elPeriódico economía

Domingo, 26 de mayo del 2019

Economyz

PinkBootsSociety: las mujeres toman la industria de la cerveza artesana

Emprender no es fácil en general pero, en particular, puede ser más complicado para las mujeres que se lanzan a ello en ciertas industrias, como la de la cerveza

Pink Boots Society es una asociación de mujeres cerveceras. Cuenta con más de 50 socias en España.

Pink Boots Society es una asociación de mujeres cerveceras. Cuenta con más de 50 socias en España. // Foto cedida (PBS)

Emprendedores

Emprendimiento

agustina-barbaresi-bn

Agustina Barbaresi

La vida del emprendedor lleva aparejada muchos quebraderos de cabeza y renuncias. Por eso, resulta de mucha ayuda apoyarse en redes de networking o buscar asociaciones que puedan acompañar a aquellos que empiezan un nuevo negocio. En los últimos años, han surgido además grupos de apoyo a las mujeres emprendedoras y empresarias. Ya sean generales (como Anmeya o Fedepe), ya sean específicos de una industria en concreto. Un buen ejemplo es Pink Boots Society (PBS).

PBS es una asociación de mujeres cerveceras sin ánimo de lucro fundada en 2008 en EE. UU. Según explican desde la propia asociación, “se creó para ayudar, apoyar, animar, educar e inspirar a las mujeres que trabajan en la industria cervecera”. Se dividen en grupos (llamados chapters) por todo el mundo: actualmente tienen presencia en 10 países, incluyendo España. Cubren prácticamente todo el espectro de la industria: sus socias son productoras, distribuidoras, diseñadoras y/o investigadoras en el campo de esta bebida.

PBS llegó a España en 2017 de la mano de la cervecera Anna Hereu, su actual presidenta. Comenzó con 6 socias y actualmente ya son 50 en España (más de 2500 en todo el mundo), presentes en ciudades como Barcelona y Madrid, pero también Tarragona, Valencia, Pamplona, Cádiz, Las Palmas, Valladolid, Segovia, La Rioja… Bajo el sello PBS se pueden encontrar marcas como 90 VarasAlthaiaLluna e incluso Estrella Damm.

El arte de lanzar tu propia cerveza

¿Cómo es ser mujer emprendedora en el mundo de la cerveza? Lorena Bazán, vicepresidenta de PBS Spain y Directora del Barcelona Beer Challenge, explica que existe la creencia de que éste es un mundo de hombres, pero “precisamente este es uno de los estereotipos más comunes en este mundo cervecero, pero resulta que sobran argumentos para considerar que no. La mujer y la cerveza han estado vinculadas desde que el ser humano empieza a asentarse en comunidades y con, ello cultiva cereal. Pero conforme los años avanzan, se va manifestando una clara progresión que desfavorece al vínculo mujer-cerveza: al no tener acceso al trabajo en sectores industriales, al considerarse que las mujeres no podían alternar en las tabernas, al aparecer el marketing sexista…”, relata.

Sin embargo, en los últimos años muchas mujeres se han ido abriendo camino en el sector cervecero, “como consumidoras y también de forma profesional. La era de la comunicación, la sororidad y el empoderamiento femenino nos lleva no sólo a querer ser referentes para otras mujeres, sino que además luchamos por romper nuestro "techo de cristal" y por conseguir acabar con el sexismo en la publicidad de cerveza”, explica Bazán.

Para emprender en esta industria, hace falta una justa combinación de “interés, pasión y convicción ante el proyecto que vas a representar. Es un sector gratificante y agotador a partes iguales”, señala Bazán, que destaca la importancia de contar con redes de networking en las que poder apoyarse para crecer el negocio.

¿Una moda pasajera?

En los últimos años, se han multiplicado las referencias a las cervezas artesanas, que ya se pueden encontrar en cada vez más grandes superficies, bares y restaurantes. Pero desde el punto de vista de Bazán, aunque se perciba un auge “apoteósico” de esta forma de hacer y entender esta bebida, no es más que "una avalancha de información sensorial recibida en pocos años. Hasta hace aproximadamente una década, en nuestro país la cultura de la cerveza era prácticamente inexistente. Con la información, formación e interés estamos reconectando con los orígenes y sobre todo, con el modo de vivir las cervezas de otras culturas contemporáneas".

Pone como ejemplo la cultura que existe en países como Inglaterra, Bélgica o Alemania en torno a las tabernas (brewpubs en muchos casos). Son mercados en los que los consumidores “piden la cerveza por su nombre, por su estilo; y para ellos sería impensable imaginarse un bar donde todo el mundo que beba cerveza tenga el mismo líquido delante”.

Bazán utiliza el símil de lo que ha sucedido también en los últimos años con productos como el pan, en los que cada vez hay más tipos, nuevas elaboraciones y materias primas. Así, se trata de poder elegir un producto diferente en función de las necesidades que tenga el consumidor en cada momento.

Becas y formación para emprendedoras cerveceras

Una de las ventajas de las socias de PBS es el acceso a becas y formación. Funciona más o menos como una bolsa de empleo: se anuncian las becas, las interesadas hacen una solicitud y el comité de Selección de Becas de PBS (SSC, por sus siglas en inglés), asigna el programa formativo al perfil que mejor puede aprovecharlo.

“Por ejemplo, el año pasado, Alejandra Abeijon (cervecera asistente en Cerveses La Pirata) recibió la beca para asistir al Brewery Start-Camp. Este programa se ofrecerá gracias a la suma de recursos del Colegio de Estudios Extendidos de la Universidad Estatal de San Diego y Karl Strauss Brewing Co. Consistirá en una formación intensiva de 9 días en la Universidad Estatal de San Diego y en las cervecerías locales”, explica Lorena Bazán.

Este programa está pensado para profesionales del sector y en él se abordan todas las cuestiones necesarias para lanzar una cervecería: finanzas, marketing, proyectos de sistemas, gestión de salas de degustación y distribución. Desde PBS España se plantean importarlo y están en conversaciones con la Universidad de Alicante.

En cuanto a las formaciones, que ya están muy asentadas en EE. UU, esperan desarrollarlas más a lo largo de este año. “La idea es que cada miembro que quiera participar compartirá con las demás sus conocimientos en materias concretas: elaboración, análisis de producto, ventas, legislación, logística… porque, aunque muy poca gente lo percibe, llevarse una buena cerveza a la boca implica desarrollar a la perfección muchas fases complementarias y diferentes entre sí”, concluye.  

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando