elPeriódico economía

Lunes, 23 de septiembre del 2019

Economyz

Trabajo sí, pero no en todas partes: algunas ciudades no tienen las mismas ofertas

Barcelona y Madrid engloban la mayor parte de las ofertas del mercado laboral. Se puede hablar de recuperación, porque las ofertas aumentan un 16%, pero no de forma homogénea

Desempleados, en fila fuera de una oficina de empleo en Madrid

Desempleados, en fila fuera de una oficina de empleo en Madrid // AP Photo/Paul White (AP)

Empleo

MERCADO LABORAL

Marta Gracia

Marta Gracia

La recuperación del mercado laboral ha llegado a España. En 2018, las ofertas de trabajo aumentaron un 16% respecto al año anterior, según los datos de Adecco e Infoempleo. El número de parados desciende mes a mes, aunque todavía sobrepasa los 3 millones de personas y la tasa de paro se encuentra en el 14,7%. Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre, el empleo creció en 596.900 personas (un 3,16%) en los 12 últimos meses. Sin embargo, la recuperación no es igual en todas partes.

Uno de los rasgos característicos de la distribución regional de la oferta de empleo en España es su alto grado de concentración. En este sentido, en 2018 se mantiene la tendencia a la concentración geográfica de la oferta alrededor de las comunidades con mayor potencial empresarial e industrial, agudizándose el fenómeno en torno a dos únicas CCAA durante el último año: Madrid y Cataluña.

“La acumulación de más de la mitad de la oferta (51,5%) en torno a estas dos únicas regiones es una clara muestra del debilitamiento de la estructura regional que padece el mercado de trabajo español”, señalan en el informe de Adecco e Infoempleo. Santiago Soler, secretario general de Adecco, explica que hay cuatro puntos importantes en el mercado laboral y uno de ellos es la polarización del mercado. “Hay gente que se está enganchando a la recuperación laboral, pero hay gente que se está quedando fuera y genera desigualdad”, puntualiza Soler.

Y añade que las administraciones públicas tienen que actuar para poder “luchar” contra la concentración laboral. “Es importante tenerlo en cuenta, sobre todo a la hora de hacer políticas de empleo e industriales”, explica. Santiago Soler resalta que “la globalización tiene su parte mala, sobre todo para la deslocalización”.

Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo, se muestra optimista con el mercado laboral: “Se está creando empleo, se ha incrementado el número de ofertas de empleo y desde el año 2013 vamos creciendo”.  Guelbenzu asegura que “el mercado se consolida”. No obstante, matiza que sí que hay que analizar es lo que está pasando con los algo más de 3 millones de parados. Lamenta que el 70% de los parado no recibe ningún ingreso y que subsisten gracia a  familiares y amigos.

Extremadura es la comunidad autónoma con mayor tasa de paro de España (sin tener en cuenta las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla) con un 22,52%. En contraposición con Navarra y País Vasco, que tienen una tasa de paro del 8,19% y 9,62%, respectivamente. El importante nivel de concentración percibido a nivel regional también se hace extensivo a una escala provincial, existiendo comunidades autónomas en las que la oferta se concentra en solo alguna de las provincias que la componen. Los casos más representativos se encuentran en Barcelona, que engloba el 86’55% de la oferta de Cataluña, o Zaragoza, que aglutina el 80,1% de las ofertas de empleo en Aragón.

ESPECIALIZACIÓN REGIONAL

El nivel de especialización regional está determinado en primer lugar por el número de sectores que concentran la mayor parte de la oferta. Se habla de una elevada especialización regional cuando coexisten un número muy reducido de sectores en una misma región que concentran la mayor parte de la oferta.

En el caso contrario, un número muy elevado de sectores con participaciones reducidas determinan una región con una baja especialización. Entre las regiones con una mayor especialización destacan Canarias e Islas Baleares. En estas dos comunidades el grado de especialización está condicionado por el elevado peso relativo del sector de hostelería y turismo en el conjunto de su oferta de empleo, próximo al 32% en Canarias y superior al 22% en el archipiélago balear.

Las comunidades autónomas que muestran una especialización regional muy inferior a la del conjunto de España son Madrid, Cataluña y Castilla-La Mancha. Este equilibrio lo alcanzan por la contribución de un mayor número de sectores a la oferta de empleo.

Jorge Guelbenzu explica que en 2014 había en España una concentración de vacantes en ciertas localizaciones. De hecho, en ese año el 54% de las vacantes eran en ciertas localizaciones, pero en este 2018, se concentran el 62% de las vacantes en algunas ciudades. “Vemos que destaca Madrid y Cataluña que acaparan 3 de cada cuatro ofertas de empleo en nuestro país”, explica.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando