elPeriódico economía

Lunes, 23 de septiembre del 2019

Economyz

Sobrecualificación: cuando tu CV es demasiado bueno

El 49% de los empleados ocupa un puesto de trabajo para el que están sobrecualificados

Sobrecualificación: cuando tu CV es demasiado bueno

Unsplash

Empleo

Trabajo y formación

Marta Gracia

Marta Gracia

España es un país de universitarios. Cada vez hay más jóvenes que se matriculan en alguna universidad española. En el curso 2017-2018, el total de matriculados fue de 1,29 millones de estudiantes, un 0,5% más que el año anterior, según los datos del Ministerio de Educación. Sin embargo, hay un problema cuando salen al mercado laboral y es que según Adecco e Infoempleo, el 49% de los empleados ocupa un puesto de trabajo para el que están sobrecualificados.

Pilar Llácer, responsable de carreras profesionales de EAE Business School, quiere dejar claro que estar sobrecualificado no es algo negativo. “La formación siempre es buena y ayuda a encontrar trabajo”, explica Llácer. No obstante, matiza que a los mejor estos trabajadores sobrecualificados “no puedan optar a un mercado laboral que sea más amplio o que tenga más problemas para poder revertir todo lo que él ha estudiado”. 

Una de las razones por las que los jóvenes eligen estudios superiores para completar su formación es porque el número de parados es menor. Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre, la tasa de parados entre aquellos que tienen estudios superiores es del 8,8%, por debajo de la tasa general que está en 14,7%. En el otro lado, la tasa de paro entre los que solo cuentan con educación primaria es del 26,27%.

Desde Adecco e Infoempleo, apuntan que la respuesta al problema del paro parace la formación, pero matizan que “no cualquier tipo de formación”. Y añaden que este es otro de los principales escollos del mercado laboral español: la sobrecualificación. España se encuentra entre los países de la OCDE con mayor número de titulados superiores, pero el 49% ocupa un puesto de trabajo para el que están sobrecualificados. Una muestra de la saturación de determinados perfiles formativos que existe en nuestro mercado de trabajo y que, en demasiados casos, aboca a los titulados en esos estudios al subempleo.

Más contacto estado-empresa y educación

De esta manera, aseguran que se necesita actualizar “de forma urgente las políticas públicas para hacerlas más eficientes y eficaces”, repensar el mundo educativo -especialmente la universidad-, y poner en marcha programas formativos que incluyan, además de conocimientos técnicos o específicos, otros aspectos transversales que preparen a las personas para carreras profesionales en las que intercalarán periodos de formación, empleo, desempleo y autoempleo. “Si continuamos así, habrá personas que no consigan encontrar trabajo y personas sobrecualificadas ocupando puestos que no les corresponden, una situación que terminará generando problemas desde el punto de vista social y político”, advierten.

Llácer explica que tendría que haber más relación entre universidad, empresa y estado. “No me vale de nada que alguien estudie un grado de 3-4 años y luego no pueda aplicar el conocimiento a ese trabajo”, apunta. Pilar Llácer apunta que lo más demandado por parte de las empresas son las competencias, “quiero gente que sepa hacer las cosas, no solamente que conozca cómo se hacen”.

La responsable de carreras profesionales de EAE Business School reconoce que en los estudios españoles se ha mejorado bastante la practicidad en todas las etapas educativas “se ven más casos prácticos y se trabaja más en equipo”. Y añade que no solo se le deben inculcar los conocimientos a los alumnos sino también las competencias que luego van a necesitar en las empresas. 

La FP como salida para la empleabilidad

Pilar Llácer afirma que sí que hay una obsesión por tener un título universitario, y viene de nuestra propia historia, “porque nuestros padres y abuelos no tuvieron esa facilidad”. Explica que un título universitario da más posibilidades de trabajo que alguien que no tenga título, “lo que no puede es asegurarlo”. Y añade que la formación profesional es la gran denostada en nuestro país y “brinda muchas posibilidades a un mercado laboral como el actual”.

La responsable de carreras profesionales de EAE Business School asegura que FP es muy bueno porque te da el conocimiento técnico y práctico: “Es una formación que tiene la empleabilidad asegurada”. Por ello pide al Gobierno que se inculque más la posibilidad de estudiar una FP, porque “el cambio es lento, ya que la mentalidad tarda más en adaptarse a los nuevos modelos”. 

¿Cómo preparar un cv para un trabajo para el que estás sobrecualificado?

Macarena Serrano, profesora de CEF-Udima y directora comercial de Lee Hecht Harrison, señala que hay que tener claro lo que uno quiere del mercado laboral, lo que se puede hacer. “La clave es trasladar al mercado dónde están tus logros, para qué te pueden contratar y que trabajo puedes realizar”, apunta Serrano.     

La profesora deja muy claro que el currículum es la foto que quieres mandar al mercado y asegura que “jamás hay que mentir ni esconder nada”. Por ello, destaca que el currículum hay que hacerlo de una forma estructurada y esquemática resaltando lo que le quieres decir al mercado, “hay que resaltar de lo que tu quieres trabajar”, a pesar de que haya más experiencia o formación: “Contemos a los responsables de contratación que estamos preparados para hacer ese trabajo”. 

Asimismo, Macarena Serrano asegura que el currículum debe mostrar coherencia y actitud. “El ansia de querer trabajo nos hace mentir tanto por arriba como por abajo, pero eso no nos beneficia”, puntualiza. De esta manera, reitera que hay que destacar toda la formación que esté relacionada con el puesto de trabajo “y lo demás dejarlo en esquemático”. “El éxito está en no mentir en el cv y decirle al mercado que tu estás preparado para ese trabajo. Tener una actitud de que es eso lo que quieres”, concluye la profesora.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando