elPeriódico economía

Jueves, 14 de noviembre del 2019

Economyz

¿Importa qué palabras utilizas en una entrevista de trabajo?

Un reciente estudio de LinkedIn refleja que hombres y mujeres no utilizamos ni reaccionamos igual ante determinados términos. Las empresas deben tomar nota y fomentar la diversidad en sus equipos

Como reza el informe de LinkedIn, el lenguaje sí importa 

Como reza el informe de LinkedIn, el lenguaje sí importa  // StartupStockPhotos (Pixabay)

Empleo

EMPLEO

BYZness

Redacción BYZness

La producción académica relacionada con el lenguaje y el pensamiento es inmensa, por no decir que es un asunto al que llevamos toda la historia dándole vueltas. La selección de las palabras que decimos, en detrimento de otras, sí importa, y en el mundo laboral también. 

En una reunión con un superior, alguna figura externa a la compañía o simplemente con alguien con quien no tenemos mucha confianza no utilizamos los mismos términos que empleamos con nuestros amigos, familiares o compañeros de trabajo más íntimos.

Entorno profesional

Tener claro que el lenguaje que empleamos es determinante también resulta vital en el ámbito laboral. LinkedIn ha publicado un informe sobre diversidad de género, El lenguaje importa, con el que se demuestra que esa elección de palabras en el entorno profesional determina la experiencia laboral y la forma en la que hombres y mujeres solicitan un empleo y afrontan una entrevista. Una de las claves que destaca el estudio es la diferencia existente entre ambos géneros a la hora de describirse a sí mismos durante el proceso de reclutamiento.

desde las propias compañías, cuidar el lenguaje es también muy importante, porque gracias a ello se puede fomentar aspectos como la diversidad, la inclusión, la innovación y, al fin y al cabo, el éxito.

De hecho, el principal dato que se desprende del informe es que el 44 por ciento de las mujeres declara que no solicitaría un empleo cuya descripción incluyera la palabra “agresivo”, frente al 33 por ciento de los hombres. Otra palabra que no provoca precisamente interés en ellas es “exigente” cuando se emplea para describir el lugar de trabajo. El 29 por ciento de las encuestadas así lo afirma.

No nos describimos igual

¿Cómo nos describimos a nosotros mismos en una entrevista? Pues bien, según el informe de LinkedIn existen diferencias entre hombres y mujeres. Si bien es cierto que tanto unos como otras gustan de utilizar “trabajador”, “bueno en mi trabajo” o “seguro de sí mismo”, ellas tienden a emplear términos más subjetivos, como “abierta”, “comprensiva” o “agradable”.

Por otra parte, tanto hombres como mujeres reaccionan positivamente al ser descritos con un lenguaje definitivo como “poderoso” o “de carácter fuerte”, aunque ellos tienden a emplear más el de “poderoso” al hablar de sí mismos.

También diferimos en lo que respecta a los beneficios del trabajo. Según el estudio, las mujeres son quienes más apuestan por la cultura corporativa, con posiciones que promueven el trabajo flexible (60 por ciento), trabajar desde casa (30 por ciento) o los beneficios médicos adicionales (45 por ciento).

Nos importa la imagen que damos

En el mundo laboral, aquello de “no me importa lo que digan o piensen” no es muy recomendable. Cómo nos ven, nos importa, y mucho. Las chicas son el doble de propensas que los hombres a ser vistas como perfectas, entusiastas, interesantes y fiables.

Pero, aún hay datos más abultados, como que ellas son el triple de proclives que ellos a decir que son organizadas, o que son también cuatro veces más tendentes a querer que digan de ellas que son colaborativas.

Dejar una buena impresión es también más importante para ellas, concretamente un 40 por ciento más. Y les agrada ser percibidas como cualificadas, inteligentes y capacitadas.

Y, ¿quiénes son más ambiciosos? Pues prácticamente hay un empate técnico. El 19 por ciento de los hombres se considera ambicioso, mientras que en ellas alcanza el 21 por ciento.

Con todos estos datos, desde LinkedIn apuntan la necesidad de adaptación de las empresas a esta distinta forma de concebir el lenguaje entre hombres y mujeres, para poder conformar equipos basados en la diversidad de género.

En este articulo: Búsqueda Empleo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando