / Pixabay

Emprendedores

TENDENCIAS EN EMPRENDIMIENTO

Fran Leal

Fran Leal

El ecosistema emprendedor lleva mucho tiempo mutando. Y ahora, estamos viviendo la incursión de un nuevo concepto: el de open-knowledge. Consiste en que “emprendedores de éxito forman just in time a otros profesionales de forma gratuita, compartiendo sus experiencias como parte de una estrategia de innovación en la cultura corporativa”, explican desde Bcombinator.

La época en la que las startups eran cerradas y guardaban con recelo sus datos y conocimientos, parece que empieza a quedar atrás, y compartir parece una muy buena idea. Aunque esta práctica de compartir conocimiento y consejos ya se venía practicando en el entorno emprendedor, “ha cambiado drásticamente, porque ahora puedes ir a un evento en el que Vincent Rosso, cofundador de Blablacar, te cuenta cómo consiguió penetrar en España con tan solo 500 euros para adquirir usuarios”, nos cuenta Yamilet Rivas, managing director de Bcombinator. Ellos son los que están instaurando este término de open-knowledge en nuestro país a partir de iniciativas como B-Table, un encuentro donde un emprendedor de éxito, en una entrevista con Erik Brieva (presidente de la comisión emprendedora del 22@ Network), desvela y comparte con los asistentes sus conocimientos y su experiencia a la hora de comenzar a rodar.

El valor social de compartir el conocimiento

Estas aportaciones de conocimientos y recomendaciones entre emprendedores, al fin y al cabo, conforman un entorno en el que todos los agentes ganan y acaba siendo cíclico. Como nos cuenta Rivas, “esta filosofía, junto con el hecho de que en España cada vez se impulsa más el emprendimiento, ha provocado que se aumente el número de personas que crean iniciativas, que son ayudados por ciertos emprendedores y que en el momento en el que ellos llegan al éxito, quieren devolver la ayuda que tuvieron en su momento y, por tanto, el ciclo vuelve a empezar”.

"Surge la magia"

De esta misma opinión es Rocío Álvarez-Ossorio, directora de EAE LAB, que nos confiesa cómo cuando te prestas a ayudar a los demás, “surge la magia” y comienza a expandirse esa actitud win-win para compartir y aprovechar “contactos, recomendaciones y experiencias” entre la propia comunidad.

Por su parte, Pedro Aceituno, profesor en Udima e investigador principal de InnovaCEF, nos ha contado cómo esta manera de entender el emprendimiento también la comparten e impulsan desde la universidad, y señala que el problema no radica tanto en la propia idea, sino “en llevarla adelante, porque si no eres capaz de desarrollarla se acaba quedando en un cajón. De ahí que compartir esté genial para encontrar la manera de superar barreras, como conocer bien al cliente u obtener financiación”. Además, envueltos en este ambiente de compartir conocimientos y facilitar esos primeros pasos, han tratado de aportar su grano de arena en el sector del periodismo. Concretamente, con artículos publicados en revistas científicas como Formación en emprendimiento para periodistas o Formación universitaria sobre el emprendimiento en proyectos empresariales de comunicación y periodismo. Con ello, buscan ese círculo virtuoso en un sector que también está viviendo toda una revolución y donde el emprendimiento también se presenta como una de las alternativas.

Las Administraciones como agente necesario

En cuanto al papel que juega lo público en todo esto, Álvarez-Ossorio destaca que “cada vez existen más foros especializados organizados por la Administración Pública, con el fin de fomentar el entorno emprendedor, también a nivel de orientación, y sí se van viendo más facilidades, incluso con temas de financiación”.

No obstante, queda mucho por hacer. Y aunque lo público vaya dando pasos en el impulso de este ecosistema, como nos comenta Aceituno, “en España, en cuanto a emprendimiento potencial, no terminamos de estar arriba; de hecho, no alcanzamos ni mucho menos la media europea”. Además, señala el profesor de Udima, es cierto que se están haciendo cosas al respecto, como potenciar las competencias emprendedoras, pero “existen una serie de barreras culturales, como es el miedo al fracaso en nuestro país, que supera incluso a los impedimentos que suponen los impuestos o la burocracia”.

En este articulo: Liderazgo Emprendimiento

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando