elPeriódico economía

Lunes, 14 de octubre del 2019

Economyz

Deportes extremos: así es emprender en actividades de 'alto riesgo'

Para lanzar una empresa de este tipo se suele necesitar un capital inicial un 20% superior

Uno de los deportes de riesgo favoritos es el rafting

Uno de los deportes de riesgo favoritos es el rafting // Rune Haugseng (Unsplash)

Emprendedores

Nuevos negocios

ana-garcia-bn

Ana García Moreno

¿Sabías que asegurar el Circo del Sol cuesta entre un 25% y un 30% más que cualquier otro espectáculo? El principal motivo es el riesgo que conllevan sus actuaciones y también la alta cualificación que necesita su personal. Una situación que también se da en las empresas que ofertan servicios de deportes extremos o de aventuras, donde la actividad, ya de por sí, conlleva un riesgo adicional, y por eso emprender suele requerir algo más de financiación inicial.

De hecho, según explica Ramón Parra, socio responsable de emprendedores de la consultora Auren, “las sociedades que se crean en torno a los deportes de riesgo tienen muchas barreras de entrada y, si quieres hacer las cosas bien, va a ser muy costoso, no sólo por los seguros, sino también por el personal especializado”.

De este modo, Parra asegura que una empresa de estas características va a necesitar un 20% más de capital que una Sociedad Limitada (S.L.) normal. Y es que como él mismo cuenta, “tienes que registrarte en actividades de alto riesgo, a lo que se suma el seguro de responsabilidad civil y mercantil. Esto hace que el coste medio para empezar una compañía de este tipo sea de unos 10.000 ó 12.000 euros, mientras que otras S.L. oscilan entre los 3.000 y los 4.000”.

Además, los seguros deberán ser más fuertes de lo habitual. “Hay que tener un seguro de responsabilidad potente y de accidentes”, explica Jesús Herrera, director de Valencia Adventure, una compañía de deportes de aventura que opera en el Parque Natural del Turia, en Valencia. Entre sus actividades se encuentran los recorridos en kayak, los descensos de rafting, el barranquismo acuático, la escalada o las rutas a caballo, entre otras.

Precisamente, por trabajar en este tipo de entornos naturales se exige una licencia especial. Del mismo modo, estas compañías deberán trabajar conforme a lo que dicta la legislación en materia de empresas de turismo activo, además de seguir la ley de prevención de riesgos y de protección de datos.

Gestión de los materiales y de los Recursos Humanos

Si todo lo anterior tiene que cuidarse al detalle, también es fundamental vigilar la parte logística y de gestión del personal para evitar cualquier riesgo mayor. “Tienes que gestionar muchos recursos y materiales que deben estar homologados y en buen estado de funcionamiento”, asegura Herrera.

Por otro lado, los trabajadores deben estar debidamente preparados y contar con conocimientos de primeros auxilios. “El personal que trabaja en una empresa así suele ser técnico medio o superior en actividades deportivas, cada uno con su especialidad, o en conducción de actividades en el medio natural”, cuenta Herrera.

Una de las problemáticas que encuentran muchas de estas compañías es la estacionalización con la que trabajan, es decir, existe mucha diferencia de flujo de actividad entre la temporada baja y la alta, por eso Herrera recomienda tener muy bien establecidos los trabajos que se deben hacer en cada una de estas temporadas de cara a la gestión del personal.

Delimitar las responsabilidades

Vivir día a día con el riesgo no es fácil, por eso y para evitar cualquier problema, es fundamental “definir muy bien las funciones de cada parte de la cadena”, cuenta Parra. Es lo que se denomina el compliance. Es decir, se trata del conjunto de procedimientos y buenas prácticas que las organizaciones deben adoptar para identificar y clasificar los riesgos operativos y legales a los que se enfrentan y establecer mecanismos internos de prevención, gestión, control y reacción frente a ellos. Así por ejemplo, tal y como asegura Parra, “en deportes de alto riesgo no se puede responsabilizar al dueño de la empresa que el monitor ha puesto mal un arnés, si en el compliance se define que la responsabilidad es del monitor”.

De este modo, conocer las responsabilidades y los costes de montar una empresa de este tipo es fundamental para llegar a buen puerto.

En este articulo: Emprender Emprendimiento

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando