elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Empleo: la movilidad interprovincial alcanza el 14%

Más de 3 millones de los contratos de trabajo firmados en 2018 contemplaban el traslado de una provincia a otra. Esta condición, unida a la temporalidad y la devaluación salarial, tiene mucho impacto a la hora de diseñar nuestro proyecto vital

Pasajeros en el aeropuerto de El Prat. Foto de archivo.

Pasajeros en el aeropuerto de El Prat. Foto de archivo. // Albert Bertrán (EL PERIÓDICO)

Empleo

TRABAJAR EN OTRA PROVINCIA

Fran Leal

Fran Leal

Hacer las maletas para ocupar un puesto de trabajo en otra provincia es algo más común de lo que podría parecer en un primer momento. Tanto es así que, según un análisis llevado a cabo por Randstad, a partir de los datos del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE), el pasado año 2018 se batió el récord de contratos de trabajo que implican movilidad interprovincial.

Una tendencia frenada por la crisis

Según indican las cifras, con la entrada del milenio comenzó una tendencia claramente alcista en la movilidad laboral. En cambio, la llegada de la crisis económica frenó esa escalada hasta 2012, cuando se restableció un crecimiento imparable. En 2018, último año completo del que se tienen datos, se rompieron todos los registros hasta la fecha, con 3.115.364 contratos que contemplaban esta condición. En cuanto a la tasa de movilidad, ha alcanzado el 14%, que supone también la más alta de la historia.

Diferencias entre sectores y Comunidades

El análisis llevado a cabo por Randstad desvela además cuáles son los sectores más afectados por esta movilidad. En el agrícola es en el que más abundan, con el 24,5% de todos los contratos del sector. Le siguen el de la construcción, con un 17,2%; el sector servicios, con un 12,2%, y el industrial, con un 10,2%.

Ahora bien, del total de contratos firmados el pasado año que contemplan la movilidad interprovincial, el sector servicios barre al resto, con un 61,4%, seguido de lejos por el agrícola (24,1%).

La comunidad autónoma con mayor tasa de movilidad de este tipo en 2018 fue Castilla-La Mancha (28,1%). La Rioja (26,3) y Castilla y León (18,6%) cierran el podio, aunque 9 Comunidades más están por encima de la media del 14 por ciento. Cierran la tabla Cantabria (10,9), Asturias (8,2) y Canarias (7,1%).

Trabas en el proyecto de vida

Los empleados más jóvenes son los que más tienen que hacer frente a estos traslados por motivos de trabajo. Y el crecimiento de esta tendencia pone encima de la mesa una problemática que está candente más allá de las cifras: ¿cómo establecer un proyecto de vida estable en estas condiciones?

Al respecto, Alejandro Godino, investigador en el ámbito de las relaciones de empleo y el mercado de trabajo de la Universitat Autònoma de Barcelona, expone que “ha existido tradicionalmente en España una mayor tendencia a que los trabajadores menores de 30 años experimenten movilidad interprovincial”, con vistas a mantener su ocupación. Esto, a su parecer, guarda una estrecha relación con que aumente la estabilidad laboral “según aumenta la edad”. 

Además, hay que tener en cuenta que unos sectores están más afectados por la movilidad que otros, “como la hostelería, si bien el sector agrícola, la construcción y la población extranjera son estructuralmente impactados por ello”, apunta Godino. 

Como veíamos en los gráficos, la crisis económica también dejó su huella en la evolución de este tipo de contrato, y “estas tendencias se están modificando en el denominado ‘periodo post-crisis’, en el que se diversifican en otros sectores y ocupaciones más cualificadas, a pesar de tener un impacto fundamental en ocupaciones de baja cualificación”, resalta el investigador. 

Por último, cabe destacar que a la movilidad territorial hay que añadir otros factores que se han acentuado en esta etapa de recuperación y que suponen unas trabas considerables de cara a asentarse en una localidad y forjar un proyecto de vida férreo. Y es que, “la temporalidad que acompaña estas circunstancias, junto a la devaluación salarial del mercado de trabajo español de los últimos 5 años dificultan el arraigo territorial y las posibilidades de dedicar una parte de los ingresos y del tiempo disponible al proyecto familiar”, concluye Godino.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando