elPeriódico economía

Lunes, 23 de septiembre del 2019

Economyz

Cosas a tener en cuenta para gestionar un cambio de trabajo

El miedo y la incertidumbre es uno de los principales factores que frena a los trabajadores a la hora de cambiar de empleo, aunque no estén a gusto en su puesto. Hablamos con Ale Furvis, especialista en gestión del cambio

Cosas a tener en cuenta para gestionar un cambio de trabajo

Tim van der Kuip//Unsplash

Empleo

ENTREVISTA ALE FURVIS, EXPERTA EN GESTIÓN DE CAMBIO

Lidia Alvarez Byzness

Lidia Álvarez Vellido

Según una encuesta de Randstad, el 27,5% de los trabajadores españoles se plantea cambiar su empleo, siendo los mayores de 45 años los que más claro lo tienen.

En este sentido, el informe anual ‘Randstad Employer Brand Research 2019’ desprende que una remuneración demasiado baja, la falta de oportunidades de crecimiento profesional, así como de conciliar la vida laboral y personal; son los principales factores por los que los trabajadores podrían dejar una empresa.

En este sentido, Ale Furvis, emprendedora y coach para profesionales creativos, coincide en ciertos factores como son la falta de avance profesional o la falta de motivación y añade la incoherencia de los valores con los que trabaja la compañía y los del propio trabajador, falta de motivación o simplemente, no sentirse a gusto en el entorno laboral.

En el caso de estar en algunos de estas situaciones, la experta aconseja “alejarnos de este ambiente de trabajo de forma temporal o definitiva”, pero ¿Cómo podemos hacerlo?

¿Por qué nos cuesta dar el paso?

El miedo e incertidumbre a una situación desconocida es una de las principales causas por las que ‘pensamos y repensamos’ realizar un cambio en nuestra carrera profesional, un sentimiento “que forma parte de nuestra naturaleza y es necesario para sobrevivir, pero también hay que hacerle frente”, asegura Furvis.

Asimismo, añade que este enfrentamiento a nuestros sentimientos por cambios de situaciones es algo que se viene dando en las nuevas generaciones, las cuales han nacido en una época en las que estas renovaciones se dan por hecho y se asumen como algo normal.

“Los seres humanos somos animales de costumbres y nos tenemos que adaptar a este nuevo paradigma impredecible, complejo, conectado y en el que todo está acelerado, explica la experta, quien pone como ejemplo los trabajadores que se jubilaron hace unos años, los cuales “no sabían qué hacer una vez dejaron de trabajar, es decir, habían perdido su identidad como personas más allá de lo laboral”.

A pesar de este cambio generacional, Furvis asegura que el miedo sigue existiendo, por lo que aconseja seguir unos pasos, basados en el Design Thinking, antes de realizar un cambio laboral.

Pasos para gestionar un cambio profesional

A la hora de un cambio, Ale Furvis aconseja tener en cuenta varios factores “y más en la época en la que vivimos que todo tiene demasiada incertidumbre”.

  • Esquema mental de la situación: Definir la situación inicial y pensar cuáles son los objetivos del cambio, qué nos empuja a ello o qué inquietudes tenemos es el primer paso que dar. Para ello, la experta en cambios propone hacerse preguntas positivas y abiertas como ¿Cómo podríamos…?,  ¿Qué necesito para…?
  • Empatizar con uno mismo: Tener en cuenta las emociones que tienen que ver con la situación actual, es decir, observar cómo nos sentimos sin valorarlo como bueno o malo y “a partir de aquí comenzamos a definir la situación que deseamos”.
  • Definir el punto de partida: Plantearse el cómo me gustaría sentir con la situación que estoy planteando lleva a comenzar a definir la situación que deseamos a través de un mapa de definición y aclarar las preguntas clave como son las del por qué, para qué y el cómo.
  • Establecer ideas: Una vez definidas estas preguntas debemos trabajar sobre las posibles ideas y formas de alcanzar nuestro objetivo. “Uno de los ejercicios que se usan en este momento es preguntarte qué haría en tu lugar diferentes personas o personajes que son referentes para nosotros como podría ser nuestro abuelo o el personaje de nuestra serie favorita”, señala Furvis.
  • Hacer prototipos: “No puedes saber si una idea es buena, hasta que no la lleves a la práctica: esto vale en el diseño como en la vida” apunta Ale Furvis “así que mi recomendación es pensar en grande, actuar poco a poco, hacer muchas pruebas de bajo coste, y fracasar para aprender, uno de los errores que cometemos es buscar la perfección, y eso no existe”
  • Ensayar: En esta fase, la experta aconseja planificar los ensayos, observar y tomar nota de todo lo que sucede antes, durante y después, sobre todo a nivel interno,"ya que el elemento clave aquí es tener el foco puesto en el proceso, sin olvidar de cuidar de uno mismo, para superar cada etapa del cambio que se presente”.

Ale Furvis (Infografía cedida)

En este articulo: Búsqueda Empleo Desempleo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando